Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en el 37° Congreso Nacional de Ganaderos

Ganaderos, Fedegán, Congreso Nacional de Ganaderos, Iván Duque, Presidente Duque, Presidencia de Colombia, Presidencia de la Rep

Bogotá, 26 de noviembre de 2019.

Muy buenas noches para todos.

Déjenme empezar por lo siguiente.

Yo quiero hablar un rato de ganadería antes de tocar otros asuntos.

Les digo por qué. Porque hace aproximadamente seis meses estuve conversando con el doctor José Félix Lafaurie (Presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan) y le dije coloquialmente: Pepe ¿en qué mes tenemos el congreso?

Y me dijo Presidente, el congreso de Fedegan es cada dos años.

Y le dije: cada dos años cuando no tenían un gobierno amigo; cada año mientras yo sea Presidente de Colombia.

Y la razón por la cual le dije al doctor José Félix Lafaurie que quería tener el congreso es porque hace un año estuvimos en Barranquilla, hace un año estuvimos dialogando sobre muchos temas.

Recién llevábamos cerca de 100 días en el Gobierno. Ya algunos pretendían juzgarnos como si lleváramos 100 años. Pero llevábamos 100 días.

Y les dije a todos los integrantes del Congreso Ganadero que este es un gobierno que tiene características muy puntuales. Una de ellas, la de ser un gobierno de palabra. La de ser un gobierno predecible, porque cuando se es de palabra, se es predecible.

Los gobernantes hipócritas son los que se eligen con algunas banderas y después traicionan a la ciudadanía.

Ese no es mi caso y jamás será mi caso, queridos amigos.

El aporte del sector ganadero

La idea de tener un gobierno de palabra era para abordar de manera genuina y decidida la problemática y los anhelos de este sector. Un sector que por años fue estigmatizado, que por años fue rechazado de los grandes debates nacionales.

Y que muchos nunca quisieron reconocer lo que significa para Colombia. Porque estamos hablando de un sector cuyo aporte al Producto Interno Bruto de Colombia puede ser cercano al 1.5 de todo el PIB –más del 20 % del PIB del sector agropecuario– y genera empleo para más de 950 mil compatriotas.

Un sector que tiene en su inmensa mayoría a pequeños productores, a pequeños ganaderos que tienen en una, en dos, en tres, en diez vacas, el ingreso de su familia.

Que ha sido también un muro de contención de la pobreza rural. Y lo que ha clamado siempre es que se le mire con afecto y se le mire como una de las piezas fundamentales para que Colombia conquiste nuevos mercados, pero al mismo tiempo, que sea una de las piedras angulares de la seguridad alimentaria de nuestro país.

Institucionalidad ganadera

Por eso quería que tuviéramos este congreso. Porque hace un año dije en Barranquilla que la institucionalidad del sector no podía seguir debilitada. Que se le había usurpado la administración de recursos que habían sido fundamentales para irrigar en todo el territorio una cultura sana y genuina de vacunación, para que Colombia alcanzara el estatus de haber sido un país libre de aftosa.

Se le usurpó. Pero como lo dije en Barranquilla, y hoy lo puedo demostrar, esa institucionalidad le ha regresado al gremio ganadero para que siga teniendo impactos reales en las regiones de Colombia.

Se levantaron algunas voces y nos dijeron: Presidente ¿qué va a pasar con la Ley de Abigeato? Ley que había sido objetada.

Pues le dije al gremio que como Presidente la iba a impulsar y hoy es Ley de la República.

Por eso también quería tener nuevamente un Congreso Ganadero. Una herramienta jurídica necesaria, que necesita del acompañamiento, por supuesto, de la Fuerza Pública, pero que le da un gran respaldo a este sector. Que le da herramientas, que le da instrumentos y que permite también buscar la protección en el territorio.

Lucha contra el contrabando

Hace un año en Barranquilla hablamos de la lucha contra el contrabando.

Y es cierto, doctor Lafaurie. Ese es un enemigo grande que tiene el sector. Enemigo que lo dejaron crecer cuando en la frontera porosa algunos criminales lavaron recursos de su fortuna mal habida con ganado de contrabando.

Qué importante que esas investigaciones se hagan de manera oportuna, porque ahí se encontrarán muchos recursos que deberían haber sido entregados para la reparación de las víctimas, pero que fueron utilizados de manera subrepticia para después ocultar esos recursos en nuestro territorio.

Como gobierno seguiremos adelante para investigar y llegar a esa trazabilidad. Pero que quede claro que ese contrabando no es de oportunidad, sino que hace parte de un gran esfuerzo criminal.

Y por eso, en 15 meses de gobierno, haciendo mucho más de lo que se vio en otras épocas, podemos decir que ya hemos desarticulado con la Polfa (Policía Fiscal y Aduanera) 15 estructuras criminales dedicadas al contrabando de ganado. Y tienen que ser muchas más y queremos que sean muchas más.

Y recuerdo también algunos debates que me correspondieron a mí como senador de la República, acompañado por dos personas que aprecio mucho. El senador Fernando Nicolás Araujo y la senadora María de Rosario Guerra, quienes fueron mis compañeros en la Comisión Tercera del Senado.

Y recuerdo que se hizo un debate, por parte del senador Araujo, donde abordamos la problemática del Decreto 1500, que –valga la pena recordar– propició que en un lapso de diez años tuviéramos una caída libre, prácticamente, de plantas de sacrificio y se estaba afectando además la necesidad de muchos pequeños municipios de Colombia de tener una institucionalidad básica, y entre otras cosas,  para proteger la sanidad y el interés general.

Lo dije en Barranquilla y qué bueno que usted le recuerde al doctor Lafaurie, porque el Decreto 1975 del 2019 ya está en vigencia y permite que esa transición sea ordenada y sea prolongada para que tengamos una mejor institucionalidad en los municipios de Colombia.

También les respondemos así al gremio ganadero y a los pequeños ganaderos de Colombia.

Quiero, además, abordar temas importantes.

Movilidad animal y aftosa

El ICA (Instituto Colombiano Agropecuario), la trazabilidad de la movilidad animal, que queremos llevarla a la tecnología.

Le he dicho eso al señor Ministro (de Agricultura) Andrés Valencia, se lo he dicho a la doctora Deyanira (Barrero, Gerente del ICA): la trazabilidad digital de la movilidad animal es necesaria, por muchas razones, para enfrentar la corrupción, para darle transparencia al sector, pero adicionalmente para que tengamos un mejor registro e instrumentos necesarios para enfrentar el contrabando.

Lo dije también, que estábamos enfrentando una crisis en aquel momento, porque se había perdido el estatus de país libre de aftosa, por las afectaciones derivadas de la usurpación de cierta institucionalidad.

Y ha sido un proceso complejo, que ha tenido victorias tempranas como la de haber liberado zonas específicas, para que mantuvieran su espíritu exportador.

Pero también que quede claro. Hemos hecho todos los esfuerzos. Y hoy, mientras adelantamos este encuentro, se están haciendo también supervisiones en el departamento de Arauca y esperamos que se haga la revisión integral en las próximas semanas y que esta sea una buena noticia, antes de terminar el año.

Es nuestro anhelo y nos hemos preparado.

Y la razón por la cual para nosotros es tan importante es porque consideramos que muchos mercados en los cuales hemos tocado la puerta, se abrirán para la carne colombiana una vez logremos es estatus libre de aftosa, incluida la República Popular China, donde usted lo pudo presenciar,  doctor Lafaurie, se nos dijo de manera clara que ese mercado estaba dispuesto a abrirse para Colombia, una vez cumpliéramos ese propósito.

Yo espero que el año entrante, estemos hablando acá de la conquista ese mercado.

Yo quería venir a hablarles también de la diplomacia sanitaria, donde queremos trabajar con los ganaderos de Colombia.

Yo quería también venir este año para decirles que una de las preocupaciones que me plantearon el año pasado la enfrentamos con responsabilidad y compromiso.

Se me dijo que había una preocupación con respecto a la Alianza del Pacífico, porque en otros años se había comprometido la apertura del sector lácteo, y que se había hecho para que pudiera ingresar un país amigo, como lo es Nueva Zelanda.

Analizando la situación era evidente que para Colombia significa una situación adversa y poner en riesgo un sector que tanto aporta para el empleo y la seguridad de nuestro campo.

Alianza del Pacífico y el sector lácteo

Y por eso no tuve dudas en dar instrucciones muy precisas al Ministerio de Comercio, pero, además, de abanderar personalmente el debate.

Y fui a la reunión de la Alianza del Pacífico en la ciudad de Lima y dialogué con el Presidente (de Perú, Martín) Vizcarra, con el Presidente (de Chile, Sebastián) Piñera, con el Canciller (de México, Marcelo) Ebrard, y les dije: si somos una alianza, nos tratamos como alianza; si somos una alianza tenemos que ser conscientes de proteger los sectores que significan mucho para nosotros. Les dije: yo no voy a ser el Presidente que ponga en riesgo un sector que aporta tanto al empleado rural y mucho menos, a un sector que aporta tanto al PIB agropecuario de Colombia.  Les pido de favor que me respalden.

Y así lo hicieron. Y hoy puedo decirles, que logramos que los países fundadores de la Alianza del Pacífico, de manera sensata y al unísono, dijéramos que queda excluido el sector de lácteos de cualquier negociación o de cualquier aproximación a quienes se postulen como nuevos vinculados a esa alianza.

Pero además quería venir porque tengo un compromiso.

Este sector, que fue tanto tiempo estigmatizado por razones ideológicas, porque querían además quitarle legitimidad a esos ganaderos que trabajan por Colombia todos los días;, que están en las regiones más difíciles y que nunca pierden la esperanza de construir un mejor país.

A ellos quería decirles que nosotros reconocemos la importancia a este sector para Colombia. Pero además reconocemos la importancia de este sector en materia ambiental.

Porque este es un sector tiene una inmensa participación en las emisiones globales de gases efecto invernadero. Pero que hoy hay una nueva ganadería que se ha llamado la ganadería sostenible y frente a la cual Colombia tiene una bella experiencia, y donde ya estamos viendo de muchas regiones del país, ustedes mismos, a conciencia, han hecho aproximaciones para reducir la extensión, generar mayor rotación y mayor productividad. Pero incorporando también elementos muy innovadores y necesarios a la lucha contra el cambio climático, como es la producción silvopastoril.

Hoy quería venir a decirles que los acompaño en ese empeño y que vamos a llegar a 100 mil hectáreas, como mínimo, en el desarrollo de silvopastoriles  en el país.

El lenguaje de la demagogia y el consumo de leche

Y óiganme bien: el lenguaje de la demagogia es muchas veces lleno de sofismas.

Se preocupan mucho en el discurso por la pobreza. Y quizás esa es la razón por la cual siempre la multiplican.

Hablan mucho de los más vulnerables, pero muchas veces incuban la profundización de sus tragedias.

Este gobierno es muy claro en que nosotros lo que queremos para nuestro país es una Colombia donde todos nosotros podamos construir genuina Equidad. Y una de las más grandes inequidades que tiene Colombia es que la leche, que parece tan obvia para muchos cuando abrimos la nevera o la despensa, para las familias más humildes de Colombia es un producto escaso.

En los estratos 1 y 2 de Colombia el consumo de leche es significativamente inferior al de los sectores de mayor ingreso.

Y no se trata de la discusión de un producto; se trata de la posibilidad de que muchos niños de Colombia, en su etapa inicial de formación tengan acceso a los micronutrientes, a las  vitaminas que provienen de la leche.

Por eso, doctor José Félix Lafaurie, aquí, con una abanderada de la nutrición en Colombia, con una abanderada de la protección de la niñez, como lo es mi esposa María Juliana (Ruíz), venimos a decirles que queremos avanzar en los programas para que llegue un mayor consumo de leche a las familias más vulnerables de Colombia.

Ese solo hecho es mucho más profundo en resultados que los discursos vacíos de los que pretenden en Colombia sembrar el odio de clases.

Avances en proyecto de Ley de Crecimiento

Y quiero también decirles que nuestro gobierno tiene un compromiso con la ruralidad en distintos frentes.

Hoy, por ejemplo, quería compartirles un importante anuncio.

Y es que hoy en el Congreso de la República, en la Comisión de ponentes y coordinadores ponentes de la Ley de Crecimiento Económico se incluyó una destinación específica para una sobretasa que asegurará, por lo menos, 3 billones de pesos en los próximos años para las vías terciarias de nuestro país, para que esas vías terciarias sean un genuino camino de oportunidades y de seguridad.

Quería hablarles de estos temas de ganadería.

Reflexiones sobre la demcoracia

Pero mal haría yo en venir a este encuentro y no hacer unas reflexiones profundas sobre nuestro país y sobre nuestro Gobierno.

El mundo hoy enfrenta tensiones en las democracias. El mundo de hoy experimenta expresiones ciudadanas de distinta naturaleza y forma.

El mundo de hoy ve cómo la democracia la francesa se ve asediada por los Chalecos Amarillos, muchos de ellos inducidos a la violencia por quienes han continuamente sembrado el odio a través de distintos miedos.

Y lo han hecho también a través de medios de redes sociales.

Y lo han hecho, además, sobre la base de permear los sentimientos de rencor en la sociedad.

En otros lugares hemos visto cómo se induce al caos, o cómo se pretende debilitar las democracias en su fuerza institucional y en sus libertades.

Y hemos visto también cómo en otros lugares sencillamente se hace la apuesta por la aniquilación de otras ciudades.

Esa es la solución en muchos países.

Y por eso yo quiero hablar hoy sobre lo que es Colombia.

Porque a este país nadie le ha regalado nada.

Porque este país se ha formado como nación en medio de las más grandes adversidades.

Porque este país siempre ha tenido la frente en alto y el cuerpo erguido  para sentirse capaz de enfrentar, desde la violencia de los años 40 y 50, hasta el terrorismo y el narcotráfico. Y lo ha hecho sobre la base de tener la responsabilidad económica como uno de los pilares.

Doctor Oscar Iván (Zuluaga), usted fue Ministro de Hacienda y lo sabe muy bien.

En América Latina, cuando se miran los últimos 30 años, el promedio de recesión por país es de cuatro. Colombia solamente una.

Cuando se mira la historia de los incumplimientos de deuda en América Latina, se ven muchísimo fenómenos y la excepción, Colombia, porque este país ha sabido tener la responsabilidad en el manejo de su economía como uno de los cimientos más fuertes de su democracia.

Y en adición a eso, este país ha tenido instituciones que se consolidan. Con defectos, sí, pero se consolidan.

Y siempre se ha sabido reconocer el mandato ciudadano en las urnas para que nadie pretenda arrebatarlo, Y siempre se ha reconocido también que el voto programático es para cumplirse en desarrollo de las ideas con las cuales la democracia se pronuncia.

Y entonces, entendiendo las adversidades que vive la democracia mundial, yo quiero hoy decirles a ustedes que como Presidente de Colombia, no hecho nada distinto a cumplir el programa de gobierno que fue respaldado por más de 10 millones de votos el 17 de junio del año 2018.

No hemos hecho ‘conejo’ al pueblo colombiano

¿Qué nos pueden criticar?

Yo acepto las críticas, porque la política las tiene como herramienta y la democracia, por supuesto.

Pero a nosotros nadie nos puede criticar qué le hemos hecho ‘conejo’ al pueblo colombiano.

Porque nosotros le dijimos a Colombia cuáles eran las amenazas. Le dijimos al país qué los cultivos ilícitos habían crecido exponencialmente entre el año 2015 y el año 2018, a una tasa de casi el 30 por ciento por año.

Y cuando empezó nuestro Gobierno teníamos 209 mil hectáreas. En estos 15 meses hemos logrado, por primera vez en ocho años, parar ese crecimiento exponencial.

Y haber logrado una reducción, que no nos satisface, porque vamos por más.

Recibimos 23 grupos manuales de erradicación, cuando en el año 2010 había más de 100. Hoy vamos rumbo a 150.

Y adicionalmente, hemos empezado a enfrentar todos los eslabones del narcotráfico. Y el año 2019 será un año record en incautaciones.

Y en lo que va corrido de nuestro gobierno, en 15 meses, hemos incautado más droga de la que ha podido incautar ningún gobierno o cualquier gobierno de Colombia,  en los últimos años, en el mismo período. Porque para nosotros el narcotráfico es una amenaza que vamos a doblegar y no dejaremos de emplear todas las herramientas para enfrentarlo.

Drogadicción y decreto sobre decomiso

Y en cumplimiento de ese programa de gobierno, también les dijimos a las familias de Colombia que haríamos cumplir, no solamente el Código de Policía, sino un principio, y es que no queremos más familias destruidas por la drogadicción.

A muchos les encanta hacer señalamientos, tratando de decir que eso es retardatario cuando se enfrentan esas amenazas.

No señor, ni más faltaba. Porque, sobre todo, cuando a una familia humilde de Colombia le llega la drogadicción, en cabeza de un miembro, de un hijo, es la ruina de una familia, porque ellos no tienen la capacidad de llevarlos a los prestigiosos centros de recuperación, que son exclusivos de unos pocos.

Por eso el deber nuestro como Estado era llegarle con soluciones prácticas.

Y esa es la razón por la cual sacamos el decreto que promueve el decomiso de la droga de las calles de Colombia, que sigue vigente. Y que, además, lo ratifica la ley que sancionamos hace unos días.

Y seguiremos enfrentando ese fenómeno en las calles de Colombia, porque es nuestro deber. Porque es lo que el país quiere.

Reducción de secuestro y homicidios

Quiero decirles también que nosotros empezamos el 7 de agosto de 2018 con reducciones   en la Fuerza Pública. Se habían reducido en más de 10 mil hombres el número de soldados de Colombia.

Y además, por múltiples razones, se había reducido el número de policías.

Pero nosotros pusimos en marcha el programa ‘El que la hace la paga’, ‘Colombia Bicentenaria’, el Plan Bicentenario.

Y podemos decir, sin sentirnos complacientes ni victoriosos, que en lo que va corrido de este año hemos tenido una reducción del secuestro, doctor Lafaurie, de más del 50 por ciento.

Y usted lo sabe muy bien, doctor Carlos Holmes (Trujillo, Ministro de Defensa) –porque todos los días pregunto por eso – que vamos a cerrar este año con el menor número de secuestros desde 1983.

No sentimos triunfalismos, porque casos como el que usted nos ha narrado hoy los queremos   enfrentarlos con determinación, encontrarlos, brindarles nuevamente su libertad.

Este estamos avanzando, también, para tener una reducción de homicidios sustancial. Es una tarea exigente. La meta nuestra es estar por debajo de 12 mil homicidios, que sería la cifra más baja desde 1985.

Es una tarea muy exigente, que demanda un gran esfuerzo por parte de los policías y soldados de Colombia, por parte de la prevención. Pero eso es lo que nosotros estamos cumpliendo.

Y estamos enfrentando  a los grupos armados organizados, a las disidencias, a los que han querido continuar ese negocio perverso del narcotráfico o de la minería ilegal.

Y por eso hemos tenido la determinación de enfrentar a los ‘Guachos’, a los ‘Cadetes’,  a los  ‘Jeison Orejas’, a los  ‘Cuchos’, a los ‘Elefantes’, a los ‘Mono Clinton’, a los ‘Pacheli’, a los ‘Pachenca’, a ‘Puntilla’ o a ‘Pacora’, porque nosotros tenemos una Fuerza Publica  convencida de  defender la vida, honra y bienes de los colombianos en todo el territorio nacional.

Invitación a denunciar extorsión

Y yo sé que tenemos amenazas. Y yo sé que tenemos fenómenos como el de la extorción que es tenebroso, y en muchos lugares silencioso. Donde seguimos teniendo subregistros.

Y yo quiero invitarlo, doctor José Felix  Lafaurie,   a usted y a todos los afiliados, no solamente para que tengan la capacidad de sentirse seguros y tranquilos al momento de denunciar. Pero queremos denuncias oportunas, porque el compromiso nuestro, que quede claro. Nosotros vamos a dar todas nuestras energías para proteger el campo y no permitir  que grupos criminales amenacen las conquistas que hemos tenido como país.

Les pido ese enorme favor a usted y a los afiliados.

Crecimiento económico

También me pregunto de cuáles más críticas se quieren valer algunos para tratar de deslegitimizar un gobierno que cumple su programa.

Recibimos una economía creciendo al 1.4 por ciento a finales del año 2017. Un sector empresarial que estaba totalmente oprimido por las cargas tributarias.

Y no como lo dicen los que generan el odio de clases, refiriéndose a ellos como los ‘ricos’. No. Estamos hablando de micro, pequeñas  y medianas empresas, que tenían tasas efectivas de tributación superiores al 60 o 70 por ciento con poca inversión y el recaudo afectándose, además.

Pues yo también les quiero decir que en estos 15 meses hemos cumplido lo que está en nuestro programa de gobierno. Hemos tenido una actitud determinada para reducirles la carga a los generadores de empleo, a los que traen la inversión, a los que impulsan el crecimiento.

Y sí, hoy Colombia crece por encima del promedio de América Latina del promedio de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), del promedio de la economía mundial. Tenemos inversión extranjera que supera el 24 por ciento y, óigase bien esto, tenemos un recaudo que supera el 10%, el más alto en ocho años, acompañado también de una reducción del déficit fiscal, la mayor reducción desde que creó la regla fiscal.

¿Y qué se nos critica también para tratar de usurparnos el legítimo derecho de aplicar nuestro programa?

Hemos puesto la Equidad y la construcción de un país justo en materia social, sin populismos y sin demagogia.

Y hoy puedo decirles a ustedes que en 15 meses vamos a llegar a 80 mil jóvenes que llegan gratuitamente a las universidades de Colombia.

En 15 meses son 130 mil viviendas que van a tener mejoramiento de pisos, baños, techos, cocinas, refuerzos estructurales.

En 15 meses se han entregado más subsidios de vivienda, de tasa de interés y cuota inicial, de lo que se hizo en cuatro años anteriores.

En 15 meses pusimos en marcha el esquema de Punto Final en salud, para saldar deudas históricas que llevaban acumuladas por años.

En 15 meses les hemos llevado soluciones de agua y saneamiento a más de 300 mil colombianos y hemos llegado a más de 60 mil colombianos –llegaremos a 100 mil a final del año– que por primera vez ven la luz eléctrica.

Y lo hemos hecho en Taraira, en el Vaupés. Y lo hemos hecho también en Córdoba, en Tierralta. Lo hemos hecho en muchos lugares del territorio. Y vamos a llegar a 500 mil personas con internet este año.

Ese es el programa con el cual fuimos elegidos, ese es el programa con el que gobernamos y ese es el programa con el que gobernaremos hasta el 7 de agosto del año 2022.

Este es un gobierno honorable

Porque yo quiero que quede claro. Este es un gobierno honorable, este es un gobierno decente.

Darío Echandía decía que en política se pueden meter las patas, pero no las manos.

Aquí se pueden cometer errores por los funcionarios. Se pueden cometer porque los funcionarios no dejan de ser humanos.

Pero, óigase bien, este es un gobierno que puede mirar a los colombianos de frente y decir con claridad que aquí no estamos para favorecer amigos, ni para tener contubernios oscuros que le quiten recursos a la administración pública.

En este gobierno no han entrado ‘elefantes’. En este gobierno no hemos dejado que se doblegue la voluntad moral.

Y por eso nosotros, reconociendo las tribulaciones de las democracias y las angustias de las poblaciones, hemos tenido siempre la humildad de saber escuchar, pero de no perder ni el norte ni los lineamientos de construir esa Colombia más justa.

Protesta pacífica

Por eso también es mi deber decirles a ustedes que nosotros reconocemos la protesta pacífica como un derecho.

Pero la protesta pacífica, como lo dijera hoy el propio Defensor del Pueblo, debe ser ordenada y respetuosa de los derechos de los demás.

La protesta pacífica no puede ser arrebatarles la movilidad a los humildes. La protesta pacífica no puede ser obstaculizarle a una persona ejercer el derecho al trabajo. La protesta pacífica no puede ser sembrar en la sociedad miedos y falacias.

La protesta pacífica es legítima cuando se ejerce respetando los derechos de los demás, cuando se ejerce rechazando de manera clara la violencia.

Por eso nosotros al ser respetuosos tenemos claro que debemos distinguir lo que es la protesta pacífica, pero al mismo tiempo, tener la firmeza para condenar.

Porque lo que les quiero compartir es muy importante.

Rechazo a toda violencia

Aquí estábamos hablando de la protesta pacífica, pero también del rechazo a la violencia.

Nuestro país tiene que ser cada vez más firme, más exigente para rechazar cualquier forma de violencia.

Ni el vandalismo ni el pillaje tienen cabida en nuestra democracia. Y por esa razón es que a nosotros, ejerciendo todo el respeto a las expresiones ciudadanas, pero viendo las amenazas de vándalos y pillos, tampoco nos faltó determinación para buscar con las autoridades que se ejercieran los toques de queda necesarios para recuperar el orden en el territorio nacional.

Y quiero ser muy claro. A los colombianos nos duelen los hechos de violencia.

A mí me dolió lo que vi en los últimos días. Me dolió ver más de 300 policías agredidos.

Y entonces se pregunta uno en qué momento la sociedad colombiana llegó al punto donde agredir a la autoridad se ha convertido en algo cotidiano.

A mí me dolió profundamente el caso de Dilan (Cruz). Tuve la ocasión de hablar con su hermana, con Denis, me dolió esa historia. La historia de un joven que perdió a su padre muy niño, que tenía el sufrimiento de no tener a su madre cerca y de ver en su hermana mayor quien acudía por toda la familia.

Uno quisiera que esas historias no fueran las historias de los colombianos.

Vimos tres policías morir por un cruento ataque en el Cauca, en Santander de Quilichao. Y vimos hoy una situación dolorosa en el Huila.

Que sea esta la ocasión para que nosotros como sociedad reflexionemos y hoy más que nunca seamos capaces de unirnos en total rechazo a cualquier forma de violencia en nuestro país.

Conversación Nacional

Como Presidente los colombianos tengo claro que los violentos no nos van a arrebatar lo que hemos construido como sociedad.

Como Presidente de los colombianos también tengo claro que, frente a los pronunciamientos de los ciudadanos, es humilde escuchar.

He invitado al país a un gran proceso de conversación de toda la sociedad.

Óigase bien, incluyente. Donde las voces de todos sean las que se sientan en el territorio.

Porque si vamos a hablar de cómo se construye la Paz con Legalidad, bienvenidas las voces de todos los colombianos.

Si vamos a hablar sobre cómo generar empleo, bienvenidas las voces de todos los colombianos.

Si vamos a hablar sobre nuevas modalidades y herramientas para la protección del medio ambiente, bienvenida la voz de todos los colombianos.

Aquí solamente tenemos personas que pueden aportar a esas conversaciones. Imagínense en todo el territorio, y mucho más si queremos abordar discusiones sobre el sistema educativo o sobre el resto de la política social.

Esta es una conversación que cuando digo, me obliga a mí a escucharlos a todos, pero también para que entendamos que conversar no es llegar con el reclamo unilateral. Que conversar no es poner una exigencia sobre la mesa, sino que conversar significa ponerse en los zapatos del otro y entender los argumentos del otro.

Porque una de las principales características del populismo en América Latina es que creen que la pobreza se enfrenta por decreto, o sencillamente aniquilando las aspiraciones de quienes están en el desarrollo empresarial o en el desarrollo de empleos.

Esa es una conversación que la vamos a ejercer con todos. Y por eso quiero también que este gremio esté presente en las conversaciones de cada uno de esos espacios.

Esa es la razón también por la cual quiero ver a los pequeños ganaderos de los municipios presentes cuando vayamos a la Colombia rural. Esa es la razón por la cual quiero ver a los estudiantes, por la cual quiero ver a los maestros, por la cual quiero ver también a los empresarios, por la cual quiero ver a los empresarios, por la cual quiero ver a los famiempresarios, por la cual quiero ver al adulto mayor, por la cual quiero ver a aquellas personas que están trabajando en el sector empresarial, simplemente como analistas, como gestores, como trabajadores.

Porque una conversación amplia siempre nos va a enriquecer.

Y yo quiero decirles que como Presidente he querido buscar la unión en el país. Y ese no es un concepto idílico. La unión no es que tenemos que ponernos de acuerdo en todo. La unión no es que se acaban las diferencias políticas. La unión es que por lo menos haya un mínimo de responsabilidad patriótica, empezando por la clase dirigente, de ponerse de acuerdo en las cosas que nos unen y no las cosas que nos dividen, y que podamos ser capaces de gestar hacia adelante.

Ley de Crecimiento Económico

Y quería compartirles esto hoy, y con esto cierro, doctor Laufaurie.

Excúseme si me he extendido, pero me alegra mucho estar aquí con ustedes.

Hoy en las Comisiones Económicas, hoy los ponentes y los coordinadores ponentes llegaron a importantes acuerdos en la Ley de Crecimiento Económico.

Todos los partidos ahí presentes en las comisiones de ponentes y coordinadores ponentes lograron lo siguiente.

Primero, que para las familias más vulnerables de Colombia, para ese 20% más pobre de la población, les podamos devolver el IVA a partir del año 2021.

Se dio un paso trascendental y yo quiero también hacerle este reconocimiento a mi buen amigo, el doctor (Óscar) Zuluaga, porque lo hablamos hace mucho tiempo: poderles ayudar a los pensionados más vulnerables de Colombia. Se dio un paso para la reducción del 12 al 4% en el aporte en salud.

Algo fundamental que también a ustedes los involucra. Que se aumenta, además, la deducción para la contratación de jóvenes entre 18 y 28 años, donde se podrá descontar del impuesto de renta el equivalente al 120% del pago por contratación a esos jóvenes; algo que queremos que dinamice el empleo en nuestro país.

Y algo aún más novedoso, que a mí me enorgullece. Siendo candidato a la Presidencia fuimos al GranSan. Caminando por las calles nos subimos a una tarima en una camioneta.

Y ese día les dije a los colombianos que quería, si era elegido Presidente, promover tres días sin IVA en Colombia; tres días sin IVA que tuvieran las siguientes características, por supuesto. Limitado en montos. Por supuesto limitado en artículos, pero que les son muy  significativos a las familias colombianas: ropa, calzado, útiles escolares y algunas tecnologías.

Y hoy esa Comisión de Ponentes incluyó en la ponencia los tres días sin IVA en Colombia, que ayudarán a reactivar el comercio, el empleo y a permitirles a muchas más familias acceder a bienes y servicios.

Eso es lo que hace este gobierno. Cumplir con el programa con el que fuimos elegidos.

Y lo digo humildemente. Yo trabajo con un gran equipo de colaboradores. Nosotros tenemos un gobierno que quiere ser asertivo. Un gobierno que quiere responderles con afecto los ciudadanos.

Advertencia a los pirómanos

Estamos viviendo momentos de mucha exigencia en la sociedad. Pero que quede claro: aquí no van a pretender los pirómanos ganar con la violencia lo que no ganaron en las urnas.

Aquí, queridos amigos, estamos listos a construir. Estamos listos a invitar a más colombianos a sumarse en sacar adelante una agenda.

Yo se lo digo con todo el afecto. Es un honor para mí estar hoy acá.

Gracias por haberme brindado la oportunidad de insistir en este Congreso. Para mí es un gran espacio de diálogo y espero que el año entrante, en el próximo congreso, muchas de las cosas que hemos planteado acá estén siendo incrementales, y sobre todo, que podamos decir que este sector ha llegado a los mercados del Asia, gracias a nuestra diplomacia sanitaria.

Que Dios los bendiga.

Muchas gracias.

(Fin/gta)

Relacionadas

/Multimedia/audios/936-Congreso-Nacional-Ganaderos-20191126.mp3