Palabras del Presidente Iván Duque a los alcaldes y gobernadores electos en la jornada de inducción de la ESAP

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque a los alcaldes y gobernadores electos en la jornada de inducción de la ESAP

ESAP, alcaldes, gobernadores, Iván Duque, Presidente Duque, Presidencia de Colombia, Presidencia de la República

Bogotá, 25 de noviembre de 2019.

 

El día de ayer tuve el inmenso placer de dirigirme a ustedes, en horas de la noche, hablar sobre la Conversación Nacional que queremos tener.

Hablar sobre el Plan de Desarrollo. Hablar sobre sus iniciativas, sobre la urgente necesidad de tener esa confluencia, esa participación en equipo y, sobre todo, dejar el mensaje claro: ustedes tienen el mandato popular ganado en las urnas el pasado 27 de octubre, que queremos que ese mandato produzca resultados, que el éxito de ustedes es el éxito de Colombia y que nuestro Gobierno va estar decididamente trabajando para el éxito de todos.

Aquí no hay banderas políticas e ideológicas. Aquí tienen a un Gobierno amigo que va a trabajar con todos ustedes con el mismo compromiso, que es el de servirles a todos los ciudadanos de Colombia.

Y reitero ese mensaje esta mañana.

Lo que sí quiero aprovechar esta mañana es para hacer unas reflexiones sobre las transformaciones que espera Colombia, sobre dónde están las transformaciones que espera Colombia y sobre cómo podemos entre todos avanzar.

Es cierto, la ciudadanía, no en Colombia, sino en el mundo, es cada vez más impaciente. Y  no distingue, y quizás doctor Pedro (Medellín, director de la ESAP) usted no mencionó el mandamiento número 11, pero yo aprovecho y se los transmito con mi propia experiencia.

El 7 de agosto de 2018, juré como Presidente de los Colombianos en la Plaza de Bolívar y el 8 de agosto a las 9 de la mañana estaba llegando a San Andrés, Providencia, y Santa Catalina, nuestro archipiélago histórico e indivisible, y una señora se me acercó y me dijo: este Gobierno no ha hecho nada.

Y le dije: Pero, yo me posesioné apenas hace 18 horas.

Y me dijo: No importa, todos los gobiernos.

Y por qué hago esa precisión. Porque los ciudadanos hoy no están diferenciando claramente sí somos nosotros, si son los antecesores o hace cuánto se están acumulando los problemas.

La impaciencia ciudadana es grande, el reclamo ciudadano es grande y por eso a nosotros nos corresponde interpretar ese sentimiento y materializar resultados.

Pero también es muy importante, entender que los gobiernos no pueden ni ser promeseros, ni los gobiernos tienen varitas mágicas con las que se producen soluciones milagrosas e inmediatas, y que gran parte del proceso de la administración pública es arbitrar las expectativas, la impaciencia con la capacidad de llevar a cabo una gestión, que toma tiempo, y frente a la cual hay que ir transmitiendo cómo vamos a avanzando.

Eso es muy importante, y es importante en el contexto de dónde están las grandes urgencias del país, porque los demagogos son los que muchas veces se aproximan a la ciudadanía y terminan llevando pan para hoy pero incuban hambre para mañana.

Y como estamos en una época de democracia directa, además, alimentada por la inmediatez de muchísimos canales de comunicación que antes no se tenían en la dimensión de hoy, claramente está la trampa de la popularidad.

Y son muchos los gobernantes en el mundo que se concentran en lo popular, pero no en lo urgente y en lo necesario. Y esos principios de administración pública son muy importantes hoy, porque muchas veces la demagogia conduce al aplauso transitorio, pero no a las soluciones estructurales.

El reto de nuestra sociedad y el reto de ser gobernantes en este mundo tan móvil, en términos de la democracia, implica entender que el mandato ciudadano con el que ustedes fueron elegidos es vital, porque ese mandato fue el que llevó a las personas a las urnas y quiénes fueron a las urnas deben ser siempre los que legitimen la validez de sus ideas y sus propuestas en la democracia.

Porque ese mandato no está abierto ni a la presión ni al chantaje, ni a  llevarlo a la transformación inmediata por expresiones de coyuntura, sino tener la capacidad de mantener ese voto programático que es central en nuestra democracia.

Y es por eso que ese voto programático es el que a ustedes les va a permitir todos los días llegarles a los ciudadanos, hacia lo que debe ser el cumplimiento de las metas de gobierno.

Eso me permite a mí decir hoy aquí delante de ustedes, que los retos que tiene Colombia es bueno plantearlos, decirlos y mostrar que no solamente se han venido presentando mejoras a lo largo de los años, sino que tenemos que hacer reformas más profundas hoy en día.

Y permítanme por un segundo hablar de algunos de esos temas.

Voy a empezar por la educación. La educación es el anhelo más grande de una sociedad, porque es el que conecta el anhelo de las oportunidades con las posibilidades reales de tener los instrumentos para construir un proyecto de vida.

¿Pero qué ocurre en Colombia?

En Colombia tenemos lo que yo llamo la carrera de los dos carriles.

El carril número uno, el de los niños que nacen en familias de altos ingresos, niños que nacen y tienen inmediatamente el acceso a todos los micronutrientes, al omega 3, al calcio de manera permanente, que por lo general, además, esa nutrición les fortalece la corteza prefrontal del cerebro e incide en su proyección de vida.

La segunda, es que la gran mayoría de niños, o casi todos los niños que están en ese carril número uno, llegan a la educación preescolar de calidad, con formación sicosocial, sicoafectiva, sicomotriz, sicoemocional.

En ese carril número uno, casi todos los niños tienen acceso a la jornada única, donde se combinan los conocimientos básicos de ciencias, matemáticas y lenguaje con los conocimientos del arte, de la cultura, de la creatividad, de la tecnología, del deporte. Tienen acceso a una gran infraestructura educativa, casi todos entran a la universidad y casi todos encuentran después de salir de la universidad un empleo.

Ese es el carril número uno.

El carril número dos, que es donde están las familias más vulnerables;  el reto empieza desde muy temprano. Porque no tienen acceso fácil a los micronutrientes, porque el hierro es ocasional, porque el calcio aparece esporádicamente, porque hay fragilidad en talla, en peso, en altura y así, por supuesto, empezamos a ver cómo la brecha se agranda.

Lo segundo, es  que la gran mayoría, no ha tenido históricamente accesos educación preescolar con las mismas características del carril número uno. Y después, cuando llegan a la primaria, llegan a la media jornada, y entonces, la carrera y la brecha se empiezan a extender aún más, no existe bilingüismo fácilmente, no tenemos la mejor infraestructura y después, hay grandes índices de deserción acumulados a lo largo de la vida escolar.

Y si lo miramos todavía en el carril número dos rural, es mucho más dramático, porque en promedio en las zonas urbanas, el promedio de los años de escolaridad es 9.6, mientras que en las zonas rurales es 5.6 años.

Una minoría logra ingresar a la universidad y después vienen los retos del mercado laboral.

Y qué es lo que nosotros queremos hacer desde el Gobierno Nacional con ustedes.

Que esa carrera no la sigan perdiendo las familias más vulnerables de Colombia.

Que esa carrera se nivele, y esa es la razón por la cual, desde el Gobierno Nacional, con ustedes, queremos que en estos años de Gobierno de 2018 a 2022, nosotros podamos alcanzar metas puntuales.

Que la alimentación de los niños sea una prioridad.

Que el Programa de Alimentación Escolar pueda llegar a 7 millones de niños en estos años de Gobierno y que ustedes sean los grandes ejecutores, que ustedes sean los grandes facilitadores para llegar, como lo dije anoche, con las minutas alimentarias transparentes, con una institucionalidad transparente y que eso también ayuda a fortalecer el capital social de nuestro país.

El siguiente reto no es menos exigente y es poder llevar la atención integral para la primera infancia.

Nosotros propusimos duplicarla con ustedes pasar de uno  a dos millones de niños de ese carril número dos donde está la mayor vulnerabilidad para que tengan acceso no solamente al cariño a la atención al cuidado, sino que también tengan esa educación preescolar que les ayude en el desarrollo del capital humano.

Esa es una meta ambiciosa pero con ustedes lo haremos realidad, porque tampoco podemos dejar de lado, y eso es importante decirlo, que, además, en ese carril número dos tenemos muchos incidentes de stress traumático en los primeros años de vida que afectan, afectan muchísimo el ciclo educativo. Pocas veces  se  reconoce, pero niños que han estado expuestos a altos niveles de violencia doméstica, porque no han tenido el apoyo, el cuidado, la atención, el cariño de sus padres o lo que es aún peor no han tenido una entorno de familia en un ambiente sano y si nosotros no incorporamos esos elementos no nos vamos a dar cuenta que ahí también se cierran esas brechas.

Por eso, esa también es una prioridad en nuestro Plan de Desarrollo, que queremos compartirla con ustedes porque estoy seguro que ahí no hay mayores diferencias y que ahí podemos hacer cambios estructurales en Colombia.

Lo tercero es  la jornada única, la jornada única no es caprichosa, es la oportunidad para combinar la formación ante las necesidades de hoy y queremos duplicarla al pasar del 12 al 24 por ciento y seguir dejando una hoja de ruta, para que eso nos permita llegar al territorio con mejor infraestructura y que es lo que yo más disfruto cuando veo que trabajamos con ustedes y producimos resultados en esa materia.

Hace pocos días estuve en Girón, Santander, inaugurando el colegio Gabriel García Márquez, en un esfuerzo del Gobierno Nacional con los gobernantes locales y vieran la belleza de infraestructura, no tiene nada que envidiarle a ningún colegio del carril número uno.

Y yo quiero que eso lo hagamos con ustedes pero, también, apreciados alcaldes y gobernadores que llamemos las cosas por su nombre.

En años anteriores se asignaron muchísimos contratos algunos a empresas que terminaron asumiendo grandes compromisos y nunca ejecutaron esa infraestructura y dejaron frustraciones en la ciudadanía; afortunadamente muchos recursos están en fiducias y no se han ejecutado.

Tenemos que ser claros. No puede haber en Colombia un solo contratista que le arrebate el sueño de la educación a un niño de nuestro país.

Y tenemos que trabajar con ustedes para denunciarlo oportunamente y para exigir, sobre todo, que se acaben esos jueguitos en los que muchas veces se asignan grandes contratos y lo que nos damos cuenta es que la capacidad financiera que acreditan los contratistas es mínima para fomentar el número de obligaciones que adquirieron.

Y en ese carril, que es el carril de la jornada única, de la infraestructura, del bilingüismo para ayudar en el ciclo escolar -como se los dije a ustedes anoche- queremos avanzar en la doble titulación que se hace con ustedes. Porque ustedes son los que más nos ayudan a producir esos beneficios.

¿Por qué? Porque podemos llevar el Sena  en los últimos años del bachillerato, para que se gradúen los jóvenes con el título de bachiller, el título de técnico y después con un año más formación pueden tener del primer título educación superior de tecnólogos a través de formación digital y semipresencial.

Eso sí que hace la diferencia.

Y que podamos, también, con ustedes llegar al territorio y que podamos hacer  acuerdos donde se haga infraestructura, donde se invierte por parte de los alcaldes y gobernadores y después puede entrar el Sena a operar, a trabajar con ciclos propedéuticos y pertinentes hacia nuevas habilidades y necesidades que tienen que ver con el desarrollo regional, pero que, también, tienen que ver con las nuevas dinámicas de la formación de los estudiantes.

Y claro está, el acceso a educación superior, porque queremos llevar más cobertura, llevar calidad y gratuidad, que es la gran apuesta también de nuestro Plan de Desarrollo, que es llegar al año 2022 con 334 mil jóvenes que vayan gratuitamente a las universidades públicas de nuestro país.

Eso es transformador, eso cierra brechas. También necesitamos llevar esta universidad a zonas rurales del país y eso se hace con los gobernadores, con la presencialidad, con la semipresencialidad, con la virtualidad y hemos visto casos maravillosos como el que pudimos disfrutar en La Paz, Cesar, donde la Universidad Nacional de Colombia puso una inversión grande, con el apoyo del Gobierno Nacional, y después con los aportes en la base, para llevar no solamente el conocimiento, sino la calidad educativa.

Son casos que se pueden replicar en los territorios con todos ustedes. Pero esa gran apuesta por la educación, esa gran apuesta por el carril número dos, no tiene color político, la educación no la podemos dejar en un debate de izquierda o derecha, la educación es un principio que todos debemos abrazar por el bien y por el futuro de nuestro país.

Tocar el tema de salud es necesario, porque tenemos que darnos cuenta lo que hemos conquistado como país, no podemos negar, y qué bueno hacer la reflexión.

¿Dónde estaba Colombia 30 años atrás? ¿Alguna vez nos lo hemos preguntado?

Hace tan solo 30 años en Colombia, la cobertura de salud no superaba el 22% de la población, muchos colombianos no tenían la posibilidad de ser atendidos y la población más vulnerable era la más alejada de los servicios de calidad o por lo menos de la atención primaria.

Con reformas que se conquistaron en los 90, se logró un nivel de cobertura que supera el 90%, por lo menos de atención básica, por lo menos de aseguramiento básico, y esa es una conquista como país.

También tenemos que darnos cuenta y reconocer que muchas de las apuestas que se hicieron en las reformas de los 90, no se materializaron porque estaba siempre la idea de que la formalización laboral sería rápida, que tendríamos más personas en el régimen contributivo que en el régimen subsidiado y que es le iba a dar la solvencia financiera al sistema.

Pues resulta que no se generó ese empleo formal a la velocidad deseada y tenemos más personas en el régimen subsidiado que en el régimen contributivo.

Y eso afecta estructuralmente la solvencia financiera, pero también con otros elementos, y es que hay grandes niveles de politización en la administración de la salud en muchos lugares del territorio, no hay una transparencia clara en la tecnología y por lo tanto  se presentan abusos, no solamente de integración vertical, sino que hay mucha facturación fraudulenta para esquilmar los recursos a la salud, afectando a los más vulnerables.

Y fuera de eso hay deudas acumuladas, que no se pagaron, y fuera de eso el personal que reclama, que como no se ha saldado esa deuda, no tiene la posibilidad de confiar en el mediano plazo.

Nuestra meta es que con el esquema de Punto Final saldemos esa deuda y nosotros podamos, por lo menos, la deuda del ADRES para el No POS, ponerla en ceros.

Y ese es uno de los proyectos más importantes de nuestro Plan de Desarrollo, que le va a servir a los gobernantes locales, y que debe ser acompañada también, con mayor tecnología, utilizar facturación electrónica, tener telemedicina, tener la unificación en línea las historias médicas, poder mejorar la dotación, el servicio y el funcionamiento de las 933 hospitales públicos.

Pero también trabajar de la mano en que tengamos inversiones conjuntas, como la que hicimos en Caucasia, donde hubo recursos del departamento y recursos del Gobierno Nacional para tener un hospital de última generación, que es un hospital regional de impacto.

Y lo mismo utilizar recursos del sistema general de regalías, para dotar esa mejor infraestructura, gobernadores y alcaldes, en ese tema tienen un gobierno amigo, un gobierno aliado que necesita trabajar con ustedes, para que la confianza en el sistema de salud beneficie a todos los colombianos.

En materia de empleo, que es otro de los desafíos, se habla mucho sobre el empleo, pero hay que llamar las cosas por su nombre.

Hay un deterioro que viene siendo marcado en el mercado laboral desde el segundo semestre del 2015. Donde inciden mucho factores: la caída de los precios del petróleo en su momento, que afectó los empleos directos e indirectos de esa industria, los proyectos de infraestructura física que estaban retardados o estaban atrapados en marasmos jurídicos, lo que estaba pasando por la desaceleración del sector de vivienda, donde se habían acumulado altos niveles de inventarios y donde no había claridad sobre la continuidad de los programas de subsidio.

Cuarto, lo que estábamos viendo en algunos sectores puntuales, rurales, donde no se estaba creciendo al ritmo anhelado, y claro está el choque migratorio que afecta a nuestro país.

Aquí no pretendemos eludir ningún debate, pero tenemos que ser claros que el empleo de manera dinámica no se genera de la noche a la mañana. No es solamente si hay o no instrumentos, debe tener una visión coherente.

Y hoy quiero decirles a ustedes, alcaldes y gobernadores, qué tenemos en mente, qué estamos aplicando y cómo queremos ver los resultados y por qué ustedes son tan importantes en esa agenda.

En primer lugar, encontramos 22 proyectos de infraestructura de Cuarta Generación que estaban quietos, mientras se resolvían situaciones jurídicas. Hoy están en ejecución y estarán en ejecución plena en los próximos meses y  esperamos generar cerca de 90 mil empleos, que benefician a las regiones de nuestro país.

Dos, hemos hecho en el sector de vivienda una serie de políticas que permiten reactivar la Vivienda de Interés Social, con programas como ‘Mi Casa Ya’, con subsidios concurrentes, con un aumento de los subsidios de tasa de interés y de cuota inicial, con programas como ‘Semillero de Propietarios’.

Y ese sector de Vivienda de Interés Social está creciendo a dos dígitos.

El segmento no VIS medio, está empezando a crecer, y los retos, dónde estaban.

Estaban también en el sector de vivienda de altos ingresos, donde había una gran acumulación de inventarios.

Se han ido desacumulando y esperamos que se aceleren más, pero tomamos la decisión de mantener vigentes esos subsidios como el Frech, y darle un mensaje claro para que eso llegue en el 2024, como mínimo, y se pueden hacer las inversiones necesarias, eso acelerado los lanzamientos, y hoy vemos que el empleo en el sector crece.

Hemos hecho una apuesta grande por ejecución de las regalías, como se los dije anoche, y quiero hacerles esta invitación.

Si estamos acelerando los procesos de aprobación, necesitamos que los alcaldes y gobernadores aceleren las actas de inicio y la contratación. Porque,  si nosotros que estamos liberando recursos de las regalías, contamos con ustedes para una rápida ejecución podremos tener el año entrante más de 4 billones de pesos impactando positivamente las regiones de Colombia.

Quiero trabajar con todos los alcaldes, para que ese sea el dinamizador del empleo en las zonas rurales del país.

Lo mismo, con las vías terciarias, en la Ley de Reactivación Económica que se discute en el Congreso, y es una ley que quiero entre otras cosas,  dejar claro, no afecta a ningún ciudadano de clase media, es exactamente las normas que fueron aprobadas y ahí a nadie se le está aumentando, en la clase media, la carga tributaria, donde hubo aumentos eran en personas con ingresos mensuales superiores a 40 millones de pesos y, claramente, no estamos hablando ahí de clase media.

Y se hizo, además, sin demagogia con unas tarifas muy claras y muy transparentes.

Lo que sí se ha buscado es llegar a las regiones para que haya más inversión. Y una de las tareas que nosotros tenemos es conseguirle más recursos a las vías terciarias en nuestro país.

Ahí buscaremos recursos para el programa de ‘Colombia Rural’ y ese será también un generador de empleo. Ustedes lo saben muy bien, porque cuando hay intervenciones de placa- huella o conectividad intermunicipal, eso también lleva beneficios. Quiero desarrollar esa iniciativa con ustedes y que impacte favorablemente para tener más puestos de trabajo.

Están los programas agrícolas, también, donde está ‘Coseché y Venda a la Fija’, porque ustedes en las zonas rurales saben que muchos pequeños productores tienen que sacar sus cosechas, montar sus bultos, irse en una volqueta, llegar a los centros de venta y en una franja limitada entre 4 y 5 de la mañana, les aparece un intermediario que les paga por debajo, en el filo de los costos de producción.

Nosotros queremos habilitar un programa masivo, donde tengamos a los productores vendiendo sin intermediación.

Este año cerraremos con 24 mil, óiganme esto, 24 mil productores, el año entrante queremos llegar a 100 mil y de aquí a agosto del 2022 tener 300 mil productores en esa iniciativa. Eso permitirá asociatividad, acceso al crédito en mejores condiciones, seguros para los productores rurales y ahí esperamos impactar favorablemente la generación de puestos de trabajo.

Y claro está, lo que nosotros también tengamos dentro de las iniciativas del turismo como nuevo petróleo y lo que tengamos también en los pactos con el crecimiento y el empleo, donde con el sector privado queremos llegar a 800 mil empleados de aquí a agosto del 2022.

Y yo sé que es exigente. Y yo sé que es duro, pero la meta que nosotros tenemos en el Plan de Desarrollo de llegar a la tasa de desempleo del 7.9%, seguirá siendo nuestro norte, nuestra inspiración para poder en agosto del 2022 dejar al país con la menor tasa de desempleo de los últimos 30 años. Ese es el objetivo nuestro y no dejaremos de buscarlo un solo día.

La lucha contra la corrupción la mencioné ayer. Pero, a  lo que les invito, alcaldes y gobernadores, no es tanto un tema normativo, que por supuesto tenemos que hacerlo, pero es de manera clara ponerle fin a los carteles de únicos componentes, ponerle fin a los abusos que muchas veces se presentan de contratación directa, exigirles a los contratistas, hacerlos visibles y transparentes.

Que también tengan la mayor transparencia posible en los planes de ordenamiento territorial, para que no estén por ahí constructores del momento tratando de incidir en los concejos municipales o en las instancias de la administración para acomodar el uso del suelo según sus pretensiones, sino que se puede hacer una administración y una planificación territorial con todos los ciudadanos. 

Y que eso sea un factor de legitimidad de sus gestiones, con el apoyo del Gobierno Nacional, entre otras cosas poniendo en marcha lo que será el catastro multipropósito, que les va a permitir a ustedes tener no solamente un fortalecimiento de las finanzas territoriales, sino también la aplicación de medidas en los territorios armoniosas con el medio ambiente y armoniosas con cerrar las brechas sociales, porque permitirá avanzar mucho más en la agenda de titulación.

Así que también hago una mención ahí.

Y en los temas de medio ambiente.

Qué importante, ahí necesitamos ser claros en qué Colombia tiene el 50% de los páramos del mundo. En que el 35% en nuestro territorio está en la franja amazónica, donde tenemos cerca del 50% de nuestro territorio en lo que se denomina la selva tropical húmeda.

Donde tenemos que avanzar con los planes de ordenamiento y mejoramiento de cuencas. Donde tenemos que garantizar que hay una lucha eficaz contra la deforestación. Donde podamos pagar por servicios ambientales. Donde podamos llegar a los territorios con los paneles solares unifamiliares. Donde avancemos en la generación eólica y fotovoltaica, todos programas que están en la agenda del Gobierno que queremos llevarlo a cabo con ustedes.

Y hacer una referencia puntual, ayer lo mencionaba, al concepto de Paz con Legalidad. Acá necesitamos que los recursos lleguen a todos los territorios y hay territorios que han sido vulnerados, afectados cruelmente por la violencia, donde nosotros queremos llevar las obras, donde queremos estructurar los proyectos con ustedes, dónde queremos también impactar favorablemente la población.

Yo sé que durante esta jornada de capacitación hablarán sobre esos proyectos, y no les pienso casar con detalles, pero quiero que sepan que esa política, es una política que cobija a todo el territorio también, aunque tenga ese foco en 170 municipios PDET, tienen que ser un factor de inspiración para todo el resto del país.

Y permítanme cerrar con esto.

Hemos abierto esta Conversación Nacional, las Conversaciones Nacionales llegan a los territorios.

Y yo quiero invitarlos a que ustedes estén como ciudadanos diciéndoles dónde están las propuestas, dónde están las ideas, cómo alimentamos esta gran conversación, porque al final del día la conversación será efectiva cuando se traduzca también en las medidas que conjuntamente hagamos para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que están en sus municipios, en sus ciudades, en sus departamentos.

Y este Gobierno quiere hacerlo con ustedes, de manera exitosa.

Quiero reiterarles que con este Gobierno no hay intermediarios, que los alcaldes y gobernadores se reciben acá con cariño, qué entendemos sus inquietudes, que queremos llevarlos a Findeter, la estructuradora nacional, para ayudarlos con los proyectos que queremos acelerar la aprobación de los proyectos en el sistema regalías, que queremos avanzar en las vías terciarias, en la cobertura social, en la seguridad, como se los dije también ayer.

Pero yo creo que el mensaje más importante de hoy, es que en este encuentro ustedes van a ver distintas herramientas, distintos instrumentos, hemos hecho 41 Talleres Construyendo País, y en todos se ha hecho compromisos, que están en ejecución y que están produciendo resultados.

Muchas de las cosas que hemos comprometido serán victorias tempranas de ustedes, porque las verán ejecutarse días y meses después de que ustedes juren como alcaldes y gobernadores.

Pero el mensaje de todo esto es que hoy Colombia, lo que más necesita es nuestra sinergia.

Muchas personas decían por qué el Presidente Duque quiere empezar esta conversación con los alcaldes y gobernadores de Colombia.

Porque claro, ustedes interpretan el sentimiento de muchos ciudadanos, claro que ustedes tienen un mandato de esa ciudadanía, claro que tendré que llegar a ellos, pero yo estoy seguro que el primer gran paso que Colombia espera es que entre nosotros, el Gobierno Nacional, los nuevos alcaldes y los gobernadores mostremos que a nosotros nos unen el progreso de nuestra gente, el progreso de nuestros ciudadanos.

Y que entre nosotros puede que haya diferencias políticas, pero no hay diferencias cuando queremos producir un mejor resultado a la ciudadanía que anhela nuestra respuesta.

Les quiero desear lo mejor, les quiero desear éxitos y créanme que haré todo lo posible por el éxito de ustedes, las cosas no cambiaran de un día para otro, seguramente, y ustedes saben que hay restricciones muchas veces, pero queremos producir resultados con ustedes.

Así que cierro diciéndole doctor Pedro Medellín, la Escuela Superior de Administración Pública, es un ícono de nuestro país y queremos que sea genuinamente, no solamente un centro de formación, sino un centro de mejores prácticas, que les ayude a ustedes con los planes de desarrollo, que les ayude a ustedes a  preparar proyectos para la cooperación internacional, que les ayude a ustedes a evaluar experiencias exitosas y no exitosas en otros lugares del territorio.

Yo quiero una ESAP para los alcaldes y gobernadores, quiero una ESAP al servicio de ustedes, quiero una ESAP que para ustedes sea una herramienta en la gestión.

Muchísimas, muchísimas gracias.

Relacionadas

/Multimedia/audios/934-Jornada-induccion-alcaldes-gobernadores-electos-ESAP-20191125.mp3
https://www.youtube.com/embed/mazOkaFGYKw?rel=0