Palabras del Presidente Iván Duque en la instalación del Congreso de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas)

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en la instalación del Congreso de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas)

Foto: Efraín Herrera - Presidencia

Cartagena, 10 de abril de 2019.

 

Muy buenas a todos ustedes.

Quiero saludar muy especialmente al doctor Orlando Cabrales, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural, Narturgas.

Quiero saludar al doctor Rodolfo Anaya presidente del Consejo Directivo de Naturgas,

Quiero saludar a mis compañeros del Gobierno nacional, al señor presidente de Ecopetrol (Felipe Bayón).

Quiero saludar a los exministros de Estado  Amílkar Acosta, Camilo Sánchez; a nuestro buen amigo Francisco Lloreda.

Saludar a los integrantes de la Creg (Comisión de Regulación de Energía y Gas) y a todos los distinguidos representantes de este sector.

Me motiva mucho estar hoy acá, porque este gremio y este sector demuestran que Colombia no para. No para de progresar, no para de invertir, no para de innovar, no para de asociarse en los territorios y no para de soñar con una mejor posición competitiva en la oferta de energía.

Y a mí me parece importante decir eso en el año del Bicentenario, en el año 2019, En el año donde nosotros debemos reflexionar como país hacia lo que debe ser Colombia y también poder mirarnos con sentido autocrítico y evaluar cuáles han sido los problemas que han envejecido mal, cuáles son las acciones que debemos tomar.

Y hacerlo con un sentido propositivo. Hacerlo con el sentido de crear, de construir y no de destruir. Hacerlo con el sentido de concentrarnos en las soluciones y no dejarnos llevar –como quieren algunos– por el camino de las agresiones.

Esa Colombia resiliente, optimista, dinámica, es la Colombia que está viendo el mundo.

Esta mañana, por ejemplo, miraba un periódico de alta circulación nacional, que resaltaba a un lado, que la última revisión que hizo el Fondo Monetario Internacional sobre crecimiento, decía que la economía colombiana iba a crecer por encima del promedio de crecimiento mundial.

Gran noticia.

Y eso no es gratuito. La economía colombiana mejora sus expectativas de crecimiento porque hemos tomado las decisiones correctas.

Vemos cómo hace pocos días llegó a Colombia Amazon web Services, montando un centro en Bogotá con 700 empleados y con miras a duplicar y triplicar esa cifra en los próximos años.

Vemos cómo con el Foro Económico Mundial abrimos el Primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial en un país hispanoparlante. Tendrá lugar en Colombia, concentrado en inteligencia artificial, Internet de las Cosas, tecnologías de encriptación Blockchain.

Vemos cómo Colombia es vista por el Fondo de Capital Privado más importante del mundo en tecnología, SoftBank, para iniciar una de sus bases para identificar los emprendimientos.

Esa Colombia que ve el mundo, que logró en el año 2018 el nivel más alto de turismo que haya visto nuestro país, las mejores cifras del turismo en la historia de Colombia, más de 4 millones 267 mil visitantes no residentes. La mayor tasa de ocupación hotelera en 14 años.

Esa es la Colombia que está viendo el mundo.

Y yo quiero hacer el llamado ese hoy, porque si el mundo nos está viendo así, es justo cuando menos podemos dejarnos llevar por los que quieren estigmatizar sectores cayendo en la demagogia. Los que quieren hacer creer que no hay ningún debate de sanos equilibrios entre el desarrollo y el medio ambiente, entre la seguridad energética y la protección de los ecosistemas. O los que sencillamente quieren todos los días infundir un sentimiento de agresión y de oposición, sin reflexión, casi que con una especie de sentimiento hirsuto. Como si no tuviéramos la posibilidad de reflexionar mejor como país.

La Colombia optimista que está hoy acá, la Colombia motivada que está hoy acá, y que está en nuestras calles y que está en nuestras micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, y que está en nuestros talentos de la creatividad y que está en la tecnología y que está en los servicios y que están en el sector agropecuario, es la Colombia que a nosotros nos tiene que fortalecer.

Por eso yo me siento también obligado en volver a decirles hoy a ustedes que, en tan sólo ocho meses de Gobierno, en medio de muchas dificultades le hemos mostrado el país que hay tres pilares fundamentales para la transformación de Colombia.

El pilar de la Legalidad, volver a sembrar en el territorio la idea de que la Ley se cumple, de que la Constitución se cumple y que los derechos de los colombianos se mantienen firmes, mientras no haya nadie que quiera pisotear los derechos de los demás invocando los propios.

En tan sólo ocho meses, hablando de Legalidad, hemos logrado cambios importantes en la lucha contra la corrupción.

Lanzamos la circular a través de la cual, todos los altos funcionarios del Estado hacen públicas sus declaraciones de renta.

Lanzamos el decreto a través del cual se acaban los pliegos sastre, y tenemos los pliegos tipo en infraestructura.

Lanzamos la Comisión Nacional de Moralización. Y hemos empezado a hacer una total despolitización de muchísimas entidades que estaban al servicio de clientelas políticas o de carteles de la corrupción.

Casos como el de los Ambuila, por sólo mencionar algunos, están siendo denunciados de manera permanente.

Nos la hemos jugado por estar presentes en el territorio con una agenda de seguridad, donde ya lo que va corrido del año tenemos una reducción de los homicidios del 7%, una reducción del secuestro del 22% y así con muchos hurtos, en distintas modalidades, porque tenemos la convicción de trabajar por los resultados.

Y quiero aprovechar para hacer un énfasis hoy acá.

Este país necesita que nos arrompemos sin colores políticos en la defensa de la legalidad. Que nos arrompemos en el amarillo, azul y rojo de nuestra Bandera, porque lo que debemos dejar claro es que en nuestro país los derechos se pueden defender, los derechos se pueden esgrimir, los derechos se pueden tutelar.

Y el Estado está siempre dispuesto al diálogo con los ciudadanos. Pero no más vías de hecho, no más chantajes en el país, para ser exigibles los derechos de los ciudadanos.

Esa, esa condición, cuando hablamos de la Legalidad, es fundamental.

Cuando logramos, además, llegar con la pedagogía a los territorios. Que desde edad temprana se entienda que no existe el camino del atajo. Que existe el camino del trabajo arduo, del cumplimiento de las reglas de juego.

Pero al mismo tiempo también eliminar mecanismos de discrecionalidad o de monopolios de información que muchas veces se mutan rápidamente hacia instrumentos de la corrupción.

Todo eso hemos querido hacer bajo ese principio.

Pero también le hemos hablado a Colombia del principio del Emprendimiento, que está presente hoy acá.

Porque no podemos seguir viendo por un lado algunos liderazgos, como los que tuvimos en el pasado, que eran vergonzantes, para defender la iniciativa privada y se dejaban llevar a la estigmatización de los demagogos, de querer decir ‘allá están los ricos’, como si ese fuera un estigma, para tratar de arrinconar a todo el que tuviera iniciativa privada.

Como si no hubiéramos visto ya los errores que condujeron a otros países al fracaso. Unos que tenemos muy cerca.

El Emprendimiento es un valor en la sociedad. El emprendimiento está en la Constitución Nacional en el artículo 333, que reconoce la libertad económica y también el sentido social de la empresa.

Pero esa visión de Emprendimiento, también tenía que reconocer algo que por años había sido una queja de muchos sectores, incluido este.

Siempre que se hacía una reforma tributaria se les pasaba la cuenta de cobro a las empresas, convirtiéndolos de alguna manera en una fuente de ingresos fiscales y quitándoles la posibilidad de formalizar empleo y de hacer grandes transformaciones en equidad.

En ocho meses de Gobierno decidimos cambiar esa visión que había generado tanto daño. En ocho meses podemos decir que iniciamos ya la reducción de la tasa nominal de renta. Que le permitimos al sector privado tener una herramienta para deducir el 100 por ciento del IVA los bienes de capital y generar inversión.

Deducir el ICA, empezar con la eliminación de la renta presuntiva, motivar las megainversiones y tener instrumentos para llevar inversiones a las industrias creativas, las de base tecnológica, las que están en el desarrollo energías renovables no convencionales, las que están en energías renovables, como el gas natural y también las que están en el desarrollo rural de Colombia.

¿Por qué? Porque consideramos que un país que tenga más empresas micro, pequeñas, medianas y grandes está conduciéndose al verdadero progreso.

Y por eso no me da pena decirlo hoy acá, porque tenemos que sentirlo todos los colombianos, porque el Emprendimiento no es ni izquierda ni derecha; el Emprendimiento es un mecanismo de transformación social.

Creo que el éxito del empresario es el éxito de Colombia y como tal tenemos que apoyar la iniciativa privada en el territorio nacional.

Y este sector no es ajeno a esas trasformaciones. Este es un sector fundamental, porque poco se lleva a la discusión pública, cómo debería ser, la seguridad energética de un país. Y sobre todo saber entender la vinculación entre la seguridad energética y la seguridad fiscal.

Porque no nos digamos mentiras. El sector de los hidrocarburos ha sido un sector que ha traído enorme impacto, positivo, en el país. Por supuesto habrá lecciones, habrá situaciones de riesgo que ameritarán revisiones, seguramente, y aprender de los errores.

Pero lo que no podemos dejar de entender es que muchas veces esa riqueza del subsuelo debe ser utilizada para enfrentar la pobreza en suelo.

Son generadores de ingresos importantes para el Estado. Son detonadores de transformación productiva. Nos permiten a nosotros brindarnos ante muchos choques.

Y usted lo decía bien, doctor (Orlando) Cabrales (presidente de Naturgas). Sí, a mi padre le tocó vivir en los años 80 desde el Gobierno un país que era importador neto de combustibles, y después ver el impacto que tuvo para Colombia Caño Limón-Coveñas, doctor (Felipe) Bayón (presidente de Ecopetrol).

¿Qué lección le dejó esa experiencia a Colombia?

Si no nos preocupáramos por esa sostenibilidad energética y esa seguridad energética, tendríamos que acudir a la exportación de otros productos para poder importar la energía ante los choques de precios internacionales. Y ahí sí que se afecta una nación.

Por eso para mí, cuando hablamos de ese sector, estamos hablando un sector estratégico.

Y desde el primer día de Gobierno entendimos el valor de este sector. Lo entendimos en el marco de la matriz energética. Lo entendimos en el marco de las reservas. Lo entendimos en el marco los nuevos desarrollos. Y nos hemos preocupado por acelerar este proceso.

A mí me complace que, en un país donde tenemos reservas de gas por el orden de 12 años, 3.9 terapiés cúbicos, podemos decir que tenemos nosotros en materia de reservas, y que ejerce una presión sobre nosotros ante la creciente demanda, yo puedo decirles que en ocho meses de Gobierno hay señales claras.

Esperamos para este primer semestre poder culminar con la asignación de 20 bloques continentales, mostrando el avance que tenemos en una de las principales fuentes.

Podemos también decir que en ocho meses de Gobierno volvimos a estructurar, con la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la asignación de importantes bloques y la suscripción de contratos costa afuera, que por cierto, van a transformar también la provisión de servicios de este sector, generando una gran economía en la Costa Caribe colombiana y posicionándonos, además, en todo lo que son los servicios integrales costa afuera, que les han permitido a muchos países transformar su ingeniería, su provisión de servicios especializados.

Y también hemos dado un paso responsable, sin ningún tipo de estigmatización ideológica, invitando a los expertos del sector energético y del sector ambiental para que planteen, como lo han hecho,  la posibilidad de tener los pilotos exploratorios que permitan conciliar el principio de producir conservando y conservar produciendo.

Eso viene de la mano con haber impulsado también, en el marco a la matriz energética, una subasta de cargo por confiabilidad, donde han llegado distintas fuentes, y que ya muestran una gran revolución.

Siempre les dije a los colombianos que queríamos que en energías renovables no convencionales diéramos un salto exponencial.

Teníamos 50 megas de capacidad instalada cuándo empezó a nuestro Gobierno. Y vamos a llegar a 1.398, solamente con la asignación de la subasta de cargo por confiabilidad, a lo cual se adicionan también los proyectos que en materia de gas fueron asignados y donde ustedes vieron el sector participar, lo cual también implica otro salto importante para el sector.

Así que cuando nosotros vemos las acciones de Gobierno, y las vemos orientadas a este sector, lo vemos con la idea de un país que puede diversificar su matriz energética y que le puede abrir, sin estigmatizaciones, a todas las fuentes, el espacio que les corresponde con la responsabilidad de tener un país capaz de abastecer la demanda de energía de manera sostenible y ganarse el respeto del mundo por poder combinar todas las herramientas.

Esa es nuestra apuesta y eso es lo que yo vengo a ratificarles hoy a ustedes, apreciados amigos.

Es cierto. Hay que avanzar en otros frentes.

Es cierto tenemos que darle señales claras a la regulación. Y yo estoy seguro que el trabajo que va adelantar y que viene adelantando la Creg, para hacer esas actualizaciones regulatorias más modernas, más transparentes, más dinámicas, que generen más competencia, son adecuadas.

Yo soy consciente también que tenemos que seguir eliminando trámites innecesarios.

Yo le pedí al Ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, cuando empezó el Gobierno, y a la gran Ministra de Minas que tenemos, María Fernanda Suárez, que miráramos un principio: Estado simple, Colombia Ágil.

Cuáles son esos trámites que necesitamos digitalizar, eliminar,  racionalizar.

En lo que va corrido de nuestro Gobierno 342 trámites intervenidos,  eliminados y racionalizados. Y muchos ya están empezando a tener impacto en el sector, como usted lo decía, doctor Cabrales.

Yo quiero que en este Gobierno le demos también un estímulo importante a los vehículos limpios.  Yo fui ponente de la ley y coautor de la ley que promueve los vehículos eléctricos.

Pero yo creo que los mismos beneficios también deberían extenderse a los vehículos que estén 100% con gas natural, porque eso les da señales también correctas al mercado.

Yo creo que tenemos que hacerle una invitación al sector privado a los proyectos de autogeneración y también que utilicemos todo el conocimiento que tiene este sector para llevar a implementación proyectos de avanzada en lo que sea conocido como waste-to-energy, para hacer la transformación también de residuos hacia la producción de energía.

Estoy también de acuerdo con que Colombia necesita conciliar el desarrollo de estas energías en el marco de nuestra agenda de mitigación y adaptación al cambio climático.

Este Gobierno, en ocho meses, lanzó la primera política de economía circular en América Latina, donde tengamos principios como la reducción, la reutilización, el reciclaje integral. Pero también donde nosotros entendamos que puede haber una transformación de partículas, de residuos, en un círculo productivo, hasta su reutilización final con fines energéticos o con fines industriales.

Hemos planteado, además, una agenda para parar la deforestación.

Colombia ha venido perdiendo cerca de 200.000 hectáreas por año, en los últimos diez años y hay que parar esa hemorragia.

Y al mismo tiempo tener una agenda que nos permita hacer una reforestación integral en el país, con bosque comercial, con bosque tropical y sembrando una cultura ciudadana de protección del medio ambiente.

Esas agendas están en marcha. Esa es la Colombia que nosotros queremos construir.

Y yo quiero también hacer una referencia hoy acá.

Nosotros necesitamos conciliar esos principios de Legalidad y Emprendimiento con los logros de la Equidad.

Porque este sector hace parte de la construcción de Equidad. Ese millón 200 mil hogares o familias que siguen cocinando con leña, están expuestos a un deterioro continuo de su calidad de vida.

Y nuestro reto es poderles llevar una solución como el gas domiciliario, para que mejoren, no solamente sus prácticas, sino al mismo tiempo reduzcan la exposición a grandes riesgos.

Eso está trazado en nuestra agenda de Gobierno, está en el Plan de Desarrollo. El poderle llevar energía a esos 500.000 colombianos que no tienen hoy electricidad y empezar a llegar a las zonas remotas.

El poder sembrar una cultura de innovación social, donde haya emprendimientos que estén pensando en cómo resolver esas necesidades en los hogares.

Proyectos que ya lanzamos entre el Ministerio de Minas e iNNpulsa.

Pero lo de fondo, apreciados amigos, es que si conciliamos Legalidad y Emprendimiento, podemos construir lo que Colombia demanda.

Y nuestro Plan de Desarrollo tiene esos objetivos: sacar 1.5 millones de colombianos de la pobreza extrema; 3.4 millones de la pobreza.

Llevarles la educación universitaria gratuita a los muchachos de hogares más vulnerables, a 336.000 a lo largo de este periodo; tener 600.000 estudiantes con doble titulación; tener dos millones de niños –saltando de un millón que tenemos hoy a dos millones– con atención integral para la primera infancia; poderles llevar a 7 millones de niños, pasando de 3 millones que tenemos hoy, a 7 millones con alimentación escolar, los 180 días de jornada académica.

Esa es la Colombia que nosotros queremos construir.

Y por eso la invitación que yo le hago este sector. Porque es un sector de optimismo. Es un sector que no se deja amainar ante ninguna crisis. Es un sector que cuando ha tenido que enfrentar las adversidades se reinventa, maneja los costos de manera eficiente, forma talento.

Eso es lo que nos define a nosotros como colombianos.

Y sí, no podemos negar los retos –porque el país tiene retos– y no podemos negar las brechas.

Pero el mensaje que yo les quiero dar a los colombianos es que hay algunos que quieren llevar a que Colombia pare. Y creen que la solución ante cualquier problema es el paro.

Como si el hecho de parar hiciera que los recursos salieran del suelo o cayeran del cielo.

Como si pudiéramos traducir las angustias, las dificultades, en parar y por esa vía tratar de solucionar los problemas.

Yo creo que la solución de Colombia no es parar, es avanzar.

Colombia no puede parar de ser un país de optimismo. Colombia no puede parar de ser un país de emprendedores. Colombia no puede parar de ser un país de ciudadanos de bien. Colombia no puede parar de irrigar en todo el territorio una cultura de trabajo arduo.

Y ese es el mensaje que les quiero transmitir a los colombianos todos los días.

Mientras algunos se quieren concentrar en las agresiones, aquí estaremos presentando soluciones.

Mientras algunos quieren propiciar el debate político para destruir, aquí estamos todos para construir.

Y mientras unos siguen incentivando, a toda hora, que los reclamos se traduzcan en protestas, yo prefiero seguir en el diálogo social a partir de las propuestas.

La invitación para todos ustedes es a que ese país que está presente acá, que ha estado presente en lo que queremos desde el Gobierno, ocho meses, ocho meses cortos, con retos, pero ocho meses donde le he querido mostrar a Colombia que se debe gobernar con decencia, con transparencia. Que las acciones del Gobierno sean predecibles. Que cambiemos culturas de política. Que cambiemos las aplanadoras por la puerta trasera a un diálogo, a veces más duro, pero más necesario para fortalecer nuestra democracia.

Y estamos viendo los resultados.

Hoy Colombia está viendo cómo la inversión extranjera crece. Cómo la inversión en bienes de capital crece. Cómo el consumo minorista crece. Cómo nuestra expectativa frente América Latina crece y frente al mundo,  crece.

Yo quiero que este sector siga jugando el papel que ha jugado como motor de desarrollo, como motor de innovación. Y también seguir contando con ustedes para construir un mejor país.

Muchísimas gracias.

(Fin/gta)

Relacionadas

/Multimedia/audios/483-instalacion-congreso-naturgas.mp3
https://www.youtube.com/embed/mNkh93-jL18?rel=0