Palabras del Presidente Iván Duque en el Congreso Internacional de las TIC – Andicom 2019

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en el Congreso Internacional de las TIC – Andicom 2019

Andicom, TIC, Telecomunicaciones, tecnología, Iván Duque, Presidente Duque, Presidencia, Presidencia de la República, Presidenci

Cartagena, 4 de septiembre de 2019.

 

Yo quiero esta mañana hacer una reflexión que empezó hace un año, cuando estuvimos en este encuentro por primera vez. Vine como Presidente de la República, por primera vez, a hablar con ustedes de la visión que teníamos para el sector.

Empezamos con esta frase, la frase que ha definido nuestro Plan de Desarrollo, que ha definido nuestra acción de Gobierno, y es “el futuro es de todos”.

Pareciera, quizá, obvio, pero no es así. Porque cuando vemos el futuro, estamos en una época de grandes cambios, y cambios donde si las sociedades no se adaptan bien, puede terminar profundizando las brechas sociales.

Hace un año, cuando estuvimos acá, les decía a ustedes que Colombia tenía grandes progresos en la industria de las telecomunicaciones, de la tecnología, pero definitivamente seguíamos teniendo una realidad que no era del todo satisfactoria.

Aquí quiero empezar por hacer, simplemente, un recuento.

El internet de alta velocidad en el país era un privilegio de pocos. Y cuando digo de pocos, sencillamente miremos aquí cómo estaban los estratos 1 y 2 con internet de alta velocidad, cómo estaba la ruralidad con el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Básicamente, teníamos un sector de la población de menos ingresos expuesto a una mayor vulnerabilidad social, porque no tenían el espacio para una conectividad conforme a la modernidad que todos soñamos.

Entonces les dije a ustedes que las metas que queríamos trazar para el país empezaban por acá: llegar a un ciento por ciento de cobertura tiene que ser el norte para un país como Colombia.

Cuando digo un ciento por ciento de cobertura es que nosotros lleguemos a las zonas rurales, es que lleguemos a los sectores de la población más vulnerables, y aseguremos que la velocidad y la conectividad son un elemento de equidad en el mundo en el que estamos viviendo.

Adicionalmente, planteamos la discusión de calidad. Calidad tiene que ver en cómo Colombia llega al 5G, en cuánto tiempo llega al 5G, y qué significa llegar al 5G.

Porque muchas veces cuando se habla de la industria de las telecomunicaciones, de la innovación, de la tecnología, se tiende a hablar de antenas, de cables, de espectro, temas que son técnicos, términos que son técnicos, pero, esencialmente, cuando estamos hablando de esta industria, tenemos que hablar es de calidad de vida y de cómo las sociedades se transforman a partir de las oportunidades que trae el sector.

Este concepto de calidad es muy importante, porque no es solamente conectar, sino conectar con la velocidad que se requiere. Y conectar a los territorios, para que esa posibilidad de acceder a redes de alta velocidad, se traduzcan en los beneficios que se requieren día a día: bancarización, medicina, sistema judicial, capacidad de denuncia, acceso a bienes y servicios, comercio.

Eso me llevaba al otro concepto: el concepto de cerrar las brechas en el país. Cómo nuestra visión para el sector estaba altamente relacionada con cerrar esas brechas.

Hoy, un año después, lo que quiero es enfatizar que el concepto de equidad acá está altamente ligado con conectividad. Ya no es un asunto simplemente de acceder a ciertos bienes y servicios. No. Conectividad en una sociedad significa equidad. Y equidad significa reducir, limitar, llevar al final las brechas entre quienes tienen más y quienes tienen menos en la sociedad.

Pero, adicionalmente, por un tema del mundo de hoy. Hoy no nos podemos darnos el lujo de que nos deje el tren de la Cuarta Revolución Industrial.

Estamos hablando específicamente del internet de las cosas, estamos hablando también de la inteligencia artificial, estamos hablando de las tecnologías de encriptación de datos, estamos hablando de computación en la Nube.

Estamos hablando de tecnologías que hoy van a determinar quiénes van a ser los países ganadores para los próximos años.

En esa visión que teníamos del sector era también posicionar a Colombia como un país que ejerza el liderazgo en la región, y que, además, involucre a la educación y al emprendimiento para posicionarnos en esa Cuarta Revolución Industrial.

El sector TIC y los cuatro pilares del Gobierno

Eso me permite enfatizar los tres conceptos que nosotros hemos martillado, una y mil veces, en nuestro Plan de Desarrollo: Legalidad, más Emprendimiento, igual Equidad.

En este sector sí que es importante hablar de los tres. Porque en Legalidad es donde llega la conversación de ciberseguridad; en Legalidad es donde entra también la conversación sobre la protección de datos y de información; es donde también está el concepto de estabilidad jurídica.

Es donde también están los conceptos de cómo enfrentar a quienes están abusando, muchas veces, de posiciones o, inclusive, a quienes están en el mercado negro robando la propiedad intelectual de quienes están generando conocimiento.

Por eso, el concepto de Legalidad, cuando hablamos de esta industria, es fundamental.

Y Emprendimiento, ni hablar, porque, hoy en día, este es un sector que mueve el emprendimiento en todas sus capas y en todos los lugares del planeta.

Hace unas semanas, cuando hicimos la visita a República Popular China, estuvimos en Shanghái visitando el Haiyan Park. Ahí estábamos viendo las incubadoras de emprendedores, además, con un espíritu de crecimiento exponencial. Empresas que en los últimos tres años han estado creciendo a tres dígitos, y que hoy tienen millones de clientes en sectores como salud, educación, banca, etcétera.

Pero lo propio está ocurriendo, desde hace mucho tiempo, en Silicon Valley, o está ocurriendo en Singapur o está ocurriendo en Colombia, donde tan solo en 14 años ya podemos estar hablando de más de 80 mil empleos o más generados solamente por el desarrollo de aplicaciones móviles.

Eso nos muestra que Legalidad impulsa el Emprendimiento, y la combinación de los dos nos lleva al concepto de Equidad.

‘Vamos por el camino correcto’

¿Qué me trae hoy acá? Hablar sobre qué ha pasado un año después. Un año después de haber presentado esta visión, dónde estamos y para dónde va Colombia.

Eso me reafirma a mí este concepto: queremos crecer económicamente, y queremos crecer generando equidad.

En tan solo un año, por dar un ejemplo, podemos decir que hay una recuperación económica en Colombia.

El año 2017 cerró con un crecimiento del 1,4 por ciento. El año pasado cerró con un crecimiento cercano al 2,8 por ciento. Y este año estaremos por encima del 3 por ciento. Es decir, por encima de la media regional y por encima de la media mundial.

Eso muestra que vamos por el camino correcto. No para sentirnos complacientes ni tampoco sentirnos eufóricos, y salir ya a dar la vuelta olímpica. No. Es simplemente para tener en cuenta que el concepto de crecimiento está dinamizándose, pero, adicionalmente, con unos impactos importantes en materia de equidad.

Ley TIC

¿Por qué entra este sector a jugar? Porque Colombia, en el último año, ha tomado decisiones fundamentales.

Hace un año, les dije ustedes acá que queríamos sacar adelante la Ley de las TIC. Una ley que nos permitiera a nosotros tener una regulación convergente, resolver estas disparidades regulatorias, estimular la inversión, dar horizontes de más de 10 años.

Buscar, adicionalmente, una ampliación rápida de la inversión para que Colombia se sitúe en el 5G, mejorar la capacidad de financiamiento de la televisión pública regional.

Y, al mismo tiempo, dar las señales correctas a toda la industria.

Pues hoy les puedo decir que lo que, hace un año, dijimos acá que íbamos a sacar adelante, hoy ya es una Ley de la República, y es una Ley que fue concertada y trabajada con el sector de las TIC.

Plan de Desarrollo, TIC y Economía Naranja

Desde los operadores hasta los medios participaron, además, en esta visión. Y participaron de manera complementaria, casi que concomitante, con un Plan de Desarrollo que también le apuesta al presente y al futuro del sector.

Que vincula al sector con el desarrollo, por ejemplo, de los contenidos. Porque hoy no se puede hablar de las TIC sin hablar de los contenidos, que van de la mano con el sector y con la industria.

Particularmente, me refiero a temas tan trascendentales como la industria audiovisual, que hace parte de la visión de la Economía Naranja, donde hoy podemos decir que, gracias a lo que se logró en el Plan de Desarrollo, hemos transmitido todos los beneficios tributarios que antes tenía el cine a toda la cadena audiovisual.

Eso va a ser fundamental para que cuando se amplíe la capacidad del sector, también vaya con una revolución implícita en materia de contenidos. Ese es un primer mensaje que quería compartir con ustedes.

Metas

El segundo tiene que ver con que esto no es solo el Gobierno; el Gobierno es un facilitador, es un articulador, pero es, justamente, ese matrimonio entre la inversión privada, toda la industria y el sector público nos lleva a ese elemento fundamental que nos permite lograr los objetivos.

Porque las señales que se le dan al sector son las que determinan su capacidad de invertir, y la capacidad también de generar empleo y la capacidad de transitar rápidamente hacia nuevas tecnologías.

Eso le trae a Colombia la ambición en la que nosotros estamos comprometidos, que además está en la ley de las TIC, y es que nosotros lleguemos al año 2022 con un cubrimiento del 70 por ciento de internet de alta velocidad en todo el territorio nacional. Óigase bien, el 70 por ciento.

Dejando una ruta para rápidamente llegar a ese 100 por ciento. Pero, además, haciendo la transición de Colombia hacia el 5G. Un 5G que, como lo voy a explicar ahora, va a traer revoluciones en materia social.

Cierre de brechas

Ya en un año de Gobierno, podemos decir que hemos empezado a dar cambios trascendentales en materia de conectividad.

Solamente la semana pasada, cerca de acá, o relativamente cerca, estábamos en El Retén, Magdalena, particularmente en el corregimiento El Bongo, con una comunidad que estaba prácticamente condenada al oscurantismo tecnológico, porque tenía cero conectividad. Cero. Y llevamos el internet de alta velocidad gratuito para esa comunidad.

Veíamos a los niños con sus teléfonos, con sus tabletas, a los profesore, en las propias familias, disfrutando de lo que era un cierre de una brecha social.

Tenemos como meta, Ministra de las TIC, Sylvia Constaín, que para diciembre de este año, este caso de El Bongo se va a replicar a mil centros poblados del país.

Esta es la más importante expresión de equidad, derivado de lo que significa la conectividad. Porque, así como empezamos ahora en El Bongo, la idea nuestra es llegarles a las familias de Colombia, en los lugares más apartados, y que a partir de ese acceso de alta velocidad también empecemos a cerrar las brechas.

Entre ellas, la brecha de conocimiento y la brecha cultural.

Porque lo digo, además, desde el corazón, hoy acá con este sector, cuando hablamos de las TIC estamos también refiriéndonos a la democratización del acceso a la cultura.

Porque estos niños van a poder, con esa conexión de alta velocidad, llegar a la gran biblioteca que tenemos en línea, donde no necesitan billetera de los papás para poder llegar a los mejores contenidos editoriales que se han producido en nuestro país.

Eso es parte la transformación que estamos alcanzando.

La discusión sobre la infraestructura

El segundo aspecto tiene que ver con calidad de vida. Calidad de vida significa que una persona puede tener en su dispositivo móvil la posibilidad de comprar y de vender, conociendo los precios de punta a punta.

Significa también poder hacer registros, significa también ubicar en el plano del mercado lo que va hacer su producto en un mes, en dos, en tres; acceder a temas tan importantes como la Agricultura por Contrato.

Viene, por supuesto, este mensaje, el mensaje orientado a la infraestructura. Yo celebro que aquí están los operadores. Me gusta verlos siempre juntos y hermanados. Eso me hace muy feliz. Me alegra verlos juntos y hermanados también en distintos gremios y, particularmente, en lo que ha sido también revivir el gremio de los operadores. Porque permite que, en medio de las diferencias y la competencia, se llevé la discusión hacia la infraestructura que requiere el país.

La discusión sobre la infraestructura no es menor, porque la Ley TIC lo que busca es que le metamos el impulso financiero para que en los próximos tres años tengamos más de 2 mil o 3 mil millones de dólares en inversión, en la infraestructura que necesita el país.

Yo celebro, además, Ministra Constaín, y aprovecho que estando hoy acá, usted también tiene que irse con un compromiso, y es que saquemos adelante, con la velocidad que requiere, la subasta de los 700 megahertzios, porque esa subasta de 700 es fundamental para la inversión de los próximos años en el sector.

Como Gobierno, estamos motivados a sacarla adelante, porque detrás de esa subasta viene también el impulso que necesita la industria a todo nivel y en todo el territorio nacional.

Lo dijimos hace un año, hoy está en curso y estamos a pocas semanas de tener esta subasta, dándole un mensaje claro a Colombia y al mundo de lo que queremos sea el sector de las TIC.

TIC, cultura y emprendimiento

Otro elemento que a mí me gusta tiene que ver con esta imagen, y es cómo nosotros, en la medida que vamos avanzando con esa infraestructura, y llegamos a los lugares apartados, podemos encontrarnos con ese feliz matrimonio de respetar y entender la cosmovisión y la idiosincrasia de comunidades ancestrales.

Pero también permitirles que la tecnología sea un habilitador de sus sueños, desde el punto de vista de emprendimiento, desde el punto de vista de cultura y también desde el punto de vista de compartir tradiciones con otras comunidades.

Eso lo veo como un valor implícito, también, que viene con la Ley.

Pero en la visión de Gobierno nos hemos puesto en una tarea, y es que, así como queremos llegar al 70 por ciento de cobertura de internet de alta velocidad, nosotros queremos llevar a 500 mil hogares la conexión de internet de alta velocidad, fija, en el hogar, para que también el concepto de una vivienda digna sea el de una vivienda conectada.

Eso es trascendental, ya empezamos ese proceso, algo que hace un año lo estábamos soñando.

Mujeres TIC

Algo, por ejemplo, que a mí me parece fascinante. Es que en algunos lugares escucha uno a veces discursos torpes y machistas. O casi que torpes y machistas van de la mano, casi que pueden ser sinónimos.

Algunos tendían a decir: es que la labor de programar, la labor de hacer análisis integrado de datos y hacer desarrollo de códigos fuente, es una tarea de hombres. Mentira. No solamente no lo creemos, sino que lo rechazamos. Y además estamos probando que no es lo que Colombia quiere y que Colombia puede mostrar la gran diferencia.

Con el apoyo del Ministerio de las TIC, se puso en marcha este programa para que tengamos más mujeres en el país entrenadas para desarrollar códigos fuente, para hacer programación y análisis integrado de datos.

Sabemos que la industria, todos los días, nos toca a la puerta: nos hacen falta ingenieros, necesitamos cerca de 150 mil ingenieros formados para ese talento.

Pues yo quiero decir no solamente que tenemos esa meta, que queremos llegar a esos 150 mil, sino que también nos la estamos jugando para que en ese papel, que es tan fundamental en la transformación tecnológica de un país, la mujer colombiana sea líder de ese programa.

Ahí estamos viendo fotos de jóvenes que están en lugares apartados del país, y que ya son un ejemplo en materia de programación.

Un país que le apuesta a la programación, le apuesta la Cuarta Revolución Industrial, y queremos el liderazgo de la mujer colombiana en este importante trabajo.

Ciudadano digital

Algo que parecería obvio, que también hace un año se los planteaba, el ciudadano digital.

Ahora creemos siempre que el ciudadano por ósmosis es digital, y resulta que no. Nosotros hemos habilitado plataformas de entrenamiento, donde trabaja el Ministerio de las TIC, donde trabaja el Sena, donde están el Ministerio de Educación y otros sectores, para generar una cultura de sociedad digital.

Parece obvio, pero no es así: cómo manejamos las bases de datos, cómo registramos la información, cuál es la importancia de tener una sociedad que cada vez rechaza más el papel y entra más hacia una cultura digital. En eso venimos también avanzando.

Ciberseguridad

Hemos puesto en marcha los principios para una política pública de ciberseguridad. Lo que le he pedido a la Ministra Constaín es que este debe ser el año donde nosotros saquemos un documento Conpes, de política pública para enfrentar el cibercrimen, el ciberdelito y mejorar la integración de todas las agencias, porque estamos hablando de una amenaza creciente en el mundo y no podemos seguirla tratando con paños de agua tibia o, simplemente, pensando que es un apéndice del comportamiento delictivo.

Este es un comportamiento grave, y necesitamos una sociedad que esté articulada –sector público, sector privado, gobiernos locales, departamentos, etcétera–, para que podamos derrotar a esas mafias, que son las que muchas veces apartan o generan desconfianza de la sociedad para dar el salto a la digitalización.

Así que ese es un compromiso, doctor Manuel (Martínez, Director Ejecutivo de Centro de Investigación de las Telecomunicaciones – Cintel), que lo quiero asumir hoy aquí, en Andicom, porque el año entrante quiero traerles acá la política pública, y que estemos debatiendo su implementación y su alcance en todo el territorio nacional.

Cuarta Revolución Industrial

Yo recuerdo que el año pasado, caminando también por aquí, de pronto menos de lo que estoy caminando este año, les decía a algunos de ustedes: Colombia tiene que ser el país de la Cuarta Revolución Industrial en América Latina. Y me miraban con una cara de escepticismo.

Les dije: Yo quiero que Colombia tenga el primer centro para la Cuarta Revolución Industrial, en el marco del Foro Económico Mundial en nuestro país, en un país de habla hispana. Todavía recuerdo, de nuevo, las caras de escepticismo.

Semanas después, estuvimos en la Asamblea de Naciones Unidas y me reuní con el doctor Klaus Schwab (fundador del Foro Económico Mundial). Estaba también en contacto con el Alcalde Medellín. Le dije: ‘Doctor Klaus, Colombia quiere tener un centro de la Cuarta Revolución Industrial’. No había ninguno en un país hispano parlante.

Me decían: ‘Pero eso toma tiempo’.

La respuesta a nuestra es: ‘Tiempo lo único que no tenemos, porque eso tiene que ser rápido’.

Me decían: ‘¿Pero tiene la infraestructura?’.

‘Está’.

‘¿Tiene el compromiso?’.

‘Está’.

‘¿Tiene la política pública?’.

‘Está’.

Entonces, ¿cuál fue nuestra puesta? Llegar en el año 2019 a Colombia con ese centro. En enero, firmamos el memorando de entendimiento en Davos (Suiza). Y hoy, en Andicom, les puedo decir a ustedes que ya llevamos 4 meses de la operación del primer centro de la Cuarta Revolución Industrial en un país hispanohablante. Tiene sede en Medellín y está generando oportunidades entre tecnologías: internet de las cosas, inteligencia artificial y blockchain.

Seguiremos posicionando a Colombia como el lugar donde esas tecnologías atraen la inversión, el conocimiento a las universidades y a los emprendedores en América Latina. Otro resultado que hemos alcanzado en tan solo un año.

Que sea también esta ocasión de cómo queremos obrar con velocidad.

Yo saludo aquí a nuestro Presidente de Accenture y a su equipo directivo, porque hace unos meses siguiendo este mismo ejemplo, estábamos en Sophia Antípolis, en Francia, que es el equivalente al Silicon Valley de Francia. Me acompañaba el doctor Ignacio Gaitán, Director de iNNpulsa. Tocamos las puertas y nos mostraron en Accenture lo que ellos están haciendo en materia de inteligencia artificial en el mundo.

Tienen, por lo menos, 10 centros de primer nivel en los lugares donde menos uno se imagina, con el mejor talento. Les dijimos: vengan a Colombia y aprovechemos para hacer esa especie de trabajo compartido con el centro de la Cuarta Revolución Industrial.

Hoy, debo agradecerles, me mostraron el primer video de lo que va a ser inaugurado en las próximas semanas, que es el primer Mini Lab de Accenture para la Cuarta Revolución Industrial, de inteligencia artificial, unido con este centro.

Lo que eso me ratifica es lo que he dicho, con orgullo, que vamos a buscar Es que Colombia se convierta en el Silicon Valley de América Latina, porque es el lugar donde estamos viendo esas transformaciones de emprendimiento digital. Así que muchísimas gracias a ustedes también por creer en nuestro país.

Incentivos

En un año hemos habilitado 18 estructuras en el territorio con cámaras de comercio, para darle asesoría a las empresas en transformación digital.

Aquí quiero también destacar el trabajo de Víctor Muñoz, nuestro Alto Consejero para la Transformación Digital del Estado, porque esos servicios les están ayudando a las empresas a migrar desde su contabilidad hasta su operación, hasta medir su productividad, todo a partir de la transformación digital.

Hemos avanzado en el programa de Apps.co. En adición a esto, el programa de Apps.co se une con lo que ahora les voy a explicar, que es el ecosistema de emprendimiento. Hace un año, les dije aquí: este sector está generando una gran revolución en Colombia.

Pero no nos digamos mentiras. El momento más duro para un emprendedor digital son los siete primeros años de su vida corporativa. Son los años donde tiene que ir a pedirles la plata prestada al tío, al primo, a la mamá, al vecino, al que sea.

Son los años donde termina sufriendo, porque consigue los primeros contratos y le pagan a 180 días. Entonces es prácticamente tener que pasar el Niágara en bicicleta, como diría alguien. Es dramático.

Lo primero que le dicen a uno los emprendedores es: ayúdenos, por favor, en este sector digital, a que tengamos oxígeno los primeros siete años de nuestra vida corporativa.

En esto quiero agradecer a los compañeros del Congreso de la República que están acá. Porque aquí no había ideologías ni partido. Era una visión para el país.

Logramos, en esa Ley de reactivación económica, cero impuesto de renta, durante los primeros siete años de emprendimiento, en los sectores digitales y en los sectores de industrias de la creatividad.

Eso nos pone a nosotros a la vanguardia de los mejores incentivos, para que estas empresas que están desarrollando aplicaciones sean las más atractivas de América Latina.

Este es un compromiso que lo asumimos desde el Estado, porque creemos en el emprendimiento, pero, además, en el emprendimiento que une tecnología con innovación social. Otra cosa que hemos cumplido en un año de Gobierno.

Esto, por ejemplo, también es fascinante, que lo dijimos el año pasado. El año pasado me decían: ‘Bueno, pero hablemos de la aplicación práctica’. Yo les decía: ‘Hablemos del sector tributario’.

Si nosotros queremos mejorar el recaudo en el país, tenemos que migrar hacia la factura electrónica. Si queremos migrar hacia la factura electrónica, tenemos que garantizar también que haya los suficientes incentivos. Ya empezamos esa transformación.

Aceleradamente están llegando más empresas a la facturación electrónica, pero, además, hemos puesto un incentivo adicional. Esto lo saben muy bien los emprendedores.

No hay cosa más dramática para un emprendedor en tecnología, que cuando presentaba a la Dian la devolución del IVA. Se demoraban un año, año y medio. Mientras llegaba la devolución, tenía que irse a un banco a financiarse al 1 por ciento por ciento mensual.

¿Qué es lo que nosotros nos hemos propuesto, con el Director de la Dian?

Tenemos que bajar esas devoluciones al mínimo posible. Lo que nosotros queremos ahora, con la plataforma de factura electrónica, es que las devoluciones del IVA a quienes están en el régimen de factura electrónica, las podamos acordar a cinco días. Esa es la transformación que nosotros queremos lograr.

Ya hemos bajado eso a menos de 45 días y vamos a llegar a la meta de 5. Pero es, justamente, porque reconocemos que ese incentivo de migrar hacia la digitalización tributaria es fundamental para el país.

Denuncia electrónica

LegalApp: esto ustedes lo conocen. Es una plataforma que tenemos con el Ministerio de Justicia para habilitar servicios. Algo que dije el año pasado, en lo cual hemos avanzado. Quiero decir: hemos sido también víctimas, en el buen sentido, de los avances tecnológicos: la denuncia electrónica.

Doctor Fabio Espitia, Fiscal General de la Nación (e), le quiero agradecer a usted y a todo su equipo. En Colombia las personas que eran víctimas del raponeo, del cosquilleo, como le puedan decir en algunos lugares del país, no iban a poner las denuncias. ¿Por qué?  Porque tenía que pasar largas horas en colas, porque tenían que pasar por muchísimos procedimientos de papeleo y, además, tenían la gran desconfianza de que no iba a pasar nada.

¿Entonces qué empezamos a trabajar interinstitucionalmente con la Fiscalía? Habilitar las plataformas de denuncia electrónica. El ciudadano ya no necesita hacer la cola, ya no necesita el papeleo, sino simplemente, en máximo 10 minutos, la persona puede entrar a la plataforma y decir: Me robaron la billetera, me robaron la cadena, me la robaron en tal calle, a tal hora. Eso permite hacer una geo-referenciación del delito y poder, a través de plataformas de Big Data, encontrar esos patrones homogéneos que nos permiten a nosotros ser más efectivos para enfrentar el delito.

Hoy el 60 por ciento de las denuncias de hurto en la ciudad de Bogotá se están manejando, según la plataforma de la Fiscalía, a través del sistema electrónico.

Eso es claro que nos trae a nosotros obviamente el costo de ver que las cifras se crecen, pero prefiero que se crezcan a partir de la transparencia de la información con la tecnología, a tener un sub-registro que no nos estaba diciendo nada para ser más efectivos en la lucha contra la criminalidad. Así que algo que también el año pasado hablamos acá en Andicom, hoy es una realidad y también está creciendo por el beneficio de todos los colombianos.

Sector Salud

Temas de salud. Aquí quiero tocar esto rápido. El Ministro Juan Pablo Uribe, el Ministro de Salud, ha trabajado con la Consejería para la Transformación Digital.

¿Qué tenemos nosotros? Avanzar hacia las 5G, avanzar en alta velocidad, pero, al mismo tiempo, si avanzamos en esa dirección, poder lograr dos cosas: la interoperabilidad del sistema.

Que el sistema sea interoperativo, quiere decir que lo que está registrado en Sincelejo, en Valledupar, en Medellín, en Mocoa, en Bogotá, sea interoperable y nos permita nosotros cruzar la información.

Porque lo que no puede ser es que alguien que tiene su historia clínica en Montería, si mañana termina teniendo un percance de salud en Bogotá, le tengan que volver a pedir los mismos exámenes que ya están registrados en Montería para poder tener la atención en Bogotá.

Hoy nuestra meta es para el año entrante lograr por lo menos el 50 o 60 por ciento de interoperabilidad, de todo el sistema de salud en el país.

Eso se logra con programación, pero se logra también con estos avances en materia de velocidad en el sector de telemedicina que, como lo vamos a ver aquí, puede también transformar la vida en la sociedad.

La información y la telemedicina, dos conceptos que están asociados con nuestra visión.

¿Por qué digo esto? Porque si nosotros avanzamos hacia el 5G y tenemos la interoperabilidad, en materia de información, un médico va a poder hacer diagnóstico remoto como especialista con la información que tiene la mano. Eso es calidad de vida, a partir de este sector.

Aquí lo que quiero decir es que, como Gobierno, también tenemos retos.

Campaña ‘Compra lo nuestro’

América Latina está viviendo en este momento procesos difíciles. No todos estamos creciendo al mismo ritmo. Pero Colombia está creciendo positivamente por encima de la media regional.

Yo quiero invitar a este sector a que se una a estas dos campañas: la primera, ‘Compra lo nuestro’. No se vayan a poner nerviosos aquí los visitantes de honor a este Congreso, porque ‘Compra lo nuestro’ también los invita a invertir aquí y a producir aquí.

Pero lo que quiero es que el sector también haga parte de esta campaña, que es mostrarle a la sociedad colombiana que un producto que nosotros estamos desarrollando en nuestro país, significa apostarle a la transformación de nuestro país.

¿Qué hay detrás del videojuego colombiano? ¿Qué hay detrás de la aplicación colombiana? Esto no es para caer en nacionalismos ni en extremismos. No. Es para generar la conciencia de lo que está pasando en el sector en nuestro país.

También para invitar a los extranjeros a que cuando vengan a invertir en nuestro país, también busquen la consolidación de ese producto que es colombiano. Ahí los quiero invitar.

Ministra Sylvia: yo le voy a pedir el favor a usted, hoy, cuando usted se dirija al auditorio, que hablemos un poquito sobre las ventajas que trae este programa y cómo queremos llevarlo también al sistema de compras públicas.

Menos trámites

Este otro: ‘Estado Simple, Colombia Ágil’, que se los dije a ustedes el año pasado. Queremos eliminar trámites innecesarios, papeleos innecesarios, peregrinaje burocrático innecesario. En lo que va corrido de nuestro Gobierno, ya son más de 1.200 trámites que han sido digitalizados, eliminados o racionalizadas.

¿Qué quiero? Que este sector también nos ayude proactivamente a identificar cuáles son esos trámites que pueden estar entorpeciendo el desarrollo del sector y que los podamos implementar, de tal manera que el año entrante, cuando venga acá, podamos ir, una por una, a esas recomendaciones que ha presentado el sector, para que esos trámites que entorpecen la competitividad y la productividad sean removidos.

Otro compromiso que quiero dejar hoy en Andicom.

Estado Digital y Catastro Multipropósito

Estado Digital. Nosotros tenemos un Estado Digital que se parecía mucho a esto: estábamos hablando de bases de datos que no estaban conectadas, lenguajes de programación que rechazaban el de otra entidad, no teníamos la capacidad empatar nuestra información a nivel de Estado.

Nosotros lanzamos la Consejería de la Transformación Digital justamente para eso.

Eso es lo que nos ha permitido dar el salto hacia el Catastro Multipropósito, que ya empezamos a implementar con un crédito del Banco Mundial, haciendo plataformas interoperativas, eliminando trámites y permitiendo que las bases de datos relacionales vayan migrando y robusteciéndose con el tiempo, sin tener esos códigos absolutamente cerrados, donde solamente son compatibles con lo que produce cierta empresa. Me parece que eso ayuda también para la productividad.

Lanzamos nuestra plataforma de Rtvc Play, con la Radio Televisión Nacional de Colombia. Aquí está el doctor Samper y no puedo chiviarlo. me da pena, pero es que tenemos un anuncio muy importante, pero me toca aguantarme hasta el viernes, porque va a transformar la industria audiovisual de nuestro país y va a fortalecer la visión de contenidos a través de plataformas móviles. Hasta ahí les dejo, desafortunadamente.

Pero vamos a tener una plataforma que la queremos llevar a todo lo que son televisores inteligentes, que la queremos llevar a todos los servicios móviles, y vamos a tener el mejor contenido digital de todo lo que ha recabado nuestra televisión pública, abierto los ciudadanos.

Blockchain

Blockchain, que esa es otra de las ambiciones nuestras. Queremos blockchain para luchar contra la corrupción. Conecto esta imagen: cómo procesamos los datos y cómo nosotros podemos, en medio de tantos archivos, encontrar los patrones de anomalía que nos permitan a nosotros llegar a los carteles de únicos proponentes, a los carruseles de contratación, a los abusos de contratación directa. Saber cuál es la contratación de las empresas, saber si tienen el patrimonio adecuado y poder, por esa vía, desmantelar esas redes.

Otra de las tareas que el año pasado mencionamos y que ya la estamos empezando implementar con la UIAF, con la Dian, con la Fiscalía y cruzando también bases de datos con el sistema que tiene Océano, de la Contraloría General de la Nación. Creo que esa es de las cosas más innovadoras que tenemos ahora con el sector de las TIC.

iNNpulsa

Quiero referirme a dos temas finales. El ecosistema de emprendimiento. Porque en esto no hay mezquindades. Los gobiernos tienen que continuar las cosas que funcionan y hacerlas. Aquí quiero hacerle un reconocimiento a una de las instituciones más lindas que tiene Colombia, que se llama iNNpulsa: la incubadora y aceleradora empresarial de nuestro país.

Me alegra verlo a usted, doctor Toro. Hoy usted está en el Congreso. Usted fue Director de iNNpulsa. Me alegra ver a Ignacio Gaitán, Director de iNNpulsa.

Lo que nosotros hemos querido es que iNNpulsa crezca a nivel de atención presidencial. Pero, además, que le demos recursos.

Yo quiero decirles que esto que aquí que ustedes ven en pantalla, que no es un examen de optometría, no se preocupe ninguno de ustedes, es que el ecosistema que se ha montado articula iNNpulsa con los fondos de inversión.

El fondo más grande de tecnología en el mundo, SoftBank, quiere estar en Colombia. 500 Startups de San Francisco quieren estar en Colombia. Estación F quiere estar en Colombia. Accenture está en Colombia.

Los vamos trayendo a todos, pero no a que operen individualmente, sin comunicarse, sino que iNNpulsa, con las cámaras de comercio, crea un ecosistema, como el que en su momento tuvo Silicon Valley o como el que tiene Jinjiang Park en Shanghái o como el que tiene Sophia Antípolis, donde incubadoras, aceleradoras, fondos, universidades, todos unidos, están identificando cuáles son esas empresas en Colombia, nacientes, que pueden crecer exponencialmente a tres dígitos y convertirse en los grandes ganadores de los temas de inteligencia artificial, internet de las cosas, blockchain, etcétera.

Mi mensaje, y el mensaje poderoso, es que en las próximas semanas vamos a lanzar los primeros nodos con las cámaras de comercio. Lo haremos en Bogotá, lo haremos en Medellín, lo haremos en Cali, lo haremos en Manizales, inicialmente. Se va a extender por todo el territorio nacional.

Pero va a ser un lugar donde se democratiza el acceso al emprendedor digital, para encontrar, en un solo lugar, a sus pares, a los que ponen recursos, a los que ayudan a acelerar y a los que lo asesoran, para ser más productivos y más competitivos.

Algo que también el año pasado mencionamos, ya es una política pública en ejecución y está generando un cambio trascendental en la actitud empresarial de nuestro país, queremos amigos.

Economía Naranja

Este es mi mensaje final: algunos se preguntan: ¿eso de la Economía Naranja qué es? Pues la Economía Naranja hoy en Colombia se expresa en el diseño, en la música, en el arte, en el cine, en la industria audiovisual, en el diseño, en los festivales, en los carnavales, pero tiene dos elementos centrales: cultura, primer punto, y el segundo punto es creatividad e innovación.

La Economía Naranja se vuelve exponencial cuando tiene en ustedes el hermanito gemelo. Por eso para mí es muy importante decirles que esta industria, representa según los cálculos de la cuenta satélite del Dane, el 1,8 por ciento del PIB, casi tan grande como la minería y, ojo, mucho más grande que el aporte de los productos tradicionales del campo colombiano.

Esto para mostrar que estamos hablando un sector que está creciendo, pero que ustedes son los socios ideales para que Colombia se posicione como el gran país de las industrias de la creatividad.

Eso solamente se logra con movilidad, con inversión. Aquí también quiero hacerles un reconocimiento a algunas de las empresas presentes acá.

Recientemente el doctor Fabián, que nos acompañó con Accenture, informó que esa pirámide bella que tienen en Bogotá, donde estaba su centro de innovación, la van a abrir para esos nodos de emprendimiento creativo, y que puedan los emprendedores creativos incubarse, para poder darle a conocer al mundo sus capacidades, su tecnología.

Lo que nos corresponde a nosotros como Gobierno es facilitar que lleguen a las compras públicas de otros países y que se puedan presentar ante el mundo.

Lo propio quiero decir a otros de los operadores aquí presentes. Lo digo en el caso de Tigo, en el caso de Claro, que están aquí en el país. Ellos también están dándose cuenta de que en sus plataformas los contenidos son altamente demandados.

Los que están acá en temas de desarrollo de aplicaciones: fotografía, georreferenciación, manejo integrado de datos, relacionamiento integrado de datos, todos pueden ser los grandes aceleradores de la industria creativa en nuestro país.

Esa es una apuesta de futuro que ya está en marcha, con la Ley Naranja, que ya está en marcha con el Consejo de Economía Naranja y que ya está en marcha con algo que era casi imposible, que me decían: usted está loco, Presidente, y era sacar adelante unos Bonos Naranja, por primera vez en el mundo, a través de Bancóldex, donde salimos con 300 mil de pesos a ser colocados y tuvimos que aumentarlo a 400 mil.

Hoy, prácticamente nueve meses después, está colocado el ciento por ciento de los recursos que se captaron a más de tres mil empresas creativas del país, que se financian a más largo plazo y en mejores tasas.

Luego esta revolución de la tecnología, del emprendimiento y también de los contenidos está ocurriendo en Colombia y nuestra meta es llevar esto a que crezca exponencialmente.

Cierro diciéndoles a ustedes: el emprendimiento y la tecnología es de todos cuando tenemos esa visión común. Yo he dicho que yo soy Presidente cuatro años, no hay reelección, y eso a mí me hace feliz, porque no soy candidato a nada.

Simplemente estoy trabajando por el bienestar de nuestro país, sin colores, sin ideologías, pero trabajando con una visión común que quedó en el Plan de Desarrollo.

Un Plan de Desarrollo que pone por delante y la equidad y que sabe y está convencido de que el emprendimiento y la tecnología son el camino para que los beneficios sean para toda la sociedad.

Muchísimas, muchísimas gracias.

(Fin/fca)

Relacionadas

/Multimedia/audios/779-Congreso-Andicom-20190904.mp3
https://www.youtube.com/embed/QVQIFF3u9R8?rel=0