Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en el 18° Congreso de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop)

Foto: Nicolás Galeano - Presidencia

Cartagena, 22 de agosto de 2019.

 

Muy buenos días a todos ustedes.

Es un verdadero honor para mí estar esta mañana instalando este Congreso Nacional cooperativo.

Quiero empezar por decir lo siguiente. Hacía varios años no venía a este Congreso el Presidente de la República.

Hoy vengo con profundo orgullo, con profunda determinación, como un soldado más de esta causa que llena de orgullo a toda Colombia.

Y me alegra, además, decir que es la primera vez que instala este Congreso un Presidente de la República.

Y esta es la demostración de que acá venimos a trabajar por el cooperativismo de nuestro país.

(…)

Y quiero empezar por hacer unas reflexiones.

Y usted lo decía ahora, doctor (Jorge Andrés) López (Presidente de la junta directiva de la Confecoop). Hemos tenido a lo largo de los años distintos momentos para el movimiento cooperativo.

El cooperativismo ha sido trascendental en Colombia

El movimiento cooperativo ha sido trascendental en la transformación de nuestro país. Ha sido trascendental en poderle llegar a las distintas regiones de Colombia con productos de crédito.

Ha sido trascendental en el sector cafetero. Ha sido trascendental en el sector de la salud, en el sector lácteo.

Ha sido trascendental también en el sector cultural.

Y eso marca una historia bella, donde la palabra cooperar no es una palabra banal, sino que es la herramienta a partir de la cual se forma un criterio de emprendimiento colectivo.

Por eso siempre resalto el modelo cooperativo. 

Lo hice en el plan de gobierno que presenté siendo precandidato presidencial. Y hace dos años estuvo acompañándolos en un debate muy interesante con otros candidatos, y pude plantear acá la urgente necesidad de darle un nuevo impulso al movimiento.

Una política para el sector

Porque, con el pasar de los años, se empezaron a generar confusiones inexplicables, como por ejemplo, la duda entre cuál era el verdadero propósito empresarial detrás del modelo cooperativo.

Y que ha llevado, además, a que –como usted lo decía–, se presenten situaciones de inseguridad jurídica.

Yo vengo hoy a decirles que no solamente tengo el compromiso, como Presidente de la República, de seguir exaltando al sector cooperativo, sino que, de antemano les puedo decir doctor López y doctor (Carlos Ernesto) Acero (Presidente Ejecutivo de Confecoop), aquí estamos con la idea de sacar adelante esa política pública para el sector cooperativo de Colombia, modernizándolo, apoyándolo, y dándole el realce que se merece en todo el territorio nacional.

Desde ya cuenten con eso. Cuenten con las mesas de trabajo, cuenten con la coordinación, cuenten con que esto se va a materializar en ese documento Conpes para orientar la política del Estado.

Y puedo también decir que este no es un trabajo que vendrá solo, ni es aislado, porque lo primero que necesitamos para la formulación de la política pública es reconocer la importancia que tiene este movimiento en el país.

Sea esta la ocasión para destacar que cuando hablamos de 6.3 millones de colombianos que pueden estar participando activamente del movimiento y que impactan con sus servicios y sus acciones a cerca de 19 millones de colombianos, estamos hablando de un sector que genera una amplia identidad.

Estamos hablando de un sector donde en 525 municipios del país hay una expresión cooperativa, y en más de 1.000 municipios hay un servicio cooperativo.

Eso muestra la gran presencia en una geografía tan difícil. Pero adicionalmente –y sea esta la ocasión– el movimiento cooperativo también cuenta con una gran participación y un gran liderazgo de la mujer colombiana. Cerca del 51% de los miembros de todo el movimiento cooperativo, son mujeres.

Y eso también es para demostrar que aquí se siente un liderazgo que dignifica el papel de la mujer trabajadora, creativa, ingeniosa, emprendedora, en todos los 25 sectores elementales o quizás los sectores que tenemos hoy bajo tutela del espectro cooperativo.

Todo esto no sirve a nosotros también para plantearnos cuál es el impacto que tiene el movimiento cooperativo en Colombia.

Impacto cooperativo en el crédito

Y lo quiero resaltar hoy. Colombia es un país donde no es fácil, en los lugares apartados, acceder al crédito. Donde no es fácil para el productor rural encontrar el financiamiento.

Y el movimiento cooperativo ha permitido que en Colombia se desarrollen productos de ahorro y crédito en lugares donde, si no estuviera esta expresión, no existirían y muy seguramente estarían altamente expuestos al ‘gota a gota’ muchísimos productores del país. 

Ese elemento de llegar a las regiones con los productos crediticios, es algo que hoy quiero resaltar, porque se ha hecho siempre con el espíritu de buscar instrumentos que concilien plazo, tasa y actividad por parte del beneficiario.

Impacto en la producción agropecuaria

Cómo no hacer una referencia hoy al impacto del sector cooperativo en la producción agropecuaria de nuestro país.

Somos un país que a diferencia de otros con los que muchas veces nos comparamos en América Latina, el sector rural tiene un peso. Y un peso significativo. 

Cuando miramos solamente la Alianza del Pacífico, nos encontramos con que el sector rural de nuestro país puede estar representando casi el 7 por ciento del PIB. Mucho más de lo que representa en los países de la Alianza del Pacífico.

Podemos estar hablando del 18% de las exportaciones. Podemos estar hablando del 17% del empleo. Podemos estar hablando de más del 20% de la población en las zonas rurales de nuestro país.

Y cuando miramos esas grandes cifras podemos también encontrar que en muchos de los casos exitosos hay una expresión cooperativa.

Las cooperativas de cafeteros en nuestro país les han permitido a muchas familias poder progresar, y a partir de su producción, educar a sus hijos y construir un mejor bienestar.

Cómo no hacer la mención en el sector de los lácteos, por ejemplo.

Y yo aquí aprovecho también para resaltar a una de esas de esas cooperativas icónicas, como lo es Colanta, en mi tierra, en Antioquia. Que ha servido de inspiración en muchísimos lugares del territorio.

Y yo quiero hoy ratificar algo que hablamos hace dos años, doctor López. 

Hace dos años, cuando se hablaba de la Alianza del Pacífico, había una gran preocupación del sector cooperativo de lácteos que decía por favor, no vayan a abrir ese sector a los Estados asociados, porque nos puede afectar. Cuando tenemos cerca de 500 mil familias que se benefician del sector, y cuando puede estar representando cerca del 25% del PIB agropecuario del país

Así se venía avanzando. Y yo les dije a ustedes: cuando yo llegué a la Presidencia de Colombia, con la ayuda de Dios, llegaré a las discusiones de la Alianza del Pacífico y voy a defender la producción de lácteos nacionales, porque también entiendo el peso que trae para el sector cooperativo rural de Colombia.

Hoy, un año después de estar en la Presidencia, puedo decirles a ustedes, mirándolos a los ojos, que no solamente fuimos a defender nuestra posición, sino que logramos la exclusión, en cualquier tipo de negociación con los Estados asociados, del sector lácteo de Colombia, protegiendo a los productores y a las cooperativas que en el campo colombiano están sembrando bienestar. 

Las cooperativas y el medio ambiente

Cómo no hacer una mención, hoy, del impacto que ha tenido el sector cooperativo en un tema tan importante como la defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

No podemos guardar silencio con éxitos y tenemos que expresarlos todos los días con ímpetu.

Qué tal no hacer una mención a los cerca de 3 millones de árboles que han sido sembrados en el territorio colombiano por el movimiento cooperativo.

Cómo no hacer mención a las miles de hectáreas que han sido reforestadas. Y cómo no hacer una referencia a las cerca de 200 mil toneladas de CO2 que han sido capturadas y protegidas, en el sentido de no dejar una mayor afectación a la sociedad.

Esas son herramientas que ustedes en su trabajo diario nos llenan de orgullo.

Este gobierno no solamente está comprometido con esa causa de proteger la biodiversidad, teniendo el país con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado, después del Brasil, sino que también queremos enfrentar la deforestación y queremos avanzar con una política de mitigación y adaptación al cambio climático.

Pero esos logros ambientales del movimiento cooperativo qué importante es compartirlos con la sociedad, para que se entienda por qué este sector también tiene implicaciones y acciones puntuales en un tema que nos preocupa en el mundo de hoy. 

Cooperativas y salud

Yo hago todo esto, apreciados amigos –estas referencias–, porque inclusive cuando hablamos del sector de la salud, también hemos visto cómo el sector ha llegado a los lugares apartados, y que si bien pueden darse casos de abusos, son apenas pequeñas ovejas negras, pero no la afectación de todo un sector, que se ha preocupado por aglutinar a prestadores del servicio y llegar a los lugares apartados, brindándoles atención en enfermedades de complejidad media.

Yo quería hacer esta primera reflexión, porque mi objetivo como Presidente es que el sector cooperativo tenga un marco legal transparente, sólido, idóneo, que permita su progreso.

Y lo primero que tenemos que dejar claro, es que este sector no puede caer en las ambivalencias interpretativas, donde algunos lo miran como si fuera simplemente un trabajo social aislado, y no tiene espíritu empresarial.

Todo lo contrario, el sector cooperativo demuestra que es posible conciliar el modelo empresarial y llevarle el bienestar al ciudadano en todos los rincones de nuestro país.

Un pacto cooperativo

Por eso quiero hacer referencias puntuales a lo que esperamos.

Ustedes han hecho un ejercicio claro en la solicitud del pacto. Asumimos esa tarea.

Y le pido a la señora ministra, Alicia Arango, nuestra Ministra de Trabajo, que junto con la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, lidere la construcción de este pacto, con una agenda clara para los próximos meses. Con las mesas de trabajo, en los distintos subsectores y que traigamos a la mesa a todas las entidades que tienen que lidiar día a día con la conducción de la relación.

Porque ahí es donde empezamos a resolver. ¿Cómo? Que nosotros tengamos a una Dian sintonizada con una visión y que pueda tener la interpretación.

¿Para qué? para darle la seguridad jurídica y las garantías al sector cooperativo para su progreso. Y también con el apoyo del sector cooperativo abrir el ojo y prender las alertas cuando se ve que alguien quiere abusar de modelo cooperativo, para no cumplir sus obligaciones. Porque ahí es donde está el trabajo, el trabajo de los dos.

Llevar ese pacto a un documento Conpes y a una visión de corto, mediano y largo plazo.

¿Por qué? ¿Por qué lo digo así? Porque el documento nos permite tener toda la coordinación interinstitucional, saber asignar los recursos adonde corresponde, pero también invitar a las instituciones del Estado que están en la promoción del emprendimiento para que trabajen de manera decidida con el movimiento cooperativo.

Y particularmente hago referencia a algunas.

iNNpulsa y el Sena

Yo le voy a pedir al doctor Ignacio Gaitán, Presidente de iNNpulsa, que habilite dentro de iNNpulsa esa plataforma de promoción del emprendimiento cooperativo en nuestro país, para que podamos acelerar esos emprendimientos jóvenes que tenemos en muchos sectores.

Y que eso nos permita también seguir expandiendo el modelo. Porque me gusta la meta que usted ha manifestado para el 2022, doctor López.

Pero en eso podemos trabajar todos unidos. Porque un iNNpulsa que está en los territorios con ustedes puede ayudar a hacer esa incubación de emprendimientos cooperativos en distintos frentes.

Una institución muy querida por el movimiento cooperativo, el Sena. Nosotros estamos trabajando con la Ministra (de Trabajo) Alicia Arango para llevar el Sena a los territorios con mayor dinamismo.

Una de las primeras tareas que tenemos, buscar lo que yo tanto defendí durante años, y era la doble titulación. Que nosotros podamos llegar a las regiones, y en los últimos tres años del bachillerato, darles a los estudiantes la posibilidad de recibir esa formación para el empleo, con educación técnica, para que cuando se gradúen,  en una mano esté el diploma de bachiller, y en la otra el diploma de técnico.

Hemos logrado en un año de gobierno graduar a 146 mil  estudiantes con esa doble titulación y queremos llegar al 2022 con 600 mil estudiantes con el doble título.

Pero qué importante contar ahí con el trabajo del sector y del movimiento cooperativo, para que muchos de esos estudiantes se formen con la vocación productiva de las regiones y también puedan tener el sueño de emprender dentro del cooperativismo en los sectores para los cuales se han formado.

Ahí también los quiero invitar a que hagamos ese importante frente común, doctor  López.

Quiero pedirle también al Sena que en el trabajo con los aprendices, vayamos dando formación de cooperativismo. El Sena debe poder transmitir no solamente en sus clases de emprendimiento, pero también dentro de las modalidades de emprendimiento, enseñar sobre el emprendimiento cooperativo. Porque eso permite tener escala, robustez, expansión con dinamismo.

Y quiero hacer referencia a algunos programas.

El DPS, el Departamento para la Prosperidad Social, tiene hoy varios lineamientos. Por un lado, que nosotros podamos llegar con el programa Familias en mi Tierra, que ha permitido atender también a familias víctimas de la violencia, para que vean en el modelo cooperativo la posibilidad de integrarse, crecer, vender, comercializar.

En lo que va corrido de este año, debemos llegar a cerca de 40 mil familias. Pero qué importante que con el movimiento cooperativo también las podemos integrar para que hagan parte activa del movimiento.

Y lo propio con el programa Iraca, que debe tener en este momento más de 20 mil beneficiarios en un año de gobierno. Que está llegando a población de minorías étnicas y que también ha servido para generar emprendimientos cooperativos de comunidades indígenas.

Yo quiero que el sector también sienta estos programas como programas aliados. Y estamos dispuestos siempre a mejorarlos, a revisarlos, pero quiero hacer lo de la mano con ustedes, porque esto nos permite llegar al territorio.

Y lo propio ocurre con los programas de emprendimiento colectivo que tiene el DPS. Programas de emprendimiento que hoy pueden estar llegando a cerca de 480, y que podríamos perfectamente multiplicar.

Agricultura por Contrato

El Ministerio de Agricultura ha lanzado una iniciativa que también para mí es muy motivante, Agricultura por Contrato.

Y esto sí que es importante para el movimiento cooperativo y sobre todo para las nacientes cooperativas de pequeños productores rurales.

Y es que muchos de los pequeños productores –sea colectivo o sea individual–, producen, sacan sus productos, consiguen a alguien a quien rentarle el camión, llegan al lugar de comercialización y tienen que negociar en una franja horaria limitada, donde el intermediario siempre tiene una ventaja. Y tristemente, en la gran mayoría de casos, termina negociándolo por debajo, o en el filo de los costos de producción.

Ante esta realidad a gritos, que es un problema estructural que hemos tenido en Colombia, lanzamos ese programa que se llama Coseche y Venda a la Fija, que es lo que busca es que el productor y el comprador, sin intermediario, lleguen a un acuerdo. Un acuerdo con un precio justo, estable y un contrato estable.

En lo que va corrido de este gobierno estamos próximos a llegar a los 18 mil pequeños productores que ya están bajo ese modelo.

¿Qué quiero yo?

Que el sector cooperativo nos permita crecer de manera exponencial para llegar a nuestra meta de 300 mil productores al año 2022. Y qué mejor que hacerlo con las pequeñas cooperativas, asociación rural de productores, para que nosotros tengamos la escala y el acompañamiento que ya estamos ofreciendo, con la tasa más barata que existe en el mercado financiero, que es DTF - 1, y un programa de micro seguros para proteger a los productores a los riesgos hidroclimatológicos.

Los invito a que ustedes sean también socios y activos participantes de este programa que lleva beneficios y hace una transformación estructural de la negociación en el campo colombiano.

Así que también pongamos ese tema en la agenda.

Banca de Oportunidades y corresponsales

Banca de Oportunidades. Doctor Freddy Castro (Director), me alegra verlo a usted hoy acá. El doctor Freddy Castro es miembro de nuestro gobierno  y tiene la tarea de ayudar a llegar a las regiones con más productos financieros.

Pero miren mi preocupación, doctor Acero, doctor López,  Ministra (de Trabajo). 

Cuando miramos el universo de corresponsales no bancarios o de corresponsales bancarios, nos encontramos que tan sólo el 0.2  son cooperativas. El 0.2 de los corresponsales que deberían estar en los territorios ayudando a transmitir esos canales crediticios, son las cooperativas.

Y eso a mí no me deja ni contento, ni quiero que sigamos perpetuando esa realidad.

Por eso con la Banca de las Oportunidades queremos empezar con una agenda clara y es, en los próximos meses, con el apoyo de ustedes, proponernos habilitar 100 corresponsales no bancarios o bancarios, con el sector cooperativo y que se nos permita llegar con el producto a las regiones.

Y de la mano con ese programa, yo quisiera también proponer que podamos seguir financiando más puntos de enlace para los servicios financieros, que se puedan trabajar con las cooperativas que están en los programas de ahorro y crédito.

Y algo que a mí también me emociona, porque esto no es carreta, esto está cimentado en el Plan de Desarrollo.

Usted recordará que hace dos años les dije aquí que sí tenía el honor de llegar a la Presidencia, quería que el Plan Nacional de Desarrollo estableciera unos lineamientos para esa política pública.

Ese es el artículo 164 del Plan Nacional de Desarrollo, es una realidad y está aprobado.

La reglamentación recae sobre nosotros. Pero esa reglamentación es consecuencia de los avances que tengamos ahora en estas mesas de trabajo, en el pacto y en la política pública.

Así que, como consecuencia de esto, tiene que salir ese decreto reglamentario.

Ley de Financiamiento

Y no puedo dejar de hacer referencia también a cosas que se lograron con la Ley de Financiamiento, porque también en la Ley de Financiamiento tuvimos conversaciones con el sector, y el sector dijo: vea, por favor. En ciertos temas no nos deje por fuera, homológuenos para que nosotros también hacer los descuentos en materia de competencia, en distintos servicios.

Eso se logró, y así quedó. Pero también creo que hay temas muy importantes, a los cuales quiero hacer referencia, de la Ley de Financiamiento, que son muy útiles para ustedes.

Primero, lo que tiene que ver con los bienes de capital, el descuento del 100 % del IVA sobre los bienes de capital, que quedó incluida la Ley de Financiamiento, creo que el sector cooperativo lo debe entender también como una señal de apoyo, sobre todo cuando se trata de maquinaria, de activos, de tecnología, aplicada a los servicios que ustedes desarrollan.

El descuento del 50 % de ICA, sirve mucho cuando ya ustedes han adquirido –algunos- ya superficies, ya instrumentos de venta al por mayor, porque también les quita un peso muy importante.

Y tengo que hacer referencia también a que nosotros tenemos bajo el esquema de cero impuesto de renta por 7 años al sector creativo, y cero impuesto de renta a los emprendimientos rurales con un mínimo de inversión, y un mínimo de puestos de trabajo, también un mecanismo de promoción para el emprendimiento que ustedes también adelantan.

Yo quiero que el sector cooperativo también nos ayude a divulgar en el territorio esas herramientas, porque esas herramientas son complementarias a los éxitos que ustedes tienen.

Y quiero decirles a ustedes por qué me emociono compartiendo todo esto con el sector.

Porque realmente yo creo, que nosotros tenemos que considerar en Colombia dos propósitos, crecimiento con Equidad.

El crecimiento por sí solo, sino lo orientamos en Equidad, no produce los beneficios que necesitamos para cerrar las brechas en nuestro país.

Invitación para el crecimiento

Y ahí mi invitación, nosotros queremos que el crecimiento vaya de la mano con llevar el emprendimiento a las zonas más necesitadas de nuestro país.

Yo los veo a ustedes como ese ese socio ideal.

Y quiero que tengamos en cuenta lo siguiente.

En los programas sociales del Estado, que hemos logrado materializar en un año, hemos podido entregar más subsidios –óigase bien–  de tasa de interés y de cuota inicial, que lo que se entregarán en los cuatro años anteriores.

Yo quiero que el sector cooperativo trabaje con nosotros en ese propósito. Que nos permita a nosotros llegarles a más ciudadanos.

Tenemos más de 70 mil mejoramientos de vivienda rural en un año, pisos, baños, techos, cocinas, baterías estructurales.

Qué importante también contar con el sector cooperativo para hacer esos mejoramientos en lugares del territorio.

Lanzamos el programa Colombia Rural, de vías terciarias, donde también podremos trabajar con el sector cooperativo, en esquemas de placa huella, en mejoramientos de infraestructura en las cabeceras municipales.

Creo que ahí podemos propiciar y fomentar también el modelo cooperativo en esas intervenciones de construcción que se necesitan en el territorio.

Cómo no mencionar hoy la importancia que también tiene para Colombia que tengamos en este momento cerca de 47 mil estudiantes que están llegando gratuitamente a la universidad pública. Y cerraremos el año con 80 mil.

Estos estudiantes pueden y deben ver en el modelo comparativo opciones también de emprendimiento.

Toda esta agenda social, se construye pensando en mejorar estructuralmente las condiciones para Colombia.

Entonces quiero que cuenten con un Presidente que quiere al movimiento.

Y síganme teniendo aquí mi espacio para estar el año entrante, el que sigue y el que sigue, y si me quieren invitar de expresidente, aquí sigo viviendo con cariño.

Vencimiento de términos

Quiero aprovechar estos minutos que me quedan para hacer unas referencias a unos temas de coyuntura frente a los cuales yo espero también que el sector cooperativo se pronuncié.

En primer lugar, hemos visto temas que nos duelen a los colombianos.

Yo he sido respetuoso siempre de las decisiones judiciales, porque entendemos la separación de poderes.

Pero no nos digamos mentiras. Cuando vemos que hay delincuentes que salen de la aplicación efectiva de la justicia por vencimiento de términos, eso nos genera a nosotros una profunda indignación.

Y yo creo que ha llegado el momento para que podamos, con todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso, garantizar que tomemos las acciones para que eso no se sigan presentando y fortalezcamos nuestra justicia para combatir y para desmantelar las estructuras de la corrupción en nuestro país.

Pero la justicia no puede ser percibida por algunos delincuentes simplemente como un obstáculo que lo eluden con facilidad.

Quiero dejar ese tema planteado hoy aquí.

Lucha contra el microtráfico

Lo segundo, lucha contra el microtráfico y el narcotráfico, apreciados amigos.

En los municipios donde está el sector cooperativo, el sector cooperativo es inspiración. Porque además es como un camino de esperanza, que además visual a los que son tentados por la criminalidad.

Pero tenemos también que darnos cuenta que este sector desde hace tiempo ha denunciado que a los municipios han llegado los jíbaros y han llegado para intimidar familias, han llegado para arrebatarle a la legalidad niños y jóvenes.

Por eso nosotros, cumpliendo también lo que tanto les compartimos a los colombianos, sacamos adelante el decreto que nos permite a nosotros decomisar e incautar, a la luz del Código de Policía, esas sustancias psicoactivas que amenazan a la sociedad y que amenazan a nuestros hijos.

Ese decreto sigue vigente porque tiene, además, una fundamentación y una inspiración en muchos artículos del Código de Policía, independientemente del pronunciamiento –que respetamos– por parte de la Corte Constitucional, frente a un artículo del Código.

Pero son muchos más los fundamentos, más allá del artículo que se cayó.

Y yo lo que quiero hoy decirle al sector cooperativo: Tenemos que proteger la familia colombiana, tenemos que proteger a los niños de nuestro país y tenemos que garantizar que en el territorio, ni los jíbaros ni los vendedores de droga van a tener el camino allanado para salir a contaminarles la vida a quienes quieren formarse con esperanza para Colombia

Protegiendo el medio ambiente

Y quiero también hacer referencia a dos temas que quiero que ustedes sigan siendo líderes y que trabajemos de la mano. La protección del medio ambiente.

En un año de gobierno nos hemos propuesto mostrar nuestro compromiso con el medio ambiente.

Logramos en un año pasar de 60 megas de capacidad instalada de energías renovables no convencionales, como la eólica y la solar, a duplicar y triplicar la capacidad instalada. Pero también asegurar proyectos que nos permitan superar las 1.398 megas el año 2022 y viene, además, una subasta de largo plazo, que esperamos también nos permita seguir expandiendo esas fuentes de energía para que Colombia se posicione –óiganme bien– como uno de los países líderes en América Latina en esas energías renovables no convencionales.

Segundo, sacamos adelante la ley de movilidad eléctrica y movilidad limpia, que la firmamos con gusto, y la reglamentaremos con más gusto, y que adicionalmente promueve en el sector de transportadores –donde también hay un sector cooperativo importante– que la sustitución del parque automotor de carga tenga todos los beneficios tributarios, pero adicionalmente promueva la sustitución por vehículos más limpios. Algo bien importante para el país.

Lanzamos la política de Economía Circular, que yo quiero, además, que el sector cooperativo la entienda, la asuma, la acompañe, para que tengamos esas tres erres de Reducir, Reciclar, Reutilizar, y mostrar que en Colombia podemos armonizar el desarrollo empresarial con los mejores estándares ambientales.

Lanzamos la campaña Artemisa para luchar contra la deforestación. Y en lo que va corrido de nuestro gobierno, hemos logrado reducir en un 17% la deforestación. Tenemos que hacer mucho más todos los días.

Y estuve hace poco acompañando a la Conferencia Episcopal en la discusión de lo que será el Sínodo del Vaticano, en octubre, sobre el futuro de la Amazonía.

Queremos nosotros tener no solamente nuestra política integrada, sino que todo el país tenga la sensibilidad y tenga además el compromiso de proteger ese gran pulmón del universo.

Colombia quiere ser líder en la protección de la biodiversidad y de nuestra Amazonía. Y yo quiero invitar al sector cooperativo a que hagamos esa alianza.

Las mujeres cooperativas

Y déjenme terminar con esto.

Me enorgullece mucho ver a las mujeres líderes del sector cooperativo no se mide

No se me ‘toquen’ los hombres ¿no? Pero me alegra mucho ver ese liderazgo.

Recorriendo muchos rincones del país, cuando me encontraba con mujeres líderes del sector cooperativo, muchas me han manifestado: Presidente, por favor avancemos en la defensa de la familia y la protección de los niños.

Cadena perpetua para asesinos y violadores de niños

Cuando un niño en Colombia, o en cualquier lugar del mundo, es violentado o es abusado, ese niño termina padeciendo de lo que se denomina estrés tóxico. Termina  cargando con un trauma que lo afecta toda la vida y que, obviamente, se puede manejar con personal capacitado, pero toma tiempo. Porque además trae afectaciones en sus emociones.

Hoy quiero reiterar que la defensa de los niños es una defensa de la familia colombiana. Y que el sector cooperativo y las mujeres líderes –que muchas han sido madres cabeza de familia– también han hecho una solicitud que hoy la reafirmó y la reafirmó con los miembros del Congreso que están aquí presentes. Y es que podamos sacar adelante la cadena perpetua contra violadores y asesinos de niños.

Y óigase bien, que hagamos imprescriptible esos delitos para que no haya un solo criminal que pueda sentir que se le extinguió la acción penal con el tiempo. Mantener esa imprescriptibilidad es bien importante.

Y desde luego, todo lo que tengamos que hacer en materia de prevención, educación, fundamental.

Quería hacer estos comentarios porque yo sé que son temas también de sensibilidad para ustedes.

Y quiero decirles que aquí me llevo el himno del sector cooperativo, porque hay algo que define lo que queremos para Colombia:

Que marchemos todos unidos hacia la vida y la patria,
escoltados por el sol, el trabajo y la esperanza.

Muchísimas gracias.

(Fin/gta)

Relacionadas

/Multimedia/audios/743-Congreso-Nacional-Cooperativo-20190822.mp3