Crónica / Intensa jornada del Presidente Duque en Bojayá, para confirmar el compromiso del Gobierno con la seguridad y el desarrollo de esta región
especial Presidencia de la República

Noticia

Crónica / Intensa jornada del Presidente Duque en Bojayá, para confirmar el compromiso del Gobierno con la seguridad y el desarrollo de esta región

• El Mandatario cumplió su promesa de visitar esta población del Pacífico colombiano, como muestra de su intención de consolidar la presencia del Estado y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. 

• En medio de los cadenciosos y sentidos versos de las Cantadoras de Pogue, el Mandatario rezó en el Mausoleo que rinde homenaje a las víctimas de la tragedia de mayo de 2002.

• El Jefe de Estado inauguró el acueducto de Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, el cual beneficiará a cerca de 1.700 personas, con una inversión superior a los 4.500 millones de pesos. 

• Al término de la jornada, el Presidente sostuvo un diálogo social con líderes sociales y representantes étnicos, para escuchar sus necesidades y buscar soluciones.

Por: Miguel Herrera Arciniegas.

Bojayá, Chocó, 11 de enero de 2020.

En la mañana de este sábado, bajo un cielo encapotado por nubes grises, se abrió espacio el helicóptero Black Hawk que llevaba al Presidente Iván Duque Márquez a su encuentro con la comunidad de Bojayá (Chocó), un municipio que por años ha tenido que enfrentar el horror de la violencia, y que hoy recibió al Mandatario para contarle sus más apremiantes necesidades.

Desde el aire se divisaban pequeñas casas de madera con tejas de cinc, muy cerca de las imponentes aguas del río Atrato, que rodean como una anaconda a Bellavista, la cabecera municipal de Bojayá.

Una cancha de fútbol sirvió como improvisada pista de aterrizaje de la aeronave. Sobre las 10 de la mañana, cuando se abrieron las puertas del helicóptero, la ola de calor y humedad llenó su interior.

Alrededor de la cancha centenares de integrantes de la comunidad, entre ellos indígenas, afros y mestizos, expresaban su alegría ante la presencia del Jefe de Estado, quien, con una sonrisa, se dirigió hacia ellos y se fundió en abrazos con jóvenes, mujeres y niños. Todos querían saludarlo.

“¿Cómo se llama, mi hermano?”, le preguntó el Presidente a un pequeño que corrió a saludarlo, para luego darle un abrazo. Después se abrió paso a lo largo de unas escaleras de madera, rumbo al barrio Pueblo Nuevo, donde lo esperaba otra multitud.

En mangas de camisa y jean, expresó: “Qué felicidad estar aquí”, ante un grupo de jovencitas afro que sonreían, lo abrazaban y le pedían hacerse ‘selfies’.

“Muy bueno que el Presidente venga a Bojayá. Que nos apoye con los proyectos. Muy satisfecho me siento, muy bueno, muy bueno”, exclamó Ovidio Palacios, un habitante de Bojayá, mientras sonreía.  

Cancha sintética para los niños

Mientras caminaba hacia el Centro de Salud de Bellavista, su primer destino, al Mandatario lo rodearon niños con camisetas de la Selección Colombia y equipos europeos, entre otras. Uno de ellos, particularmente, llamó su atención. Vestía una camiseta blanca estampada con el nombre de la Escuela de Formación Deportiva Semilleros de Paz, quien lo saludó y, sin rodeos, le pidió escuchar su mensaje.

Foto:Nicolás Galeano - Presidencia 

Foto: Nicolás Galeano - Presidencia

Era Brayan Steven San Martín Mosquera, quien, leyendo en un par de hojas, le dijo: “Le pedimos que nos apoye con una cancha sintética y con implementación deportiva, para ocupar el tiempo libre y poder cumplir nuestros sueños y contribuir a la transformación social”.

De inmediato, el Mandatario le presentó a la Directora de Prosperidad Social, Susana Correa, y le prometió a Brayan Steven cumplir ese sueño.

“Ella es la señora que nos va a ayudar a traer esa cancha sintética. Yo quiero dejarles esa cancha sintética. Que hoy salga de aquí ese compromiso mío con los niños de Bojayá”, expresó el Presidente.

Sandy Velásquez, una joven que acompañaba al pequeño Brayan Steven, señaló que “el sueño de los niños y jóvenes del pueblo es ser futbolistas profesionales y jugar en los mejores estadios del mundo”.

Más adelante, mientras el Jefe de Estado avanzaba a lo largo de una placa huella, seguido de una gran romería, levantó sorpresivamente a otro de los niños sobre sus hombros. El pequeño no paraba de sonreír, mientras los bojayaceños lo miraban con asombro.

Luego de hacer una parada para saludar de manera efusiva y con admiración a un grupo de héroes de la patria, el Jefe de Estado llegó al Centro de Salud de Bellavista, donde dialogó con los pacientes y revisó la infraestructura. 

Al término de esta visita aseguró ante la prensa que lo acompañaba que el propósito de su presencia en el sufrido municipio era tener un diálogo fraterno con las comunidades para asumir compromisos que consoliden la presencia del Estado.

“Aquí hay un Gobierno y un Presidente que los quiere”, aseveró.

Y agregó, “estamos mirando el centro de salud, donde vamos a hacer una intervención realmente a profundidad y estamos hablando también con los niños, de las necesidades para la práctica del deporte; y, de una forma muy linda, muy sincera, nos están diciendo que ayudemos a mejorar esa infraestructura para que ellos puedan practicar el deporte”.

Minutos después inició un nuevo recorrido en el cual no dejó de saludar a la comunidad, para inaugurar la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) que, en adelante, brindará agua potable a los cerca de 1.700 habitantes de Bellavista, con una inversión del Gobierno Nacional que superó los 4 mil 500 millones de pesos.

Homenaje a víctimas en el Mausoleo

Poco antes del mediodía, el Presidente Duque asistió a uno de los actos más emblemáticos y representativos de su presencia en el Chocó: la visita al mausoleo en el que reposan los restos de las víctimas de la tragedia ocurrida del 2 de mayo de 2002.

Foto:Nicolás Galeano - Presidencia 

Foto: Nicolás Galeano - Presidencia

Ese día, no menos de 70 personas murieron como consecuencia del estallido de los cilindros bomba que cayeron sobre la parroquia de Bojayá, donde la población se refugiaba huyendo de la confrontación entre grupos criminales.

Mientras el Mandatario ingresaba al Mausoleo, las Cantadoras de Pogue ‘Voces de la Resistencia’, vestidas de blanco, entonaron cánticos que erizaron la piel de los presentes: ‘Santa María, madre de bondad, que en Bojayá reine la paz. Señor Presidente, lo queremos saludar; nos sentimos muy contentas de que usted esté en Bojayá’.

En este lugar, acompañado por el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, el Mandatario se encontró con Leyner Palacios, el reconocido líder social de Bojayá, a quien le estrechó la mano con firmeza y le dijo en tono enfático: “Yo le dije a usted que venía y aquí estamos. Vamos a hacer una intervención integral”.

Segundos después, rodeado de familiares de las víctimas, el Jefe de Estado caminó hacia el muro donde estaban las lápidas con los nombres de las víctimas. Al llegar, no dudó en inclinarse y les pidió a los asistentes seguir su ejemplo.

“Vamos a rezar un Padre Nuestro por las víctimas”, y juntó sus manos, en señal de oración.

Frente al Cristo de Bojayá

El sol era imponente y pegaba fuerte. Los techos de cinc de las casas brillaban mientras el Presidente se dirigía a la iglesia de Bellavista, para continuar con el homenaje a las víctimas, esta vez con el Cristo de Bojayá como testigo, el mismo que quedó casi destruido tras las explosiones de hace 17 años.

Foto:Nicolás Galeano - Presidencia 

Foto: Nicolás Galeano - Presidencia

Allí, también, frente al máximo símbolo de la tragedia, el Jefe de Estado volvió a rezar. Del ritual hizo parte el grupo social ‘Mujeres Guayacán’, integrado por familiares de las víctimas, quienes agradecieron su visita.

“Así como el Cristo mutilado quedaron nuestros familiares, Presidente. Nuestros padres, madres, hijos, hermanos y amigos, murieron por una guerra injusta”, expresó una de ellas.

Reunión con los líderes sociales

La intensa jornada del Presidente Duque concluyó después de las tres de la tarde, luego de reunirse con líderes sociales y representantes étnicos, para sostener un diálogo social en el que reiteró el compromiso del Gobierno con Bojayá, con el fortalecimiento de la Fuerza Pública y el aumento de la inversión social, particularmente de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

“Este Gobierno no es promesero ni demagogo; este Gobierno es ejecutivo y pedagogo”, subrayó durante el diálogo.

El Presidente Duque destacó la resiliencia de los pobladores de Bojayá, quienes han demostrado, con coraje y tesón, su capacidad para superar las adversidades.

Al final de su periplo por el departamento del Chocó, el Presidente posesionó en Quibdó a la primera Ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación del país, Mabel Gisela Torres Torres, evento que tuvo lugar en el auditorio de la Universidad Tecnológica del Chocó.

“Mabel Torres refleja no solamente ese talento de cara a la ciencia, sino que representa la verraquera, el talante y el ejemplo de la mujer chocoana para todo nuestro país”, dijo, después de tomarle el juramento como la Ministra de esta nueva cartera.

(Fin/mha/np/ncb)

Relacionadas