Discurso

Declaración del Presidente Iván Duque Márquez sobre paquete de medidas económicas para mitigar el impacto del COVID-19

Estado de emergencia, Coronavirus, COVID-19, salud, virus, pandemia, OMS, Iván Duque, Presidente Duque, Presidencia de Colombia

Bogotá, 18 de marzo del 2020.

 

Muy buenos días a todos ustedes.

Me complace estar acá con los miembros del equipo económico del Gobierno Nacional, donde está presente el señor Ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla; está también el Director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Alberto Rodríguez; los viceministros de Hacienda. Y quiero también agradecerle al Ministro (de Vivienda), Jonathan Malagón, su presencia esta mañana.

Como lo dijimos hace varios días, estamos ante el reto más más grande que enfrenta la humanidad en muchos años.

Tenemos en este momento, ante los ojos del mundo, tres situaciones de inmensa complicación: una pandemia global que amenaza la salud del mundo, tenemos una crisis en los mercados financieros internacionales que ha golpeado muchas bolsas y, obviamente, un choque muy duro en los mercados petroleros.

Esa conjugación de tres factores críticos demanda lo mejor de nosotros, de nuestro equipo de Gobierno, del trabajo conjunto de todas las entidades del Estado.

Y es en ese sentido que nosotros tenemos claro que la primera prioridad que tenemos que enfrentar es atender las solicitudes del sector Salud para poder proteger y enfrentar la pandemia.

Por eso quiero empezar por agradecerles a todos los profesionales de la salud, a todos los médicos, enfermeras, personal de soporte, que están trabajando todos los días, porque ellos son héroes y heroínas en esta coyuntura.

Nuestra gratitud como colombianos a ellos. Nuestro reconocimiento a su ardua labor.

Ayer anunciamos que, en el marco de esta situación, activaríamos, en virtud del artículo 215 de la Constitución, la Declaratoria de Emergencia.

Ayer anunciamos una medida dura pero necesaria. Una medida que requiere el apoyo de todos los colombianos, y es la protección de nuestros abuelitos y abuelitas, la protección del adulto mayor.

Muchas personas se preguntarán por qué tomamos la medida del Aislamiento Preventivo Obligatorio para los adultos mayores.

Y la respuesta es clara. Lo hicimos esencialmente para aquellas personas mayores de 70 años, porque son el sector de mayor riesgo frente a los ataques del coronavirus.

Así lo muestran las estadísticas mundiales.

Nosotros buscamos que ese sector esté protegido, pero necesita lo mejor de todos nosotros en nuestros hogares y en nuestros espacios.

Todos tenemos que darles el debido cuidado y protegerlos. Y mucho más en esta coyuntura.

Por eso ayer anunciamos esa medida en el marco de la Declaratoria de Emergencia Sanitaria, y de Emergencia, en virtud del artículo 215 de la Constitución.

Nosotros dijimos –claro- que se exceptuaban si los mayores de 70 años necesitan ir a comprar comida, medicamentos, ir al médico, de pronto retirar recursos del banco o un caso de fuerza mayor.

Porque se trata también de permitirles a ellos que en esas circunstancias puedan tener su movilidad.

Pero la invitación es a que con el apoyo de ellos de ellos, vean que esta no es una medida represiva, ni que busca afectarlos. Todo lo contrario, es una medida que busca protegerlos. Y necesitamos la comprensión de ellos y de sus familias.

También anoche en la Declaratoria de Emergencia le anunciamos al país que íbamos a tomar medidas de carácter social y económico.

Y lo hacemos pensando, primero, en la salud, en el sector de la salud en la coyuntura.

Segundo, lo hacemos pensando en las familias que pueden ser más afectadas por esta situación.

Lo hacemos pensando en que primero están esas familias vulnerables en nuestra sociedad. Primero están esas familias que han sido afectadas, quizás por la pobreza, que tienen ingresos precarios y que tenemos que proteger con cariño, con afecto y con inteligencia institucional y colectiva.

Lo hacemos pensando en proteger la mayor cantidad de puestos de trabajo en nuestra sociedad. Porque esta es una coyuntura excepcional, anormal, quizás sin parangón en los últimos tiempos.

Y por eso me permito anunciarles a ustedes una serie de medidas que hemos adoptado desde el Gobierno Nacional con esas consideraciones.

En primer lugar, nosotros, en el marco de la Emergencia Económica y Social,  estamos garantizando la provisión de recursos para el Sistema de Salud en esta situación.

Que eso permita facilitar la adquisición de equipos médicos, que permita facilitar también tener a disposición capacidades de testeo mucho mayores, y capacidades también de descentralización de los mismos en el territorio, pero también, proveer recursos de liquidez a la red hospitalaria, para que el sistema pueda tener una capacidad de respuesta.

Por supuesto, reconociendo que esta es una pandemia global que ha afectado los sistemas de salud, aún de los países más ricos.

Esquema de Punto Final

Dentro de las medidas, nosotros también hemos contemplado acelerar con todos los mecanismos posibles, la puesta en marcha del esquema de Punto Final, de manera que, podamos inyectar liquidez, saldar deudas históricas y mantener en funcionamiento la red.

Y garantizar que tecnologías que son importantes en esta coyuntura también lleguen a la red para atender a los pacientes más críticos.

Esa decisión es muy importante, porque nos permite a nosotros tener la flexibilidad suficiente para actuar con la velocidad que estas circunstancias demandan.

Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Adulto Mayor

En segundo lugar, quiero decirles que estamos pensando en los más vulnerables y por eso vamos a dar un giro adicional, durante la vigencia de esta Emergencia Sanitaria, para el programa de Familias en Acción.

Estamos hablando de garantizarles un ingreso adicional a más de 2 millones 600 mil hogares, y beneficiando a cerca de 10 millones de colombianos.

En ese sentido, también estamos dando un giro adicional al programa Jóvenes en Acción, que va a beneficiar a cerca de 204 mil jóvenes de bajos recursos en el país.

Y estamos también dando un giro adicional para el programa Adulto Mayor, que cobija a más de un millón 500 mil adultos mayores en estado de vulnerabilidad en el país.

Ahí queremos que lleguen recursos, sabiendo que durante la emergencia van a tener limitaciones algunos de ellos en su movilidad y en sus actividades. Pero lo hacemos porque tenemos una firme convicción de que en estos momentos tenemos que estar siempre en atención y al lado de quienes más lo necesiten.

También quiero reiterar y afirmar la vigencia de una medida, también de carácter social.

Con el Ministro (de Vivienda) Jonathan Malagón, a partir de hoy se establece la reconexión del servicio de agua gratuitamente a cerca de un millón de beneficiarios, familias, de personas que hacen parte de familias que se benefician del servicio de agua y que lo tenían desconectado por falta de pago, para que durante la Emergencia Sanitaria tengan acceso a ese preciado líquido.

Y lo hacemos, además, con otro principio: la aplicación del congelamiento de la tarifa de agua durante la vigencia de la emergencia sanitaria.

Devolución del IVA

También, dentro de las medidas que tenemos pensando en los más vulnerables, con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y con el Departamento Nacional de Planeación hemos tomado la decisión de acelerar el esquema de devolución del IVA a las familias más vulnerables de la población colombiana.

Este programa estaba para iniciar en enero del 2021, en un marco piloto para cerca de 100 mil familias y nosotros vamos a empezar ahora, a partir del mes de abril,  buscando esa devolución con recursos para cerca de un millón de colombianos.

Alivio a Mipymes

Quiero también expresar que con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público se ha pensado y se ha diseñado un alivio financiero a muchas personas y también pequeñas, medianas y microempresas, y empresas de otro tamaño, que necesiten en los próximos dos meses enfrentar dificultades en el pago de crédito.

Aquí se ha diseñado un esquema durante el cual, en los próximos dos meses, aquellas empresas y personas que tienen vencimientos de créditos hipotecarios o de otra naturaleza, y empresas que también tengan vencimientos de créditos, puedan tener la posibilidad de, bajo el alivio, no pagar durante estos meses, pero poder refinanciar, extendiendo los plazos, de tal manera que no queden ni reportados, ni se vean afectados en su naturaleza de trabajo y en su naturaleza operacional.

Esto permitirá también proteger nóminas y proteger a muchas familias de efectos de cesación de algunas actividades económicas.

Pero lo hacemos también pensando en aquellas personas que pueden ser quienes más sufran por esta situación excepcional.

Quiero también expresar que, en el marco de esta emergencia, hemos puesto también en funcionamiento una línea de garantías que permitirá a muchas micro, pequeñas, medianas y grandes empresas mantener el pago de sus nóminas durante la vigencia de la Emergencia Económica y de la Emergencia Sanitaria.

Esto se hace para que puedan tener la posibilidad de mantener el pago de sus nóminas y minimizar en la sociedad efectos negativos en el empleo.

Es una medida que ha sido diseñada justamente para que podamos tener, con la garantía de la Nación, esa protección a quienes necesitan mantener sus puestos de trabajo.

Creo que esta arquitectura tiene un elemento adicional y es la eliminación del IVA para la importación de productos y artículos y tecnologías para la salud, para atender esta situación.

Garantías de abastecimiento

Y por último, también entran dentro de este paquete garantizar el debido abastecimiento de las ciudades y municipios del país para enfrentar la coyuntura.

Creo que es un paquete que ha tenido una muy buena articulación institucional.

Creo que es un conjunto de medidas pensando en los más vulnerables, en la protección del empleo, y de nuevo, prioritariamente garantizándole los recursos al Sistema de Salud para enfrentar esta situación.

Quiero felicitar al equipo económico, felicitar al Ministro Carrasquilla, al doctor Luis Alberto (Rodríguez), al Ministro Malagón; al Viceministro (de Hacienda y Crédito Público Juan Alberto) Londoño; al Viceministro (Técnico del Ministerio de Hacienda, Juan Pablo Zárate, porque han trabajado con todos los demás miembros del equipo de Gobierno para atender económicamente esta situación.

Aquí estamos todos unidos como país. Y quiero reiterar este mensaje: Aquí no hay espacio, ni para divisiones ni para polarizaciones.

Estamos enfrentando una situación difícil desde el punto de vista global. Y aquí en Colombia estamos articulando las medidas que nos permitan enfrentar la pandemia, pero también enfrentar sus efectos.

Rueda de Prensa

Periodista María Camila Roa, Blu Radio: Presidente, estamos en vivo para Blu Radio y pues, ya teniendo en cuenta este paquete de medidas económicas, quería preguntarle sobre otro tema, y es sobre la petición que le han hecho sobre el cierre del aeropuerto, las terminales áreas del país. ¿Qué va a pasar con esto?

Presidente de la República, Iván Duque Márquez: María Camila, me gusta que usted haga esa pregunta por lo siguiente.

Nosotros tenemos una Constitución Nacional. Y me gustaría que todos los colombianos por un instante, miráramos ese artículo 24. Ese artículo que nos define a nosotros como colombianos en muchos de nuestros derechos de movilidad, pero sobre todo, el derecho de poder entrar a nuestra patria.

Nosotros hace un tiempo vimos que teníamos compatriotas en China, en Wuhan, que querían regresar a su país en medio de la angustia y el miedo. Y en su momento dispusimos de todas las capacidades para que esos compatriotas volvieran a nuestro país.

Y lo hicieron, garantizamos medidas de protección.

Yo recuerdo que muchas personas estaban en ese momento diciendo que íbamos a traer el coronavirus por ese acto de solidaridad.

Esas personas estuvieron en nuestro país y salieron de ese aislamiento preventivo exitosamente.

Hoy tenemos colombianos que están regados en aeropuertos del mundo, queriendo llegar a su casa, ver a sus seres queridos, tener espacio con sus familias.

Que no tienen recursos para quedarse indefinidamente, donde quiera que estén, y que tienen el anhelo de estar con sus seres queridos.

Yo creo que es de mínima humanidad considerar esa situación, pero también hacerlo con las debidas precauciones.

Nosotros limitamos el ingreso de ciudadanos extranjeros a Colombia y les permitimos a los colombianos volver, pero obviamente, bajo una estricta medida: Todo el que llegue debe ir a aislamiento preventivo obligatorio, durante 14 días.

Ahí se requiere la colaboración de todos.

Por supuesto, nosotros estamos aumentando controles, haciendo seguimientos de información fronteriza y garantizando, hasta cierto punto, que tengamos monitoreo aleatorio, para saber si están cumpliendo las medidas.

Pero la responsabilidad moral y ética en esta coyuntura, de quienes ingresan al país,  es que cumplan esa medida. Ese es un llamado que nosotros hacemos.

Sabemos que hay preocupaciones por congestiones en aeropuertos. Lo entendemos.

Esa misma situación se está presentando en muchos lugares del mundo.

Hemos tratado que mayor personal de Migración Colombia esté. Hemos tratado de garantizar, también, muestras de fiebre, de medir temperatura, pero también reconozcamos, el 80 por ciento de quienes pueden ser portadores del coronavirus en el mundo entero son asintomáticos, no van a presentar síntomas.

Entonces, yo quiero poner esto en este contexto, porque había personas que me decían hace unos días: Pero, Presidente, mire que Estados Unidos cerró los vuelos.

Les dije: no para sus nacionales, revisen las excepciones.

Esta semana, que tuvimos la teleconferencia con los presidentes de PROSUR, yo miraba que, salvo muy pocos casos, todos han permitido el ingreso de sus ciudadanos.

Yo he sido claro que nosotros no dejaremos de mirar ninguna medida, de ser necesaria. Pero tenemos que pensar esto, también, desde el corazón, y hacerlo con una certeza de que, como seres humanos, a esos colombianos, que son nuestros hermanos, que tienen el derecho de estar al lado de sus seres queridos, no tenemos por qué negárselo.

Y a quienes han tratado de buscar elementos suspicaces, yo lo que quiero es hablarles con mucha franqueza. Lo hacemos en virtud de un artículo de nuestra Constitución a partir del cual se permite que los colombianos ingresen a su país.

Y cuando me hacen la pregunta de por qué unas fronteras sí y otras fronteras no…

No, vamos a ser claros. En el caso particular del Perú, el Perú cerró sus fronteras y pidió cooperación, y así lo hicimos coordinadamente.

En el caso del Ecuador, se adelantaron también los cierres, manteniendo, por supuesto, el transporte de carga con transbordos, y se hizo coordinadamente.

En el caso del Brasil, se tomó también como medida preventiva.  Y el cierre de la frontera con Venezuela se ha hecho, pero también manteniendo con la Organización Panamericana de la Salud compartir información epidemiológica que pueda ser relevante en el hermano país para enfrentar esta situación.

Nuestro sentido es de grandeza en ese caso. Y lo hacemos con la Organización Panamericana de la Salud.

Ahora, yo insisto que el mayor punto de control para los colombianos que ingresen es su propio comportamiento. Que cumplan el aislamiento preventivo obligatorio y que las familias también colaboren, para que esas personas que lleguen se protejan a sí mismos, protejan a sus seres queridos y protejan a la sociedad colombiana.

Muchas gracias, María Camila.

Pregunta Juan Pablo López, Noticias RCN: La pregunta es sobre la aparente proliferación de medidas locales y regionales, municipales, en lo que tiene que ver con toque de queda, por ejemplo declaratoria de calamidad pública. ¿Cómo va a resolver ese tema el Gobierno Nacional para no estar en una descoordinación como lo decían ayer mismo los empresarios?

Presidente Iván Duque Márquez: Yo creo que este tema que haya que mirarlo con un prisma de empresarios. Aquí necesitamos la articulación y la coordinación de todas las líneas de Gobierno.

Lo hemos hecho  Gobierno Nacional con los gobernadores y los alcaldes. Estuvieron acá el fin de semana, hablamos de las medidas. Hay que entender que ellos,  muchos de ellos  tienen preocupaciones y tienen lecturas y tienen interpretaciones de cómo  querer enfrentar esta situación.

Las directrices que nosotros hemos dado han sido claras. Por un lado, nosotros desde ya hace varios días hablamos de la limitación al máximo de todos los eventos. Se empezó con un número de 500  y se redujo a 50. Se habló también de cerrar discotecas y bares para evitar que se conviertan en centros de gran aglomeración y de potencial aglutinación para que impacte negativamente en más contagios.

Se les dijo a los jóvenes y niños que estarían por fuera de colegios y universidades y que su responsabilidad es tratar de tener el mayor aislamiento posible.

Ahí se necesita el mayor apoyo de los padres, no porque ellos sean el sector más vulnerable frente a los ataques del coronavirus, sino porque ellos  pueden ser diseminadores del virus.

Y ahí el apoyo de alcaldes y gobernadores es fundamental para que esa medida se haga efectiva. Y muchos de ellos han tratado de evitar que la juventud, sobre todo en horas de la noche,  esté en actividades se recreación que lleve a esas aglutinaciones y que potencialmente también afecte lo que es la propagación del virus.

Yo creo que hay medidas que se pueden tomar, siempre con un elemento: coherencia y congruencia frente a lo que ha dictaminado la autoridad sanitaria, que es el Ministerio de  Salud, para enfrentar esta pandemia.

Nosotros trabajaremos y  queremos seguir trabajando con ellos, pero necesitamos, en virtud  de los principios de la Constitución Nacional, que esto se haga con la más estricta  coordinación con el Gobierno Nacional, de manera que las medidas realmente favorezcan e impacten en lo que nosotros necesitamos como sociedad en la etapa de contención y también en una eventual próxima etapa de mitigación que la hemos visto en distintos lugares del mundo.

Hoy tendremos nuevamente  con las autoridades un Puesto de Mando Unificado con conexión regional. Ayer estuvo la Ministra del Interior. Yo he hablado con algunos gobernadores y alcaldes.

Y lo que nosotros les hemos planteado es que hay que examinar toda la coherencia. Porque en algunos casos, por ejemplo, si se hacen toques de queda totales en la noche, entonces trabajadores de la salud  no pueden llegar adonde tienen que llegar  o no pueden salir  a la hora que tienen que salir. O el abastecimiento para las mismas ciudades entonces no puede entrar con facilidad.

Lo que nosotros tenemos que ser claros es aquí tiene que haber coherencia y congruencia en esas medidas. Nosotros como Gobierno Nacional estaremos dando las directrices para enfrentar esta pandemia en el marco de la Emergencia, en virtud del artículo 215 de la Constitución, y de la Emergencia Sanitaria.

Y respetando las competencias de alcaldes y gobernadores, nuestro llamado es a la coordinación.

Una medida inoportuna, una medida en mal momento o una medida que no enfrente verdaderamente la etapa en la que estamos, puede traer efectos aún peores.

Y nosotros hemos mantenido esa pedagogía, pero reitero que, en virtud de la Constitución Nacional, estaremos dando esos lineamientos para que la coordinación sea lo más estrecha posible.

Muchas gracias, Juan Pablo.

Pregunta Rubén Bayona, Caracol Televisión: Presidente, buenos días. Varias inquietudes. Es que muchos nos están preguntando, Presidente, que en los próximos días precisamente, adultos mayores de 70 años tienen citas médicas programadas. ¿Qué va a pasar con ellos?

Y hay una realidad de muchos adultos mayores, Presidente, que viven de la informalidad. ¿Cuál va a ser la ayuda del Gobierno Nacional para estas personas?

Y una última, Presidente. ¿Qué medidas el Gobierno va a implementar, principalmente, en lo que tiene que ver con las personas que están violando el aislamiento preventivo? Hay personas que, tenemos el caso de un joven que parece que tenía el COVID-19 y estaba en Cartagena.

Presidente Iván Duque Márquez: Voy a referirme a las dos.

En primer lugar, yo le he pedido hoy al doctor Diego Molano, al Ministro (de Trabajo) Ángel Custodio Cabrera, al Director de Colpensiones (Juan Miguel Villa), que puedan compartirles a ustedes los detalles de la medida que nosotros tomamos.

Quiero ser muy claro y muy pedagógico en esto, Rubén. Cuando uno mira los patrones del comportamiento del coronavirus en el mundo, nos encontramos con que el sector de la población más vulnerable son los mayores de 70 años.

¿Por qué? Porque éste virus exacerba enfermedades preexistentes y puede llevar a grandes complicaciones en materia de salud e inclusive la muerte. Por eso, cuando se miran los patrones estadísticos del coronavirus, donde se concentra el mayor número de muertes es en los mayores de 70 años.

Eso ha pasado en China, eso ha pasado en Europa, está pasando en otros países como los Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, en distintas naciones, y nosotros tenemos un reto como colombianos: protejamos a los abuelitos. Protegerlos de verdad. Es que son los más expuestos.

Y a mí me parece que, además, el Reino Unido ha tomado una medida que me parece necesaria, que no es una medida improvisada, y es empezar con ese segmento más vulnerable, la mayor protección con un aislamiento preventivo.

Entonces todos nosotros, en nuestros espacios, tenemos que buscar que esos seres queridos estén aislados y protegidos.

Claro, muchos de ellos necesitarán, de pronto, ir a la farmacia, o tendrán sus consultas médicas, o de pronto tendrán que ir al banco a hacer un retiro.

Y esas excepciones están claras en el decreto. Porque no se trata de afectarles totalmente su calidad de vida, ni que se vea aquí la medida solamente como si fuera motivada por la severidad. No, es motivada por la prevención de su salud, la protección de su salud y la protección de su vida.

Entonces se tienen esas excepciones, pero la idea también es que esas excepciones sean bien manejadas por ellos y por sus familias para protegerlos.

Y dentro de las medidas que piensa implementar rápidamente el Gobierno, está por ejemplo, que en el programa del Adulto Mayor podamos juntar dos giros correspondientes al tiempo de duración de la Emergencia Sanitaria, para que reciban esa plática. Unos, y la gran mayoría, ya están bancarizados. A otros, rápidamente les habilitaremos una tarjeta, y que esa tarjeta la puedan recibir.

Tenemos claro también que en el programa de Adulto Mayor la idea es poder atender las principales necesidades. Hay algunos adultos mayores en condiciones de vulnerabilidad que han tenido apoyo nutricional y alimentario.

Vamos a habilitar cadenas logísticas para, obviamente de manera muy rápida, adaptarnos y tratar de llevar esa asistencia nutricional lo más pronto posible, ojalá a sus hogares. Lo más próximo que se pueda.

Y es pensando en los adultos mayores que están en condición de pobreza y que son altamente vulnerables.

Y buscaremos, también, con el Ministro de Salud, que la red de salud tenga la posibilidad de atenderlos ojalá, en la medida de los posible, sin tener que implicar para ellos desplazamientos de un lugar a otro.

Esto es de las cosas más exigentes para la red y seguramente tendremos errores al comienzo, pero estamos actuando con responsabilidad.

Y yo quiero decirlo. Esta es una situación excepcional que demanda lo mejor de todos nosotros.

Muchas de estas medidas, quizás no estaban preparadas para acelerarse a la velocidad que lo estamos haciendo. Pero lo estamos haciendo pensando en proteger a esas personas más vulnerables. Y creo que es un esfuerzo de toda la sociedad, de gran articulación, y por eso estas medidas se han pensado de esta manera.

Yo les pediré hoy a esos compañeros de Gobierno que les den a ustedes mayores detalles sobre las condiciones logísticas y operacionales.

Muchas gracias, Rubén.

Pregunta Cynthia Vargas, RCN Radio y La FM: Presidente, equipo de Gobierno, muy buenos días. Quiero preguntarle qué va a pasar con el empleo. ¿Se van a prohibir los despidos? Hay muchas empresas que quieren suspender los contratos, sin salario, y aquí también quiero remitirme a una situación muy importante y es los trabajadores informales. Hay mucha gente que vive del día a día. ¿Qué va a pasar con estas personas, que, además, no están incluidas en  Familias en Acción o en Jóvenes en Acción?

Y aprovecho el momento también para preguntarle, ya que estamos en vivo para RCN Radio y La FM, ¿usted qué piensa del toque de queda en el país y en especial en Bogotá? Del simulacro que se va a llevar a cabo este puente.

Presidente Iván Duque Márquez: A ver. Vamos a ir por los distintos puntos de la pregunta.

En primer lugar, el empleo. Las medidas que hemos anunciado están pensadas para la protección del empleo.

Cuando usted dice están pensadas ¿qué significa?

Primero, estamos haciendo un programa de alivio de deudas para micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. Pero también para ciudadanos con créditos hipotecarios, comerciales, de vehículos, que se puedan ver afectados durante el tiempo de la Emergencia Sanitaria.

Usted dirá por qué lo conecto con el empleo.

Porque al existir esos alivios, la presión inmediata por despidos deja de existir o por lo menos baja su presión.

En segundo lugar, estamos habilitando también las líneas de crédito de garantías de la Nación, que permiten entre otras cosas hacer créditos de nómina, para tener con qué pagar las nóminas durante la vigencia de la Emergencia Sanitaria.

Y esa es una medida que la hemos visto en muchos lugares del mundo adoptarse.

Y usted pregunta ¿y el ciudadano informal, el más vulnerable?

Cuando usted mira la cobertura de los programas sociales y usted mira Familias en Acción. Familias en Acción tiene más de 10 millones de colombianos, 2 millones 662 mil hogares, un poco más, un poco menos.  Estamos hablando de más o menos 4 personas por hogar.

Entonces es un programa que tiene un alcance para una inmensa capacidad para la población en situación de vulnerabilidad.

Y entre cosas, es importante que las medidas que nosotros hemos destacado aquí, por ejemplo, para los negocios, no estamos pensando en empresas de gran tamaño, sino estamos pensando inicialmente es en esas pymes, que tienen problemas y van a tener problemas de caja para mantener sus nóminas.

Ahí estamos también articulando una protección del empleo.

Cuando usted ve inclusive la devolución del IVA, el inicio de la devolución del IVA, estamos pensando también en los sectores más vulnerables, estamos pensando en cerca de un millón de personas que van a recibir también ese apoyo.

Y ese es un apoyo económico, en un momento donde se pueden disminuir los ingresos.

Entonces hemos armado un marco para tratar de atender y de cubrir al mayor número de colombianos posible en los sectores más vulnerables.

Y creo que eso es conveniente, necesario y requiere todos los días la mejor articulación institucional.

Cuando usted me habla de toques de queda nacionales, hemos visto en el mundo distintas medidas.

Muchas personas dicen: vea, apliquen la estrategia de Wuhan. Dicen algunas personas.

Varios meses la sociedad encerrada, nadie sale y eso puede acabar con el virus.

El análisis que se ha hecho, primero no permite ser concluyente que el virus se acaba.

Es más, los análisis de la Organización Mundial de la Salud es que esta no es una ventisca o un huracán que pasa durante dos, tres semanas, un mes o dos,  y después la vida sigue como estaba.

El mundo se va a tener que adaptar, porque el virus va a estar y lo que se quiere, también, por parte de los distintos países, es que esa curva epidemiológica, que puede ser exponencial, se aplane para poder garantizar los servicios de salud mientras llega, además, una vacuna.

Entonces hay que tener mucho cuidado en el tipo de ejemplos que queremos traer.

Puede que para algunos, tengan posibilidades. De pronto China tiene la posibilidad y la capacidad económica para cerrar una región de más de 50 millones de personas indefinidamente. Indefinidamente.

Esa no es la realidad de América Latina.

Hemos visto que en otros lugares se han hecho aislamientos preventivos obligatorios masivos. En Europa en algunos lugares; en otros lo que se ha hecho segmentar en la población más vulnerable y se mantienen actividades de trabajo, o ir al supermercado, al banco, como lo han hecho otras naciones.

Nosotros hemos venido tomando medidas, inclusive mucho antes de lo que las tomaron otros países. Y lo hemos hecho valorando con un equipo técnico en donde está el Ministro de Salud, donde hay epidemiólogos.

Y la aproximación que estamos teniendo de Colombia en este momento, es, por un lado, si los niños y estudiantes son factores de propagación, traigámoslos a la casa. Si el adulto mayor de 70 años es el más vulnerable y el más propenso a tener un desenlace fatal frente al coronavirus, hagámosle el aislamiento preventivo también en casa.

Reduzcamos al máximo las conglomeraciones y los espacios de aglutinación, pongamos más normas de distanciamiento. Y todas esas medidas nos llevan a aplanar esa curva con la cual se propaga una pandemia.

La Canciller de Alemania (Ángela Merkel) hace pocos días dijo: el 70 por ciento de la población va a tener coronavirus.

Y ella decía con claridad, el 80 por ciento van a ser asintomáticos. Otro porcentaje va a tener síntomas leves, otros van a tener el equivalente a unas gripas severas y otros van a tener complicaciones en la salud.

Si nosotros aplanamos esa curva con la cual se expande la pandemia, nosotros podemos garantizar que se pueda atender a las personas de incidentes más críticos, y hacerlo, obviamente, protegiendo la capacidad operacional del sistema de salud.

En Estados Unidos hay cálculos que dicen que puede llegar hasta el 50 por ciento de la población tener coronavirus.

Y se hace ese cálculo sobre la base, de nuevo, el 80 por ciento van a ser asintomáticos.

Entonces hay que concentrarse en proteger a las personas más vulnerables y para evitar su propagación exponencial, limitar los espacios donde la gente se encuentra, las actividades, promover el teletrabajo.

Y yo creo que hoy como Colombia hemos contemplado el uso de distintas herramientas.

Que vuelvo y las enumero: promover en un ámbito de trabajo, trabajo virtual, teletrabajo, trabajo por turnos. Dos, lo que hemos hecho limitando los eventos a no más de 50 personas, cerrando discotecas y bares; llevando los jóvenes, estudiantes y niños a las casas. Ahora aplicando el aislamiento preventivo obligatorio del adulto mayor.

Entonces creo que la sumatoria de medidas, lo que esperamos es que en la estrategia nos lleve a bajar ese crecimiento exponencial.

Que haya ciudades que quieran hacer testeos, que si medidas de aislamiento son convenientes. Pues a mí me parece que, la sociedad en lo que hemos visto en el mundo, debe también tener la posibilidad de conocer qué tipo de experiencia es.

Porque son medidas que en el mundo se han tomado y como digo, todas las medidas hay que tenerlas en el abanico.

Pero las que nosotros venimos implementando hoy son con coherencia y con congruencia en el momento en el que nos encontramos. Con un elemento, además, para decir: en Colombia la trazabilidad de la cadena de propagación se ha mantenido en estudio y en control, hasta ahora, por el Instituto Nacional de Salud.

Cuando más del 10 por ciento de los contagios pierden trazabilidad es cuando se habla de una fase de mitigación.

Entonces, yo creo que es todos en este sentido.

Y yo quiero decir, aquí no estamos en competencias de medidas. Aquí no estamos viendo quién saca una medida más fuerte, más audaz, no. Aquí estamos trabajando todos coordinadamente, y esa coordinación es lo que el país necesita.

Aquí no hay tiempo de protagonismos de nadie. Aquí somos todo un equipo y es el equipo de Colombia.

Porque yo puedo tomar las medidas como Presidente, y los alcaldes pueden tomar sus medidas. Pero los ciudadanos tienen, todos, que poner de sus partes.

Podemos tomar las mejores medidas, pero si los ciudadanos no se lavan las manos, tocan cualquier superficie, y después se frotan los ojos o se meten las manos a la boca, pues sencillamente el riesgo aumenta.

Podemos tomar todas las medidas, pero si llegamos a la oficina y empezamos a saludar de beso, de abrazo, chocando las manos con todo el mundo, pues estamos abriéndole más espacio a que el virus se propague.

Podamos tomar todas las medidas, pero si en la casa, al abuelito lo están besuqueando y abrazando los que entran y salen, lo ponen en riesgo.

Entonces el reto aquí es de la solidaridad colectiva, de la solidaridad como país, de la responsabilidad y de la disciplina de nosotros mismos y con nuestros seres queridos.

Y quizás la frase es protejámonos a nosotros para proteger a los demás. Porque esa es la gran esencia de que eso lo manejemos exitosamente.

Y ese es mi llamado que yo les hago a los colombianos. Protejámonos para proteger a los demás.

La coordinación institucional no es para subordinar al país con ímpetu autoritario, no.

La coordinación es para que las autoridades de salud, la autoridad nacional de salud y el Gobierno Nacional puedan orientar un manejo coherente y congruente de una pandemia.

Las micro medidas, no son el antídoto.

Y por eso la coordinación es tan importante entre las autoridades de salud y el resto de autoridades.

La Declaratoria de Emergencia nos da un marco para acelerar y actuar, como lo hemos dicho, como lo hemos anunciado. Y nosotros garantizaremos eso, que la autoridad de salud mantenga esos lineamientos, porque tenemos que enfrentar esto colectivamente.

Pregunta Carlos Ruiz, CM&. Gracias, Presidente. ¿Entonces usted no está de acuerdo con la decisión de Claudia López?

Presidente Iván Duque Márquez: Hombre, Carlos, ¿a usted por qué le gusta decir lo que yo no dije?

Yo no he dicho eso. Usted está diciendo eso. Yo no estoy diciendo eso.

Yo lo que le estoy diciendo es que se puedan hacer ese tipo de pruebas en la sociedad mientras sean coordinadas y contribuyan a que haya un mayor compromiso ciudadano, a mí me parece bienvenido.

Pero debemos de tener en cuenta es, nosotros como Gobierno Nacional tenemos hoy todo el equipo del Instituto Nacional de Salud, del Ministerio de Salud, haciendo análisis muy claros, con el apoyo también del Reino Unido, sobre el ciclo epidemiológico.

Aquí nosotros tenemos que tomar medidas rápidas y efectivas, y que realmente conlleven a lo que es cortarle la aceleración a la propagación del virus.

Por eso hemos tomado las medidas. Acá no es cuál es la medida más extrema, no. Aquí es cuál es la medida más conveniente para realmente proteger a los más vulnerables, entendiendo que este es un virus que va a tener una propagación mundial. Y frente al cual el 80 por ciento de las personas que lo tengan serán asintomáticos y quizás nunca se den cuenta ni que lo tuvieron.

Y hay otros sectores de la población que estarán más expuestos, leve, moderadamente o con afectación en salud.

Eso es lo que he dicho. La coordinación.

Si nosotros como sociedad queremos analizar cómo sería un día de confinamiento,  de ser necesario, y se quiere hacer ese piloto, a mí parece que lo que se busca ahí es pedagogía.

Pero lo que nosotros tenemos que garantizar como Gobierno Nacional es que las medidas que se tomen para enfrentar la pandemia, respondan a la estrategia nacional con la autoridad del Ministerio de Salud y pensando que este no es un juego, este no es un tema pasajero.

La sociedad tiene que entender que esta situación del coronavirus no es ni de un mes ni de dos. Nos va tocar a todos adaptarnos a todos en la sociedad a ese tipo de virus y hacerlo buscando que llegue pronto una vacuna de la comunidad científica internacional.

Pero en el entretanto tenemos que adaptarnos. Y el reto, como lo digo, es evitar una propagación exponencial.

Ese es el sentido lógico con el que esto se ha hecho en los países que han tenido ya una aproximación mucho más estructurada. Nosotros queremos estar en ese tipo de países y por eso buscamos la coherencia de todas nuestras medidas.

Muchísimas, muchísimas gracias.

(Fin/lsc/ep/agp/som/gta)

Relacionadas

/Multimedia/audios/1110-medidas-Estado-Emergencia-20200318.mp3
https://www.youtube.com/embed/8CMIuTEDMGk?rel=0