Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en la instalación de la 45 Asamblea Ordinaria de Afiliados de la Asociación Nacional de Medios de Comunicación (Asomedios)

Asamblea General Ordinaria de Afiliados de Asomedios, medios de comunicación, coronavirus, empleo, economía, economía naranja, i

Bogotá, 31 de julio de 2020.

 

Quiero decirles a todos que es para mí un verdadero honor, acompañarlos en este encuentro.

Yo quiero empezar, doctor Tulio (Ángel, presidente de Asomedios), por agradecer. Yo creo que este es el primer mensaje que yo quiero compartir. Agradecerles a los medios de comunicación que, en su independencia, en su fuero, han contribuido de manera eficaz y patriótica a enfrentar la pandemia del covid-19.

Sea esta la ocasión para decirles que nuestro espacio de Prevención y Acción como un instrumento de información a la ciudadanía, y que ha tenido ese solo propósito, informar, traer médicos, expertos, presidentes de otros países, directores de organismos internacionales, alcaldes y gobernadores, ha podido mantener una información precisa, transparente y certera gracias al apoyo que ustedes que nos han brindado.

Y creo que eso será un hito en la historia de la comunicación en nuestro país, que en el momento más crítico que ha vivido la humanidad desde la segunda guerra mundial, nosotros tenemos hoy un sentido de trabajo en equipo.

Y quiero de verdad, agradecerles a ustedes el esfuerzo, no solamente por acompañarnos sino por permitirnos llegar a la familia colombiana con información relacionada con el covid-19, pero que cubre los mensajes de autoprotección hasta los mensajes de atención con los programas sociales del Estado y las reglamentaciones que se requieren para una situación tan compleja.

Quiero, también, expresar, que tengo como Presidente, no solamente un gran respeto por los medios de comunicación sino que creo, además, que tienen un papel fundamental en una democracia, en la formación de opinión en el ciudadano.

Y, creo también que uno de los retos grandes que tiene nuestra historia reciente es, justamente, poder diferencias lo que son medios de comunicación, como ustedes. Medios formados a través de los años, medios independientes, medios que tienen una vinculación clara con el objetivo de la información veraz, y, por supuesto, lo que son hoy otras herramientas de comunicación, algunas mal llamadas, medios informativos que lo que hacen promover la desinformación y las noticias falsas.

Este es un reto en el mundo y lo vemos en todas las democracias. Pero, por eso, exaltar y poder valorar y diferenciar lo que ustedes hacen, también, es fundamental en estos momentos para que los ciudadanos puedan de su mano poder encontrar la verdad y formarse un criterio propio y un criterio objetivo. Por eso, también, quiero destacarlo hoy.

Y, si me permiten, yo quiero que nosotros entendamos que el reto que se vive hoy en el mundo es enorme. Y es siempre importante hacer la reflexión del momento en el que nos encontramos.

Estamos ante una pandemia, la primera gran pandemia de la globalización. Hemos tenido en los últimos 10 años incidentes, complejos como el SARS o el del ébola, que afortunadamente no escalaron al punto de ser pandemias. Tuvimos la pandemia del H1N1, una pandemia, quizás, menos compleja que el covid-19.

Y el único antecedente similar era el de la crisis de 1918, 1919, cuando se presentó la peste española que se originó en los Estados Unidos y que, inclusive, sin la existencia de aeropuertos llegó al altiplano Cundiboyacense y trajo estragos dramáticos, cuando el país no tenía capacidades de atención médica lo suficientemente robustas y eran, más bien, bastante precarias.

Hoy, enfrentando esta coyuntura, nos damos cuenta las ramificaciones. Enfrentar esta pandemia ha traído consecuencias económicas, ha traído consecuencias en el comercio, en la movilidad, en el turismo. Y, por supuesto, también, en los medios de comunicación.

Entre otras cosas porque la afectación económica, la afectación en las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, también, repercute sobre la inversión que se hace para divulgar a través de los medios de comunicación.

Y eso hace que el reto sea un reto multidimensional. Y estamos acá para decir que queremos con ustedes enfrentar esta situación con el solo propósito, también, de defender un pilar de la democracia, un pilar del Estado Derecho, pero también, un sector económico y social.

Economía naranja y medios de comuncación

Hemos dicho a lo largo de muchas presentaciones que este un Gobierno que cree en la economía naranja, que cree en el patrimonio ancestral, que cree, además, en las creaciones funcionales, que cree en los medios y qué cree, también, en los vehículos complementarios relacionados con manifestaciones de artes escénicas, de artes plásticas, de artes digitales.

Pero el componente de los medios ha estado presente siempre en nuestra concepción de la economía naranja, porque los medios, cada vez, son más convergentes y tienen que ver con editores, con diagramadores, con diseñadores, con escritores.

Tiene que ver, también, con periodistas, tiene que ver con personas que están en la producción, la postproducción, la edición. Y ahí estamos hablando de empleos que son importantes por su naturaleza y son importantes también por la escalabilidad que le da la vida digital.

Por eso, mi mensaje para usted, doctor Tulio, es que queremos que los medios comunicación, que comparten economía naranja, se sientan parte de la economía naranja y participen, también, en los componentes de desarrollo de la economía naranja.

El 20 de julio, cuando anunciamos nuestro Compromiso con Colombia, hablamos de entregar en términos de incentivos para los próximos dos años, 2.1 billones de pesos que tienen qué incluir en proyectos de la economía naranja que generen empleo, que generan valor agregado.

Y lo hicimos también con la concepción de extender beneficios existentes, por ejemplo, para el sector cinematográfico, a toda la cadena audiovisual y a todos los servicios audiovisuales.

Pero, también, extender los beneficios de la economía naranja a todos los sectores que la componen y que quedaron planteados así, también, en la ley de crecimiento económico, en lo que son los sectores afines y de valor agregado creativo, para que también puedan contar, entre otros, con los beneficios de impuesto de renta para las nuevas creaciones.

Y, también, en lo que corresponde a los créditos tributarios y a diferir pagos tributarios y, también, a recibir anticipos de renta y de IVA, que tenían acumulados correspondientes a saldos a favor .

Todo esto lo digo, porque reconociendo la independencia que debe tener los medios y reconociendo, también, el papel que juegan dentro la industria creativa, esos escenarios están abiertos y queremos que sean aprovechados.

Y por eso, también, mi invitación, doctor Tulio, es a que con la Ministra Karen Abudinen, con el doctor Hassam Nassar –que está aquí con nosotros–, con el doctor Víctor Muñoz y con el Ministerio de Cultura definamos muy bien cuáles son esos vehículos para que puedan presentarse los proyectos a esta convocatoria de incentivos, que es la más grande que haya tenido en nuestro país el sector cultural y creativo.

Lo otro tiene que ver con los estímulos sectoriales y los retos sectoriales. Es cierto que estamos viviendo una era digital que le ha traído muchísimos retos a los medios tradicionales, que han tenido, también, que migrar hacia nuevas plataformas y nuevas tecnologías.

Yo todavía recuerdo un libro publicado hace aproximadamente unos 8 años con el nombre Newsonomics, donde se planteaba que la vida de la movilidad digital con los teléfonos inteligentes iba a cambiar por completo el acceso a los medios.

Y, de hecho, las suscripciones, también, han cambiado, y los vehículos y las promociones han cambiado. Pero nosotros, también, queremos participar ahí, en que ésta sea una agenda sectorial y que no se entienda que apoyar una agenda sectorial, busca, desde ningún punto de vista, minar la independencia los medios. Pero que se entienda que como industria creativa queremos participar, contribuir y, también, ver crecer su generación potencial de empleo a partir de esas herramientas de virtualidad.

Que no, necesariamente, van en contra de los patrones tradicionales. Y me refiero puntualmente, a los medios impresos. Ahí, también lo que se busca es mantener la naturaleza, pero poder acompañar los desarrollos empresariales hacia la estructura digital.

Una inversión pedagógica

Y, quiero, también, decir que estamos con la Ministra Karen Abudinen buscando esa evaluación de las reglas de juego que van cambiando con el tiempo, donde lo que queremos es mejor oferta, mejor calidad, mejor acceso y más crecimiento.

Y en lo que corresponde al Estado, porque eso, también, es importante decirlo, hay que empezar a tener una conversación sincera y franca, para que no tengamos discusiones que muchas veces terminan llegando es a una órbita demagógica. Y es que la palabra pauta termina tergiversada y termina en un ambiente peyorativo.

Yo más que hablar de pauta, coincido con lo que ustedes han dicho hoy. Sobre todo, en momentos donde estamos en medio de una pandemia y donde tenemos que cambiar mensajes hacia la ciudadanía que se traduzcan en cambiar hábitos.

Y, es que, tan importante como las medidas que se toman por el Gobierno Nacional y los Gobiernos locales, tan importante como las pautas de bioseguridad, tan importante como el distanciamiento físico, tan importante como el uso del tapabocas, es que tengamos una inversión certera, bien focalizada para hacer una pedagogía permanente a los ciudadanos en esta coyuntura.

Y que no hablemos de pauta, sino que hablemos de lo que deben ser las inversiones en pedagogía comunicativa. Porque yo lo veo todos los días, hacemos esfuerzos, trabajamos con los alcaldes, con los gobernadores, con ustedes.

Y, yo me atrevo a decir, el esfuerzo ha sido grande. Y la demostración más eficaz es cuando estamos en las calles. O como lo viví ayer, que nosotros estábamos llegando a Natagaima (Tolima) a entregar 95 kilómetros de la Unidad Funcional 3 de esa conexión que va de Neiva (Huila) al Espinal (Tolima) y veíamos a la comunidad, inclusive a personas vulnerables, con su tapabocas, con el distanciamiento, que estaban, además, utilizando, además, el gel antibacterial.

Esos procesos a nosotros nos pueden parecer normales, pero eso se ha ido generando por persistencia en el mensaje a lo largo de cinco meses. Pero no es suficiente todavía, necesitamos que ese mensaje siga calando mucho más, porque vemos, también, en encuestas de opinión que se han adelantado que un porcentaje de la población, 30 %, tienen la idea de que nunca le podrá dar coronavirus o que no le va a dar.

Y si nosotros no profundizamos esos mensajes de pedagogía todos los días, porque lo que queda es el mensaje que lo que hay es pauta, pues estamos debilitando también una herramienta muy importante para llegarle al ciudadano con un mensaje pedagógico y que eso incida en los comportamientos.

¿Y por qué lo resalto de manera tan importante? Porque esta enfermedad va a estar por un periodo más largo del que todos quisiéramos. Por lo menos un año puede tardar tener una vacuna con posibilidades de ser dispersada universalmente.

Y no hay un tratamiento eficaz. Y no hay en este momento nada distinto a que los ciudadanos tengan la posibilidad de hacer de su comportamiento y su cultura ciudadana un vehículo para contener el virus.

Porque la opción de tener sociedades cerradas de manera indefinida va en contra de nuestra naturaleza misma, de la sociedad como un todo desde el punto de vista global.

Porque quienes por ejemplo insinúan en el mundo, que la opción tiene que ser las cuarentenas largas, prolongadas, ultra rígidas, pues eso a lo único que lleva es a la destrucción del capital social, del capital económico. Y, por ende, también, es una amenaza a todos los sectores de una economía. Y vemos casos dramáticos donde le proporción de desempleados a contagiados es casi 2 mil o 3 mil veces más.

Y así como es de importante proteger la vida y proteger la salud, proteger la vida de las empresas, proteger la vida de los empleos, es fundamental. Y eso solamente se logra, esa conciliación de proteger la vida y la salud y proteger la vida de los empleos y la vida de las empresas, si nosotros asumimos ese cambio de comportamiento, donde arrancamos nuestras actividades de manera segura, donde no bajamos la guardia en el uso del tapabocas, en el distanciamiento físico, en el lavado de manos y en los bioprotocolos.

Y para lograr ese objetivo, que es el desafío más grande, inclusive en sociedades como las nuestras, que son sociedades latinas, festivas, que son expresivas, de mucho contacto físico, necesitamos que esa permanente comunicación pedagógica se traduzca en que es una inversión y no un gasto.

Porque ahí, también, tenemos que desmitificar eso. Y no lo digo como Presidente, no lo digo por mí, lo digo en la discusión en el mundo. Invertir en este momento en formación pedagógica a través de los medios de comunicación es una herramienta fundamental.

Solamente el uso generalizado del tapabocas puede reducir de manera abrumadora la tasa de reproducción del virus.

Y ayer, por ejemplo, veía una campaña muy pedagógica, divertida, en Cúcuta que seguramente ustedes ya la conocen. Esa campaña que le estaba diciendo a la persona cómo debe comportarse en el cuidado de su tapabocas, como lo debe cuidar, comparado con qué lo debe cuidar, es una demostración de elementos que deben llegar a la conciencia colectiva.

Y por eso, yo quiero dejarles claro ustedes que no vamos a dejar de explorar ese camino, pero lo queremos hacer institucionalmente con ustedes para que no termine esto traducido en un lenguaje hipócrita, donde se diga que aquí lo que se busca es pauta, y se insinúe que con la pauta lo que se quiere es cooptar la independencia de los medios de comunicación. De ninguna manera.

Pero debemos valorar lo que es inversión pedagógica para producir esos cambios en los hábitos de la sociedad, y qué mejor que hacerlo institucionalmente con ustedes para que se acabe esa discusión hipócrita y entendamos que esto es necesario para todos y por todos.

Y creo que aquí también se han planteado cosas muy importantes. Y es el camino por el que veníamos. Claro, encontrarnos con el covid, la adaptación y la adopción de las medidas para enfrentar el covid.

La hoja de ruta

Pero hay unos temas estructurales que ciertamente son importantes. Y es, tenemos que valorar lo nuestro, la empresa colombiana, el talento colombiano, la creatividad colombiana.

Y no se trata de rechazar otras herramientas u otras posibilidades que tengan los ciudadanos. No se trata de rechazar los medios digitales, no se trata de rechazar los OTT, no se trata de rechazar las plataformas preprogramadas a través de teléfonos inteligentes. De ninguna manera.

Pero sí se trata de entender que esta industria de nuestro país es tan importante en nuestro país como cualquier otra industria. Y como tal necesitamos, también, incorporarla en el mensaje, en la agenda y en la reactivación económica, como lo dijimos el pasado 20 de julio.

Ahí tenemos, no solamente lo que les comentaba a ustedes de Economía Naranja sino también está el mensaje de los proyectos digitales que también van a requerir mucha pedagogía.

Y están, también los proyectos vinculados a la protección de tejido empresarial. Y por eso, también, quiero resaltar con ustedes que se han abierto líneas de crédito especializadas.

Para algunos ha sido más fácil, Para otros no. Algunos tenían complejidades, porque estaban en ley 1116 desde antes y hemos tratado buscar soluciones.

Pero, también, lo hemos complementado con el PAEF, con el Programa de Apoyo al Empleo Formal que llega con un subsidio de 40 % del salario mínimo legal por cuatro meses, más el subsidio de la mitad de la prima de junio, donde lo que se busca es que empresas que han visto afectada su facturación un 20 % o más, contra el  (Planilla Integrada de Liquidación de Aportes) PILA, contra esa planilla unificada en materia laboral, pues puedan, también, acceder a esta herramienta.

Y ahí, también, le quiero pedir a la Ministra Karen, porque estamos de cara a lo que será el PAEF del mes de agosto –que se pagará en septiembre– a que podamos, también, ver cuáles de los medios que están aquí presentes han podido acceder a él y cuales han tenido la afectación para que, también, eso se traduzca en lo que hoy vemos en distintos sectores, y como lo digo, va desde la microempresa hasta industrias consolidadas.

Y hay un mensaje también de carácter mundial. Y tiene que ver con cómo se administra el llegar a la información. Cómo se administra la agregación de contenidos y cómo se mira en la medida que se genera tráfico, porque el mundo entero está viendo hoy una situación de competencia desleal, o por lo menos, de competencia no regulada, para no utilizar la palabra desleal.

Pero hemos visto como al interior de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), como al interior de la Unión Europea y como en otros bloques se está discutiendo sobre como esas herramientas, donde se afecta al generador de contenido local, porque quienes están compitiendo en la agregación están en plataformas universales donde no hay ninguna remuneración por la originación del contenido pues, también, lleva una discusión sensata sobre cuáles pueden ser esos paradigmas en términos de tasas o en términos de imposiciones de carácter fiscal que, también, nivelen la cancha, protejan a los generadores de contenido y, por lo tanto, protejan el talento y la propiedad intelectual.

Esa es una conversación necesaria, importante y la queremos también abordar con ustedes.

Y yo creo también lo siguiente. Hay una necesidad, y la necesidad, también, tiene que ver con formación, En el Plan de Reactivación por Colombia, nosotros hablamos de formar 100.000 programadores en los próximos dos años. Es una inversión tremenda en el país.

Pero esos programadores no son solamente generadores de código. También son programadores que están vinculados a sectores de las industrias creativas como el de ustedes.

Y yo quiero invitarlos a que nos ayuden a construir esa agenda de país de manera común. Esos son mensajes que yo quiero dejar planteados hoy acá, que creo han sido claros. El tema de la pedagogía, de la inversión en pedagogía, y que ustedes, también, contribuyan a que se acabe un debate que muchos lo quieren poner en el plano de la demagogia o de la hipocresía.

Y que entendamos que esa inversión pedagógica es importante y relevante. Esa inversión pedagógica no es para generar aplausos ni propaganda en torno a funcionarios. Jamás. Pero tiene que ser para perseverar, ser recurrente y copar esos espacios donde el ciudadano se conecta con información, para que tengan la efectividad deseada.

Lo otro, el impulso al sector como un todo. Y que tengamos una conversación de sector en el tema económico, en el tema social, en el tema laboral. Eso no es para nada invadir ninguna competencia, porque es la competencia editorial otra cosa totalmente distinta.

Y la que busca el valor agregado del sector a nuestra economía es una conversación sensata, necesaria y que debe tener unos espacios legítimos, institucionales de articulación.

Y la otra, como ya lo dije, es mirar ese panorama de presente y de futuro para que no tengamos competencias desreguladas que vayan en detrimento de quienes generan el contenido y quienes generan la propiedad intelectual, con sus capacidades, con su creatividad y con su innovación.

Todos halando por el mismo país

Y el mensaje que yo quiero también cerrar. Y me siento en la obligación. Yo les agradecí al comienzo estas palabras por el apoyo que nos han brindado en llegarle con el mensaje los ciudadanos. Y yo quiero decirles, esto no ha sido en vano. Estamos en medio una pandemia. ¿Qué trae muertes? Si, trae muertes, desafortunadamente. Y que ojalá todos pudiéramos prevenir, ojalá pudiéramos evitarlas y hemos tratado de evitarlas al máximo.

Es más, es sorprendente, pero cuando nosotros hemos visto como Colombia, con el conjunto de medidas, con articulación como equipo, nosotros tenemos una tasa de letalidad que debe estar por el orden del 3,4 %, eso nos pone en una tasa de letalidad por debajo de muchos países de América Latina y la de muchos países desarrollados del mundo.

Hemos visto crecer muertes en los últimos días. Sí. Y nos hemos visto en lugares donde hay desafíos por la presión de la pandemia. Pero cuando nosotros miramos desde el punto de vista agregado la tasa de muertes por millón de habitantes de Colombia comparado con otros países de la región y del mundo, también, nos permite a nosotros tener optimismo, no ser triunfalistas y darnos cuenta de que, algo hemos hecho bien como sociedad.

La que tiene que ver con contagios por millón de habitantes, en la medida que nosotros vamos haciendo más pruebas, y estamos haciendo pruebas anticipatoriamente. No cómo les tocó a muchos países de Europa que era ya en el fragor de una gran presión sobre las (Unidades de Cuidado Intensivo) UCI y tener que concentrarlas y limitarlas.

Aquí estamos haciendo una búsqueda activa. Y, por lo tanto, en la medida que sigamos creciendo en pruebas y hagamos búsqueda activa, ordenada, con rastreo nos vamos a encontrar con más casos. Pero encontrarnos con esos casos lo que, también, tenemos que verlo es como una oportunidad para anticipar y evitar que más personas lleguen a las UCI.

¿Cómo se evitan? Encontrando el contagio, mirando y haciendo el rastreo de los posibles contagios que generó esa persona y buscar el aislamiento. Y tener las Intervenciones focalizadas, regionalizadas, selectivas. Pero, también, veo cómo el país en cinco meses ha podido expandir sus Unidades de Cuidado Intensivo en más de un 60 %.

Vemos, además, cómo en la región somos uno de los países con más intensivistas por millón de habitantes. ¿Qué tengamos retos? Sí ¿Qué hay que tener todas las opciones? también. ¿Qué tenemos unos protocolos para acceder a las mismas? También.

Pero destaco lo que ya empezamos a ver: una ciudad como Barranquilla (Atlántico), que tenía cerca de 70, 80 hasta 90 muertos al día, ha bajado a un promedio de 30.

La utilización de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), pasó del 90 % a estar por el orden del 50, 47 %. Y empiezan a decir, también, quiero poder aportar con nuestros intensivistas a otros lugares donde haya más presión. Y eso, también, es una demostración de lo que como país se logra.

Y, por supuesto, cuando vemos la Reserva Estratégica Nacional para dispersar equipos de protección personal, también, es un avance. Y, vemos cómo ayer, por ejemplo, la doctora (Clarisa) Etienne, de la Organización Panamericana de la Salud, analiza el caso de Colombia y exalta el caso de Colombia y valora la comunicación diaria para informar a los ciudadanos con ustedes.

Porque esto es una alianza con ustedes. Y yo creo que todo esto nos tiene que llevar al mensaje de que aquí todos tenemos que halar por un propósito de país. Yo no me canso de decirlo. Yo tengo una tranquilidad. Y es que yo no estoy compitiendo por ningún cargo de elección. Yo no estoy compitiendo por la reelección.

Mi objetivo es que Colombia pueda enfrentar esta situación y enfrentarla bien. Transitarla bien. Y que tengamos un proceso de reactivación que nos una como país. Porque la única manera en la que saldremos adelante es todos en equipo reactivándonos.

Si el país no se reactiva pierde el Gobierno, pierde el sector privado, pierden los medios, pierde la sociedad, pierden las familias, pierden los más vulnerables.

Hay que hacer una reactivación y hacerla con los principios que hemos buscado, basados en la ciencia, con gradualidad, teniendo la posibilidad de acelerar con responsabilidad en lugares del territorio.

Pero eso tiene que ser un mensaje de todos nosotros. Y, también, sea esta la ocasión para decirlo, el otro gran reto que nosotros tenemos es acelerar los proyectos de desarrollo. Por eso en el Compromiso por Colombia, dijimos, vamos a avanzar con cerca de 100 billones de pesos, que vienen de inversión privada, público-privada y pública.

Carreteras de cuarta y quinta generación aceleradas, puertos, aeropuertos, plantas de tratamiento, activar los proyectos digitales y los temas que hemos dicho de la Economía Naranja, las vías terciarias, los 100 mil programadores.

La conectividad de la que tanto habla la Ministra Karen Abudinen, a la que le he pedido que lleguemos a ese 70 % de cobertura de banda ancha para el año 2022 que, también, es una oportunidad para los medios de comunicación, que avancemos con los 10 mil puntos de conexión para llegar a las familias más necesitadas, que lleguemos con Hardware y con Software a esas comunidades que, también, han tenido que migrar hacia la virtualidad, muchas de ellas con precariedad, que avancemos en los temas de telemedicina,

Que avancemos, también, en dos pilares que son fundamentales: la ampliación del sector de vivienda con los 200 mil subsidios, que nosotros podamos llegar a esos dos billones de pesos en vías terciarias y que aceleremos los PDET, los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, el Catastro Multipropósito, que logremos esos 180 millones de árboles sembrados al 2022 que puedan estar en las estrategias de mitigación, captura de CO2.

Y por supuesto, los proyectos energéticos que queremos estén acelerados para el año 2022, empezando en estos meses que son prácticamente proyectos eólicos, fotovoltaicos, geotérmicos, nueve líneas de transmisión.

Y todo esto, requiere pedagogía, información y conexión con la ciudadanía. Y en eso queremos que, en ese Compromiso por Colombia podamos, también contar con ustedes.

De manera que estos son mensajes doctor Tulio, agradeciéndoles y diciéndoles, aquí hay una vocación de trabajar con ustedes de manera permanente.

Que tengamos esa mesa de trabajo con usted, con su equipo. Y que nosotros miremos esa inserción de los medios de comunicación en los benéficos generales que tiene la Economía Naranja para sortear esta situación.

Y lo mismo, que nosotros podamos decir con claridad que la inversión en pedagogías ciudadanas para cambiar hábitos juega un papel fundamental. Eso no es gasto, eso es una inversión. Cada peso que se invierta en comunicación pedagógica para que un ciudadano se ponga bien el tapabocas, está salvando vidas.

Cada información pedagógica que reciba el ciudadano sobre el lavado constante de manos, sobre cómo comportarse en un supermercado, en el transporte público, en la vía pública, salva vidas.

Y en eso vamos a avanzar sin ningún tipo de reato en el sentido de que entendemos que esto es necesario por el país. Y el apoyo de ustedes institucional, también, es necesario en ese frente.

Quiero despedirme diciéndole doctor Tulio que como Presidente de este país nos hemos sentido apoyados en esta difícil tarea que es sortear una pandemia para la cual no hay manuales, para la cual no hay precedentes.

Pero yo creo que los avances que hemos tenido positivos tienen que ver con que esta no es la victoria de un presidente, ni la de un alcalde, ni la de un gobernador, ni la de un empresario.

Es la victoria de un país y los medios de comunicación han jugado con criterio patriótico desde el primer día para que nosotros podamos salvar vidas.

Muchísimas gracias

(Fin/jpb/lms/mag/lfg/epr/gaj)

Relacionadas

/Multimedia/audios/1367-Asamblea-General-Ordinaria-Afiliados-Asomedios-20200731.mp3
https://www.youtube.com/embed/iol3wgxPShM?rel=0